Manuel Sierra pinta en Francia un nuevo mural contra el fascismo

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El coraje de la enfermera suiza Elisabeth Eidenbenz que salvó de la muerte a 400 niños españoles durante la guerra civil, ha tenido una nueva entrega con el homenaje que le ha dedicado Manuel Sierra en la localidad francesa de Elne. El artista leonés acaba de realizar un mural, es la tercera vez, en memoria de aquella gesta humanitaria; un mural que busca también levantar su voz contra los fascismos.

Por ISAAC MACHO

Por tercer año, Manuel Sierra se ha trasladado a la localidad francesa de Elne a pintar un mural en memoria de la labor humanitaria de la enfermera suiza Elizabeth Eidenbenz, que salvó a 400 niños españoles de la más que segura muerte tras huir sus padres a Francia como única salvación en las postrimerías de la guerra civil.

La historia cuenta que al perder los republicanos Barcelona, miles y miles de personas huyeron a través de las fronteras de Irún, La Junquera y Portbou a Francia. Se habla de que en febrero de 1939 habían pasado al departamento francés de Los Pirineos Orientales más de 350.000 personas. Los exiliados fueron conducidos a las playas de Argelès-sur-Mer, a 35 km de la frontera, una zona cercada con alambre de espino.

Pero los enfermos y heridos llenaron los hospitales de la región y el gobierno galo tuvo que crear dos nuevos campos de refugiados, Saint-Cyprien y Barcarès. Como la mortalidad de los recién nacidos en los campos de refugiados superaba el 90%, la enfermera suiza, que llegaba también de atender heridos en España, buscó y encontró un edificio en Elne, de tres pisos, para ubicar allí la Maternidad.

Gestionó, junto a las autoridades francesas, la atención a las embarazadas y atendía de media unos 20 partos mensuales en las 50 camas disponibles. Las estadísticas indican que salvó la vida a 400 niños hijos de mujeres españolas y a otros 200 judíos.

En este punto entra en acción, de nuevo, el pintor Manuel Sierra. Invitado por la asociación de Descendientes y Amigos de la Maternidad de Elne (DAME), Sierra ha plasmado recientemente, en una pared de 40 metros cuadrados, su indignación contra el fascismo que estuvo presente en toda la zona con el objetivo de evitar que se produzca, de nuevo, una barbarie similar.

“Con este mural quiero contribuir a tener activa la memoria sobre lo que significa el fascismo en esta zona de los alrededores de Elne, pero también el nazismo en toda Europa. Pretendo que acciones como esta sean un observatorio para evitar que se produzca, otra vez, algo así y que los colegios hagan campañas educativas porque son los jóvenes y los niños los colectivos más influenciables y con un porcentaje no muy alto de oposición”, advierte el artista.

La pared sobre la que se ejecutó el mural este año se reservó ya en su día en el momento de la construcción del colegio público Paul Langevin con capacidad para cerca de mil alumnos de entre 12 y 16-17 años. Según el artista, se trata de un planteamiento educativo, para un centro público, cuya realización es colectiva. “Tanto su producción como su objetivo son colectivos porque el mural está motivado por un deseo y una información colectivos”, asegura.

El mural reúne imágenes de distinto significado, todas ellas basadas en elementos de lo que fue la Maternidad y que sirven para “denunciar lo que hubo allí y advertir sobre lo que puede pasar, pero revistiéndolo de esperanza porque en mi opinión es posible combatirlo”, dice.

Entre las piezas que figuran en la pared pintada destacan el propio edificio de la Maternidad, la camioneta utilizada por las mujeres que llegaban a la Maternidad, una ventana que encuadra a una madre con su vástago y diversos objetos (naranjas, cuenco de la leche…) en homenaje a los horticultores que abastecían de alimentos a la Maternidad. Asimismo, Sierra recoge los barracones donde símbolo del hacinamiento de los internos en un campo de concentración, dos chavales en alpargatas muertos de frío y unas flores que las madres bordaban en papel y se las regalaban a la enfermera en agradecimiento a su impagable labor.

“Todos los elementos de los que me nutro en el mural colectivo –aclara Sierra– son imágenes directamente relacionadas con lo que ocurrió, entonces, para que quienes se dediquen a dar charlas sobre aquellos episodios puedan decir pasó esto, esto y esto…”

El tercer trabajo artístico que el creador leonés ha dejado en Elne responde a llamada de los colectivos antifascistas y a su contrastado compromiso que históricamente forma parte de su curriculum vitae.

 

  1. Pancho

    Una magnifica obra pintada por un magnifico artista que reflexiona y recoge tiempos pasados en unos tiempos presentes donde empieza a crecer otra vez malos tiempos!

  2. Anónimo

    Han pasado muchos años y aún recuerdo tu facilidad para el arte.En la orla de magisterio ya lo reflejarse.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: