Uriarte condensa en ‘Amecer’, una miscelánea de las diferentes épocas de su obra

Juan Carlos Uriarte. Fotografía: Julia Liébana

Por CAMINO SAYAGO

El Centro del Clima de La Vid de Gordón (León) inaugura este viernes 2 de octubre, a las 18:00 horas, la exposición ‘Amecer’, de Juan Carlos Uriarte. Un recorrido, con un título en desuso, por la obra que ha expuesto el artista leonés durante los últimos años, en el que mezcla y combina  piezas de diferentes épocas para construir un nuevo relato. Pintura y escultura realizada en muchos casos con material de desecho, metal, madera y sobre todo restos de libros antiguos.

El artista leonés ha dejado claro que no tiene ninguna intención de bajar la trapa. “Esta exposición no supone una despedida, ni un cierre, a pesar del panorama desolador que la pandemia está dibujando. Estoy encantado con ella y la he hecho con mucha ilusión. Con 71 años no puedo pedir más, la vida me ha tratado bien como artista y como librero” recalca. “Cuando uno se hace mayor se va abandonando a ciertas cosas y te vuelves cómodo, pero ese segundo personaje que habita en todos nosotros te dice que te muevas, y eso es lo que he hecho, aunque no tenga necesidad de exponer. Ya sabes, somos como las actrices, nos gusta estar en el candelero”.

Hace tres años que Juan Carlos Uriarte inundó el Patio del Palacio de los Guzmanes de la Diputación de León y luego el de Espacio _E con su  particular homenaje a personajes perseguidos –científicos, músicos, pintores y sobre todo escritores-, a través de un material reciclado que tan bien conoce, los libros. En aquella ocasión optó por dar una nueva vida a las portadas de libros antiguos que intervino y seleccionó, para dar forma a la exposición ‘Los Paraísos perdidos’, un recordatorio a todos ellos, y muy en especial a Julio Cortazar y su obra ‘Rayuela’. Era la continuación de ‘Legajos’, la exposición realizada hace ya más de un cuarto de siglo, en 1992, en la desaparecida galería Centro Arte.

Ahora retorna al escenario con ‘Amecer’, una especie de retrospectiva o miscelánea de su obra, en el Centro del Clima de la Vid, comisariada por Pablo Martínez, que como indica el título, describe su contenido, ya que “amecer” un término ya desclasificado, no significa otra cosa que mezclar o combinar el orden de las cosas. Y haciendo uso de este término, Uriarte propone una selección de obras de diferentes épocas -escultura y pintura- , todas ellas con su inconfundible estilo y que formaron parte de su itinerario expositivo a lo largo de estos últimos años. “Soy un pintor un poco literario y lo que cuento son pequeñas historias. Como ves, sigo con la misma temática de siempre y para qué voy a cambiar”.

Y como no tiene ninguna intención de variar su rumbo, por eso se exhiben esculturas como Gárgolas, Caballeros medievales, su interpretación del Quijote, Unicornio, Chapapote, ictiosaurios, el libro que mata la literatura, y libro que roba los recuerdos, Paz, Zapatel, el Carro del sol… y pinturas, como sus inconfundibles legajos en los ‘Paraísos Perdidos’,  recordando a Madoz, Paracelso, la última partida, de tertulia con Cortázar, la serie del 2020, y las de gran formato dedicadas a Miguel Ángel, a través del símbolo del Renacimiento, mi pierna visión Itaca, Sabina, el Bosque animado, recuerdos de Azinaga…

Pero no serán las últimas obras que se puedan ver del artista leonés, que ya esta preparando la que será su próxima exposición en el Museo Arqueológico de León, a la que llevará gran parte de las piezas de ‘Útiles inútiles’, una colección de objetos inservibles que le han acompañado toda su vida, así como otras tres nuevas obras realizadas en cristal. Pero habrá que esperar al 2021…

Reproducimos un texto del catedrático, investigador, ensayista y veterinario, Miguel Cordero del Campillo, gran amigo del artista, fallecido en febrero de este año.

Juan Carlos Uriarte.

Uriarte

Juan Carlos Uriarte tiene, en su ya amplia obra artística, una constante que es la utilización de materiales cuyo destino podría ser el vertedero de desechos de una ciudad o, con mejor fortuna, el almacén de residuos de para reciclado selectivo en aras de la economía de recursos.Sin embargo, estos productos del despilfarro de la sociedad consumista son rescatados y, como si hubieran llegado a las manos milagrosas de un hada benéfica, cobran vida y se transforman en obra de arte. Madera, libros viejos y metales diversos, han hallado indulgencia en la mente del artista, para corporeizar seres fantásticos y simbolizar alegóricamente un mensaje dirigido a la fracción pensante de la sociedad.

Es claro que, muchas veces, el artista conforma su obra sin otro objetivo que lograr algo bello, pero otras, ponen ella una clara intención, de manera que,si en el primer caso el espectador ha de elucubrar, intentando averiguar en la criatura el mensaje del autor, en el segundo, el propósito es patente y queda simplemente la admiración estética, sin más complicaciones.

Ante la obra que titula Prestige, no es necesario averiguar qué pretende invocar Uriarte. Sin embargo, las obras de arte cobran cierta independencia al separarse de las manos de su hacedor y es entonces cuando, quienes las contemplan, puede hallar estímulos y sugerencias a veces alejadas de cuanto pudiera imaginar el autor. En este caso, a mi me sugiere la pieza el desastre ambiental causado por el naufragio del barco que llevaba tan presuntuoso nombre.Directamente, me parece un lamento ante las consecuencias de tan tremenda agresión, simbolizada por lo que me recuerdan restos degradados de un brazo con su mano, y el ave que pugna por escapar del manto oleoso que cubre las olas del mar.

Sería, por tanto, como una oración fúnebre y una protesta silenciosa.

Pero prefiero ver el lado positivo, y me imagino la incorporación de los restos de humano y brazo al ciclo de la materia de la Naturaleza, y al ave, como un signo de rebeldía, que se niega a sucumbir y, aunque la especie pague el tributo de la muerte de muchos congéneres, algunos superarán la prueba y reanudarán el ciclo (¡Natura creatrix!), pues el sol seguirá saliendo por Oriente todos los días.

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .