“La poesía leonesa y la Colección Adonáis”. Sergio Fernández Martínez

La poesía leonesa y la Colección Adonáis. Una historia revisada
SERGIO FERNÁNDEZ MARTÍNEZ
Eolas Ediciones, León, 2021, 124 pp.

Los poetas leoneses en Adonáis

Por LUIS MIGUEL SUÁREZ MARTÍNEZ
Desde astorgaredaccion.com

La colección Adonáis —y el premio que patrocina— ha constituido, desde su creación en 1943, un referente fundamental en la historia de la poesía española contemporánea. A la largo los casi ochenta años transcurridos desde su fundación su nombre ha estado vinculado a los inicios de algunos de los grandes poetas españoles del siglo XX, desde José Hierro y Claudio Rodríguez hasta el último premio Cervantes, Francisco Brines. También en esa historia del premio y de la colección los poetas leoneses han desempeñado un papel nada desdeñable.

A recoger esa contribución está dedicado el ensayo La poesía leonesa y la Colección Adonáis (2021) del joven investigador de la Universidad de León Sergio Fernández Martínez, responsable, entre otros muchos trabajos, de una reciente edición de los relatos de Felicidad Blanc, La ventana sobre el jardín. Cuentos reunidos (Sevilla, Renacimiento, 2019). En efecto, como se señala en el prólogo, este ensayo propone «un recorrido histórico por la Colección Adonáis de la mano de aquellos poetas leoneses que han supuesto un hito en las diferentes etapas de su catálogo, pero también del galardón homónimo» (p. 7). La nómina de poetas leoneses, según se aclara igualmente allí, incluye a «los nacidos en la provincia, escriban en ella o fuera de ella, y aquellos no oriundos pero que han desarrollado sus obras dentro de esta tierra» (p. 7).

El recorrido histórico se divide en ocho capítulos. El primero, el más extenso —y uno de los más interesantes— (pp. 9-30), está dedicado a la primera edición del Premio, obtenido ex aequo por Vicente Gaos, Alfonso Moreno y José Suárez Carreño. La parte inicial se dedica a esclarecer un importante detalle hasta ahora no suficientemente elucidado: la presencia en aquel primer jurado del astorgano Leopoldo Panero. Partiendo sobre todo de diversas cartas de Vicente Aleixandre y José Luis Cano, además del testimonio de este último, Sergio Fernández llega a la conclusión de que Panero formó parte del jurado, circunstancia que fue unida a la ausencia de Aleixandre, inicialmente invitado a formar parte de él. La segunda parte está dedicada al libro galardonado de José Suárez Carreño, nacido en México pero oriundo de Villamañán.

El segundo capítulo (pp. 31-50) está protagonizado por los espadañistas: Eugenio de Nora, Victoriano Crémer y Luis López Anglada (nacido en Ceuta y destinado a León en los inicios de su carrera militar, donde escribiría los dos libros publicados en Adonáis, de cuyo certamen obtendría un accésit en 1951). Es esta otra de las secciones especialmente interesantes del libro, pues en ella se reflejan ciertas polémicas —estéticas pero en ocasiones también personales— suscitadas por la revista Espadaña y por sus integrantes, en especial Eugenio de Nora, objeto de algunos comentarios nada afables de Vicente Aleixandre (pp. 33-35), comentarios de los que tampoco se libra en alguna ocasión Victoriano Crémer (pp. 33-34).

Antonio Gamoneda (pp. 51-54), cuyo primer libro será finalista del premio en 1959, César Aller y Antonio Pereira (pp. 55-69), y Antonio Colinas, accésit de 1972 con Preludios a una noche total, ocupan los tres siguientes capítulos. El recorrido por el siglo XX se completa con «Los años ochenta y la renovación» (pp. 75-85), donde encuentran cabida Vicente Presa, Juan Carlos Mestre —premio Adonáis en 1985 con Antífona del otoño en el valle del Bierzo—, Luis López Álvarez y José Luis Puerto.

El cambio de siglo (pp. 87-102) trae consigo un curioso detalle: la historia leonesa del Adonáis está a partir de este momento protagonizada exclusivamente por nombres femeninos: Ana Merino —que obtiene el galardón en 1994—, Mercedes Castro —Premio González de Lama 1995— y María de los Ángeles Basanta [finalista] en la década de los noventa; e Ana Isabel Conejo, Raquel Lanseros, Pilar Blanco —Premio Internacional San Juan de la Cruz 2006—, Ruth Miguel Franco y Camino Román en el nuevo siglo. A ellas se suma Alba Flores Robles, premiada en 2017, protagonista del último capítulo (pp. 103-108), hasta ahora, de esa fructífera relación de la poesía leonesa con el certamen.

Este breve recorrido histórico incluye, además de una breve presentación de los autores y sus libros, una mínima muestra de poemas representativos de los libros premiados. Precisamente, la «Adenda» (pp. 109-110) que cierra el ensayo transcribe una carta de Luis Jiménez Martos, director de la colección, a Antonio Pereira en la que sugiere al escritor villafranquino la elaboración en la provincia de una antología de los poetas leoneses, «naturales y adoptivos», que forman parte de Adonáis. De manera que el trabajo de Sergio Fernández ha venido a cumplir aquel proyecto.

El volumen se completa con el apartado de «Notas» (pp. 111-113), la relación, ordenada cronológicamente, de los «Poetas leoneses en la Colección Adonáis (1943-2020)» (p.115), una breve «Nota del autor» (p. 117) y una «Nota de la editora (pp. 119-122), en la que se señalan algunos detalles del contexto en que fraguó este trabajo, integrado en la colección «Libros a cuentagotas» de la editorial Eolas. Como aquí se indica, el enfoque que se ha pretendido dar al ensayo es sobre todo divulgativo, fin que cumple perfectamente. Y asimismo deja abierto el camino a otro trabajo más extenso —incluso más académico— sobre este interesante capítulo de la literatura leonesa.

Sergio Fernández Martínez.

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .