El eterno encanto de ‘Jhonny B Goode’, de qué va y de dónde viene 

Era marzo de 1958 cuando Chuck Berry publicó este emblemático tema que perdura y perdura.

Por CARLOS DEL RIEGO

Como en cualquier rama del arte, en la del rock & roll hay piezas señaladas, esas que tienen un significado que va más allá de lo puramente artístico. Una de ellas es el ‘Johnny B Goode’ de Chuck Berry, que nunca pasa, siempre aparece, siempre es un buen recurso, siempre está presente. Salió en marzo de 1958 y ‘sólo’ alcanzó el número ocho en las listas estadounidenses. Han pasado 64 años y todo en ella, desde la entrada al estribillo, han sobrepasado todas las fronteras. Su letra cuenta mucho de su autor. 

‘Johnny B Goode’ ha sido catalogado como un cuento estadounidense sobre cómo pasar de la pobreza a la riqueza y la fama. Sin embargo, no es fantasía o imaginación, ya que es como una narración libre de los primeros años de su autor. Lógicamente, hay diferencias evidentes entre Chuck y Johnny. Berry era de San Luis, Missouri, mientras el protagonista del tema era de Luisiana. En el texto se explica que Johnny “nunca aprendió a leer o escribir tan bien”, pero Chuck recibió una buena formación; de hecho tenía un diploma de peluquería y cosmética, y por eso fue descubierto por Muddy Waters mientras trabajaba como esteticista en San Luis. En lo que sí coinciden la canción y su autor es en que Berry empezó tan pobre como cualquier negro del sur, y todo se lo debe a su talento musical. Según los biógrafos del artista, eso tan famoso de “go Johnny go” era el modo en que su madre le animaba a trabajar y perseverar.

Importantes son los lugares y ubicaciones que se mencionan en la canción. Charles Edward Anderson Berry la escribió estando de gira por Nueva Orleáns; el joven artista estaba emocionado, encantado de tocar en un lugar tan relacionado con la esclavitud y, por desgracia, con el racismo. El verso en el que explica que Johnny B Goode vivía “en lo más profundo de Luisiana, cerca de Nueva Orleáns” se basa en uno de Muddy Waters que dice “Bajando por el camino de Luisiana, detrás del sol”.

Otro de los versos significativos del texto de la canción describe la casa de Johnny, “en el bosque, entre los árboles de hoja perenne,  había una cabaña de troncos hecha de tierra y madera”. Berry no vivió en esa casa, pero sí debió vivir su bisabuelo (seguramente un esclavo), pues así se lo contó su madre. En su biografía explicó que deseaba “revivir esa época”.

¿Y por qué el protagonista de la inmortal melodía se llama como se llama? Seguramente el apellido procede de la calle donde Chuck vivió su infancia, en la ‘Goode Street’ en San Luis. En cuanto al nombre del personaje, al parecer fue un homenaje al pianista Johnnie Johnson, el cual más tarde incluso demandó a Berry, al que acusó de no reconocer su ayuda en algunas de sus canciones más exitosas; la demanda fue rotundamente desestimada.

Pero Chuck trató de identificarse con Johnny, pues el texto original hablaba de él como un ‘colored boy’, un chico de color, sin embargo, en el texto definitivo habla en el cuarto verso de un ‘country boy’, un chico de campo. Ese cambio, según diversas fuentes, se debió a que no quería de ningún modo suscitar polémicas raciales; en ese sentido, el propio Berry declaró que el cambio se debió a cuestión comercial, ya que con ‘colored boy’ hubiera tenido muchísima menor difusión en las radios estadounidenses que con ‘country boy’. Además, en aquellos últimos años cincuenta las tensiones raciales eran cotidianas, sobre todo en los estados del sur, e incluso los linchamientos de negros aún eran corrientes en el más profundo sur, rancio y cavernícola. Por eso, de haber mantenido el ‘colored boy’, el tema hubiera sonado muy poco en las emisoras de radio.  

El ‘Johnny B Goode’ se grabó en los Chess Studios de Chicago, donde grandes ‘bluesmen’ grababan sus canciones y, luego, muchos pioneros del rock & roll; no puede extrañar que Chuck adaptara sonidos, recursos e incluso frases y líneas melódicas del blues para construir el nuevo estilo. Por ejemplo, la célebre entrada es casi un calco de la de ‘Ain’t that just like a woman’ (1946) del saxofonista y director Louis Jordan, y otras partes están claramente inspiradas en el ‘Strollin’ with bones’ (1950) de T- Bone Walker.

Cientos y cientos de versiones (imposible saber la cifra exacta) de ‘Johnny B Goode’ han sido grabadas (en vivo o en estudio), pues rarísimo es el grupo o solista, gran estrella o aficionado que se ha resistido a gritar “go Johnny go”: desde ACDC hasta Elvis Presley, desde Beach Boys hasta Stray Cats, Jerry Lee Lewis, Elton John, John Lennon, Judas Priest, Lynyrd Skynyrd, Sex Pistols, Rolling Stones, Jimi Hendrix, Green Day, Santana

Chuck Berry murió en marzo de 2017, pero ‘Johnny B Goode’ vive desde marzo de 1958. Y sigue absolutamente presente, sea en el repertorio de miles de grupos en todo el mundo o en el cine y la televisión, en la publicidad, en la literatura, en el cómic… Chuck y Jhonny siguen vivos y en plena forma.     

Visita el blog de Carlos del Riego.   

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.