Para no olvidar a Miguel Suárez / «Camarada de los tiempos clandestinos»

Andrés Trapiello, Karlotti y Miguel Suárez, en una imagen retrospectiva.

Siguen sumándose voces para recordar y despedir al gran poeta Miguel Suárez, que falleció el 30 de septiembre de 2022 en el domicilio familiar de La Valcueva (León), donde residió durante los últimos años. En esta ocasión, las de sus viejos amigos Roberto y Juan Carlos Valle, ‘Karlotti’, que es quien nos ha dejado este mensaje: «Adjunto dos palabras mías y el poema de Roberto San Geroteo a raíz del perseverante adiós del Ruinas, de mi querido amigo, camarada de los tiempos clandestinos. Haré llegar un poema mío más tarde».

:: UN TEXTO DE KARLOTTI

Conspirábamos en aquellos días, que he nombrado como los luminosos tiempos oscuros, conspirábamos entre las alegrías y las tristezas, levantábamos los días uno a uno, los días venían con las noches bajo el brazo, y habitábamos desde muy temprano, el tiempo.

Había una calleja siempre acurrucada para esquivar la penuria, al fondo de esas noches en ascuas, siempre un farolito, encendido y abierto, al cual llegábamos desde un largo adiós inconsumible como los poemas que dibujábamos en servilletas que se perdían entre los amores compartidos.

La radiante penuria jamás nos impidió, al contrario, nos agasajaba con prodigiosos festines en los cuales dejábamos las risas y las penas en los puros huesos.

Ahora es Miguel, el que llegando a la Aldea alada del corazón, deja la puerta abierta de la cocina donde Andrés, Fernando, Pinho, Hoss, Miguelito, Gvich, Pedro, Pipe, Manolo, Nacho, Agustín, Piquero, Robert, Pablo… avivan las pérdidas, y no dejan de hacernos jugarretas con los recuerdos y, con un golpe de dados, nos convocan.

:: UN POEMA DE ROBERTO SAN GEROTEO

Este cansancio carnal
cuando muere uno de nosotros
después de tanta muerte
a pesar de no hablar
ni verse desde hace años
esta desidia tan íntima
que se apodera despacio
de los huesos de las manos
de la mirada de la voz
por no saber ya a donde dar
con la palabra ni con los labios.
Desde hace tiempo ya
es otra la soledad
quiero decir la de uno
y la que compartimos
cada vez menos
y poco a poco nos va royendo
sin remedio ni esperanza
a pesar de esa cosa intacta
que ya no sé nombrar
y siempre nos ha reunido.

(París 4 de octubre 2022)

Miguel Suárez, a la izquierda, con Roberto San Geroteo, en una foto tomada en La Valcueva, en los años 90, por Karlotti.

2 Comments

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.