La obra de la pionera del arte conceptual en Latinoamérica, Teresa Burga, recala en el MUSAC

Vista de la exposición «La equilibrista» . Teresa Burga. MUSAC.

Por CAMINO SAYAGO

El MUSAC inaugura este sábado 26 de noviembre la primera exposición en España de la artista peruana Teresa Burga, pionera del arte pop y conceptual en Latinoamérica. Bajo el título “La Equilibrista” la muestra, que permanecerá hasta el 28 de mayo, se centra en el dibujo y alberga un centenar de piezas realizadas entre los años 60 y hasta los últimos días de su carrera. La entrada al museo es gratuita durante todo el fin de semana y el sábado a las 19:30 y el domingo a las 18:00 horas, como es habitual, tienen lugar las visitas guiadas.

“La equilibrista” es la primera individual en España de la artista conceptual Teresa Burga (1935 (Iquitos) Lima (2021). Fallecida el pasado año a la edad de 86 años, fue una de las grandes precursoras e introductoras en Perú y en América Latina de los nuevos lenguajes artísticos de finales de los años 60, Tal como el Pop Art, el Op Art, el arte conceptual o las instalaciones.

Comisariada por Helena López Camacho, junto a  Janneke de Vries, la muestra realizada por el MUSAC en coproducción con Weserburg Museum für moderne Kunst (Bremen, Alemania), incluye la mayor selección de obra en papel de la artista expuesta hasta la fecha, un centenar de dibujos, junto a piezas en otros medios como instalación, escultura o mural, realizadas desde los años 60 hasta los últimos años de su carrera. “Esta exposición pretende recuperar esta figura singular, pionera, Una figura innovadora y experimental que tuvo el privilegio de conocer las primeras vanguardias artísticas gracias a residir en Paris (entre1960 y 1962) y en Chicago (1968) y que a su regreso a Perú en 1970 estuvo muy activa en su escena artística, pero que sin embargo permaneció ensombrecida durante años aunque salió a la palestra al final de su vida”, explica su comisaria. De hecho, Teresa Burga (Iquitos, 1935-Lima, 2021) es creadora y muy permeable, junto a otros jóvenes artistas del grupo Arte Nuevo (1966-1968), de las nuevas formas de expresión que arrancan de Estados Unidos y empiezan a tener presencia en el contexto internacional, del cual no escapa América Latina. “Fue una de las precursoras en Latinoamérica de estos nuevos lenguajes, y por su defensa pago un alto precio, ya que la crítica  y  el sector académico y cultural más tradicional del país no supo entender estas propuestas artísticas. A ello se suma una circunstancia social y política, como es el golpe de estado que padece Perú en 1968 y que continúa hasta 1980, que limita y ahoga ciertas libertades y hace que Teresa Burga y otros artistas sean vetados en el circuito artístico nacional”. 

La singularidad de esta exposición y dentro de su trayectoria es que ella no cesa de crear obra. Y el dibujo es la única disciplina que desarrolla desde el principio de su carrera hasta el final de sus días. “Entre 1970 y mediados de los años 80 realiza el corpus de obra más conocido a día de hoy, unas propuestas de una alta abstracción  figurativa, con un planteamiento conceptual lleno de registros científicos, sociológicos y anotaciones”, detalla su comisaria.

Teresa Burga en Galerie Barbara Thumm (2012). Foto: Nici Wegener. Cortesía Galerie Barbara Thumm, Berlín.

Pero no es hasta mediados de los 2000 cuando se la estudia y recupera por parte de la historiografía del arte moderna: “Afortunadamente en 2006 dos jóvenes historiadores peruanos a la búsqueda de obra susceptible de ser incorporada en una exposición colectiva  centrada en el Grupo Arte Nuevo descubren un ingente corpus de obra realizada en la intimidad del hogar que empieza a ser incorporada a la escena artística en Perú, pero que da el salto al ámbito internacional”.

En los últimos años de su carrera, Teresa Burga contó con el reconocimiento de la crítica y con numerosos proyectos a nivel internacional. Incluso llegó a saber que su obra se iba a exponer en el MUSAC, pero desgraciadamente no ha podido verla. “Para mí como comisaria la alegría que me queda”, explica Helena López Camacho, “es que desde el 2006, después de un trabajo tan intenso en la intimidad del hogar y de tanto rechazo y tanta crítica por el mundo cultural, desde el 2006 al 2020 pudiera experimentar en vida y en primera persona este reconocimiento a nivel nacional e internacional, por lo que ella apostó y no cesó de hacer”.  Aunque no se ha podido contar con la artista hasta el final, si con el historiador Miguel A. López que fue uno de los descubridores de su obra junto con Emilio Tarazona en 2006, que es el mayor especialista de su obra, que va a escribir en el libro que estamos coeditando. También con los herederos, con una hermana que sigue viva y que ha estado presente y muy receptiva y sobre todo la Galería Bárbara Thumm, de Berlín,  que empieza a trabajar en vida con ella en 2011 y es un poco la responsable en la actualidad de mantener lo que ella deseaba para su obra”.

Un rico y variado corpus artístico

Teresa Burga desarrolló una obra en la que combina modernidad y tradición en el aspecto formal, en una producción que incluye dibujos, esculturas de naturaleza pop, instalaciones, pinturas murales, partituras visuales o diagramas y esquemas para la realización de instalaciones y performances. Un rico y variado corpus artístico con una marcada impronta de la tradición peruana en el uso del color y en cuyos temas subyace un fuerte compromiso social y crítica de la herencia colonial de Perú, la realidad política y social del país o la situación de la mujer. No en vano sus obras han sido leídas en clave de mapa sociológico, político y como defensora de los derechos de la mujer y los postulados feministas. Su producción se ve enriquecida a nivel formal e intelectual por los postulados de las nuevas corrientes artísticas y vanguardias occidentales, que se traducen en una obra de marcado carácter conceptual, una prolífica combinación que le hace ser reconocida como precursora de la modernidad en su país y en Latinoamérica. 

La Equilibrista

La equilibrista reúne la mayor selección de dibujos de la artista expuesta hasta la fecha, realizados entre 2012 y 2020 y representan los motivos que la artista repite y replica una y otra vez en su obra, que no es nada más que su realidad inmediata, la realidad humana y social que la circunda en el contexto más cercano de Perú pero también en el ámbito internacional. “Se pueden ver las copias de dibujos infantiles, escenas de mercado, de carnaval, campesinos cuzqueños, obras centradas en la arquitectura, en los seres humanos que habitan esos espacios y sin duda en la mujer, que fue uno de los motivos que más representó”.  Dibujos, que como ella misma reconoció, muchos de ellos eran planteados y esquematizados por ella misma, pero que eran sus compañeras de trabajo de aduanas, en 1974, las que acaban coloreándolos.

Por otra parte, además de obra gráfica, se exhiben objetos escultóricos en forma de prisma realizados en 1968 y de inspiración Pop; un autorretrato en forma de instalación de los años 70 “Untitled (Heartbeat machine)” (1970-2018), con un electrocardiograma y el sonido del latido de su corazón; un dibujo mural de gran formato concebido en los años 90 y una escultura “Mano mal dibujada” (2012-17), como plasmación de la crítica que la acompañó toda su vida.

El título del proyecto, La equilibrista, proviene de un pequeño dibujo realizado por Teresa Burga en 2020, unos meses antes de morir, y representa a una figura femenina en delicado equilibrio caminando por una delgada cuerda suspendida sobre un damero reticulado -otro motivo recurrente en su producción- y que podría considerarse un autorretrato de la propia artista. “Este dibujo es el centro de la exposición que Teresa desarrolla en múltiples lenguajes artísticos. Hemos hecho una selección de obra que comprende un marco cronológico entre 1966 y el 2020, con esta última obra realizada en una fecha próxima a su fallecimiento en la que el dibujo atraviesa toda la praxis”.

Burga fue una de esas mujeres y artistas que supo sortear las dificultades y el rechazo del arte más academicista para desarrollar una obra fiel a sus creencias. Fascinada por el pop art, el arte pop y especialmente por el arte conceptual que le hace dar un cambio radical en su obra. Un cambio motivado principalmente como ella ha reconocido en vida por llegar a conocer la obra de Marcel Duchamp “La Fontaine” (La Fuente). “Ella ve en esta obra un urinario industrial acompañado de la firma y la fecha del propio Duchamp y entiende perfectamente que el artista es quién concibe la obra y no tanto quien la materializa, y toma la decisión de abandonar la pintura. A partir de ahí toda la obra que realiza y que arranca en 1968 antes de dejar Estados Unidos es conceptual y tiene ese componente de ser concebida por ella pero no necesariamente materializado por ella”.

El diseño expositivo ha sido concebido junto al estudio de arquitectura Estudio Animal, y subraya el carácter experimental y lúdico presente en la obra de Teresa Burga.

El proyecto se completa con una publicación que se presentará a finales de año, centrada en la obra gráfica de la artista que profundiza en los aportes teóricos y plásticos de Teresa Burga a través de una amplia selección de imágenes, tres textos de Miguel A. LópezIssela Ccoyllo y Helena López Camacho; y una crono-biografía de la artista. 

Actividades durante el fin de semana inaugural

  • Sábado 26 de noviembre, 19:30 h. Visita inaugural con Helena López Camacho, co-comisaria
  • Domingo 27 de noviembre, 18:00 h. Visita monográfica a La equilibrista
  • Entrada gratuita 26 y 27 de noviembre

 Información práctica

  • Título de la exposición: La equilibrista
  • Artista: Teresa Burga
  • Exposición coproducida con Weserburg Museum für moderne Kunst (Bremen, Alemania)
  • Comisariado: Janneke de Vries, Helena López
  • Fechas: 26 de noviembre de 2022 – 28 de mayo de 2023
  • Lugar: MUSAC. Sala 1
  • Inauguración: sábado 26 de noviembre 19:00 – 21:00 h.
  • Horario: martes a viernes de 11:00 a 14:00 y 17:00 a 20:00 h. / Fines de semana y festivos: 11:00 a 15:00 y 17:00 a 21:00 h. / Lunes cerrado (incluido festivos).

Actividades relacionadas

  • Visita inaugural con Helena López Camacho, co-comisaria. Sábado 26 de noviembre, 19:30 h.
  • Conversación en torno a la obra de Teresa Burga con Agustín Pérez Rubio, comisario independiente. Jueves 9 de marzo 2023, 18:30 h.
  • Visitas monográficas: Domingos 27 de noviembre y 4 de diciembre de 2022 y 5 de marzo, 2 de abril, 23 de abril y14 de mayo de 2023a las 18:00 h.
  • Visita simultánea en Lengua de Signos Española y hablada. Viernes 13 de enero 2023, 19:00 h.
  • Visita en familia. Domingo 15 de enero, 12:00 h.

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.