Las siete maravillas del mundo leonés / #7 / Control de gálibo

Por LUIS GRAU LOBO.— El autor continúa con su sección de opinión veraniega, titulada “Las siete maravillas del mundo leonés”: “(…) Este edificio se transfigura en caja de resonancia perfecta de la creación contemporánea, con su liviandad y gravedad unísonas, su armonía cromática, un paradigma implícito y explícito que arraiga en el pasado, concretamente en la catedral de León…”

Las siete maravillas del mundo leonés / #5 / Rien ne va plus

Por LUIS GRAU LOBO.— El autor continúa con su sección veraniega titulada “Las siete maravillas del mundo leonés”: “—Ejem, ejem. ¿Se me oye? ¿Sí? Podemos empezar. Gracias por vuestra presencia. Esta es una convocatoria ilusionante, uno de esos días en que los políticos nos aplaudimos a nosotros mismos por servir a los ciudadanos. Ejem. Una encrucijada de caminos, un nudo gordiano, una espada de Damocles, ya me entienden…”

Las siete maravillas del mundo leonés / #4 / Memorial del convento

Por LUIS GRAU LOBO.— El autor continúa con su sección veraniega titulada “Las siete maravillas del mundo leonés”: “A la busca de refresco para la canícula convendrán en que los monasterios españoles son lugares frescos: el frío es lo que mejor guardan. Lo lamentaba Quevedo después de que, en paños caseros y sin explicación previa o posterior, lo trajeran a San Marcos de León a purgar su lengua, tan retorcida como, en ocasiones, venal…”

Las siete maravillas del mundo leonés / #3 / Siestina en la sixtina

Por LUIS GRAU LOBO.— El autor continúa con su sección veraniega titulada “Las siete maravillas del mundo leonés”: “(…) Déjate de libros, mira esta otra web, dice que además este sitio fue la cuna del parlamentarismo. Hala. Ríete tú de los griegos, los ingleses, la revolución francesa y no sé qué habla también de unos vikingos. Todo falso. En este mismo sitio fue…”