El loísmo

LOPor SERGIO JORGE

El loísmo consiste en utilizar los pronombres átonos lo y los como complemento indirecto, pese a que su uso normativo sólo lo permite como complemento directo.

Es decir, en expresiones en las que tendría que utilizarse le o les, se usa lo o los, por lo que se cae en un error gramatical. Un ejemplo de mala utilización es el siguiente: “Lo di mi carta a mi padre”. Lo correcto es: “Le di mi carta a mi padre”.

Es el uso incorrecto de los pronombres átonos menos frecuente, ya que el leísmo y el laísmo es más habitual. Aún así, tal y como se asegura desde la RAE, comenzó a extenderse desde Castilla.

De nuevo, la clave para el uso correcto de le y les en vez de lo y los cuando se trata de complementos indirectos es saber a ciencia cierta si el verbo es transitivo o intransitivo.

Acerca de Sergio Jorge

Fundador y coeditor de Tam Tam Press. Más en @sergiojorgeLNC.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: