Chus Pato, poeta de la República de Sitio Distinto

Chus Pato. Fotografía: Andrea Costas.

Chus Pato. Fotografía: Andrea Costas.

Por ELOÍSA OTERO

No, el paraíso no es la infancia, el paraíso es la
animalidad; es el paraíso lo que perdimos”.
Chus Pato

1-Ana_Gorria

Ana Gorría.

La obra de Chus Pato —poeta de la República de Sitio Distinto (expresión acuñada hace años por Antón Reixa que viene aquí que ni pintada) y una de las grandes voces gallegas de nuestro tiempo— va abriéndose camino en inglés y en español. Las últimas traducciones de dos de sus libros a esta última lengua llevan la firma y un prólogo de la poeta Ana Gorría; se trata de ‘Hordas de escritura’ seguido de ‘Secesión’, ambos en un solo volumen de más de 200 páginas editado por el sello madrileño Amargord.

En el prólogo, Ana Gorría apunta cómo ambos libros proponen “una mirada capaz de subvertir desde el espacio enunciativo del poema atendiendo a una hermosa y lúcida reflexión poética alrededor de la condición humana, el espacio de la enunciación femenina frente a los relatos articulados desde una posición androcéntrica y activando los códigos arqueológicos de la enunciación poética”.

“La voz, el lenguaje, un poema trabajan para nosotros”, escribe Chus Pato en Secesión.

Para Gorría, Chus Pato apuesta por la “construcción de un nuevo relato” que “desmonta y amplia el diálogo entre lo universal y lo particular”, al igual que otras brillantes poetas gallegas como Olga Novo, María do Cebreriro, Estíbaliz Espinosa o Ana Romaní, por citar solo algunas entre la diversidad de voces femeninas que destacan en la actualidad de esa lengua hermana. Poetas que no solo trabajan “sobre los espacios de codificación histórica y las imágenes heredadas”, sino también sobre “una reflexión y ampliación de los códigos literarios a través de múltiples estrategias retóricas y poéticas que tienen como último fin subvertir la noción de género literario en aras de una condición expandida de la palabra, que amplía ontológicamente los espacios de enunciación”.

La dignidad literaria de Chus Pato, en ese sentido, es la de “ser una poética rigurosa y exigente”, en un “espacio de pensamiento poético capaz de subvertir los patrones habituales de pensamiento, los hábitos codificados”, prestando especial atención “a la caracterización de la diferencia (el ser gallego, el ser mujer)”, creando “una memoria íntima a partir de la intrahistoria personal que, en virtud de la belleza del poema, es capaz de conmovernos y de sacudirnos”… Una poesía que “se empeña en hablar al corazón frente a los usos y abusos de las retóricas instrumentales” y “cuya piedra de toque es la emoción”.

“El poema dice la identidad, cuando la estrella nos lleva hasta una potencia de la lengua que es identidad, contra los sueños y los sepulcros”, anota Chus Pato. Añadimos aquí algunos fragmentos de ‘Mientras escribo’ (una de las partes del libro Secesión, bajo la forma de un diario), donde la autora reflexiona alrededor de lo que puedan ser la lengua, la literatura, la poesía y los poetas.:

“Tal vez poeta es aquel, aquella que hace concordar su disposición con la identidad de un idioma, de cualquier idioma, pronuncia el mundo pero sus declaraciones no convergen con el mundo.
Quizás (¿psicología?) ser poeta sea hacerse cargo de la cesura, constituirse en secesión, en esta imposibilidad que tienen las lenguas para que confluyan las cosas y las palabras. Un poeta asevera yo       yo es un lugar despoblado, un silencio, un corte, una distancia”.

(…)

“Un idioma danza sobre este borde, aúlla en el desierto, sobre esta independencia.
Un poeta es lo más parecido a una privación de la lengua que se pacta. El idioma pasa a través suyo —como caminamos un campo abierto— pasa por lo inorgánico, por la república vegetal, aplaca a las bestias, hechiza, sosiega.
Despéjame / este drama / lóstrego oscuro          (tú).”

(…)

“Las palabras de la Literatura solo se acomodan con el alarido del dolor, con el alarido del placer.
La consistencia de un poema no puede ser medida más que por esa concordancia con la materia.
Articular el alarido, introducirlo dentro de las palabras, esa explosión. No poder, aproximarse, hacerlo.
El poema es la política futura.
La política futura es lo real.
Lo real son los habitantes del poema.
Los habitantes de la Literatura son anónimos, un pueblo futuro.”

(…)

“Una poeta empeña su vida en escribir poemas solo para que algún verso, algún pequeño fragmento entre en la memoria y en el sueño del idioma.
Como un cataclismo o un esplendor sea recordado su nombre (Ferrín, Novoneyra, Holderlin, Rosalía) o el título de algunos de sus libros, una porción minúscula para reconstruir la vista o la palabra mínima que renueve la clave sónica de la lengua

y la hiedra que tapiza las paredes
la vegetación en el suelo del corazón
florecen.”

Como dice una de las citas que abren ‘Hordas de escritura’, de Friedrich Schlegel: “La poesía es un discurso republicano: un discurso que es su propia ley y su propio fin, en el que todos los integrantes son ciudadanos libres y con derecho a voto”. Aunque, como escribe Chus Pato, “hay otras perspectivas, desde luego”.

“Podría ser así: de una orilla una imposibilidad de escritura, de otra una potencia de escritura (son simétricas como las alas de una mariposa), en el medio
Yo: Yo es una grieta. El poema inventa lo que no concuerda, solo es leal a su propia independencia y hermosura.”
(De ‘Hordas de escritura’)

Aunque nació en Ourense, Chus Pato reside en Lalín, donde trabaja como profesora de Geografía e Historia en un instituto público. Es una de las figuras más innovadoras, destacadas y de mayor proyección internacional de la poesía gallega contemporánea. Comenzó a publicar poesía en 1991 con Urania, a lo que seguiría en 1994 Heloísa, en 1995 Fascinio (con una 2ª edición en 2010), y en 1996 Nínive, que fue galardonado con el Premio Losada Diéguez de Creación Literaria. A continuación publicó El puente de las potras (1996), que conseguiría una segunda edición diez años más tarde. Del año 2000 es m-Talá, del 2003 Charenton, y de 2008 Hordas de escritura, que volvió a conseguir el Premio Losada Diéguez y también el Premio de la Crítica Española. Sus últimos títulos originales son Secesión (2009) y la antología sonora Nacer é unha república de árbores (Cumio. Pontevedra, 2011).

Existen hasta cinco volúmenes de su obra con traducciones al inglés a cargo de Erín Moure, que fueron saliendo desde 2003 a 2012 sobre todo en el Canadá. En castellano cuenta con la antología Un Ganges de palabras (2003), traducida por Iris Cochón; también está Heloísa (1998) en versión de Xosé Manuel Trigo; m-Talá vio la luz en 2009 en Buenos Aires traducido por Teresa Arijón y Bárbara Belloc, y Hordas de escritura seguido de Secesión lo hizo este año en Madrid traducido por Ana Gorría. La obra de Chus Pato está incluida en antologías de ámbito nacional, estatal e internacional, y ha sido invitada a los festivales internacionales de Barcelona, Rosario, La Habana, Buenos Aires, Bratislava, Rotterdam y Felix de Ambëres.

Más información:

Acerca de Eloísa Otero

Periodista y escritora leonesa.

  1. viktorgomez

    esta es poesía necesaria…

  2. Pingback: Chus Pato | As escollas electivas

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: