Carolee Schneemann y Concha Jerez, pioneras en la reivindicación de la mujer, en el Musac

José Ramón Alonso, José Igés, Concha Jerez y Annabelle Tenezé

José Ramón Alonso, José Iges, Concha Jerez , Annabelle Tenezé y Manuel Olveira, Foto: Eloísa Otero

Por CAMINO SAYAGO

El Musac abre al público este sábado 19 de julio dos nuevas exposiciones monográficas que revisan el trabajo de dos mujeres artistas, cruciales para entender el arte contemporáneo del siglo pasado: la norteamericana Carolee Schneemann, que es la primera vez que exhibe su obra en España, y la canaria Concha Jerez. Mientras que Schneemann, en “Obras de Historia”, se centra en los discursos sobre el cuerpo, la sexualidad y los géneros en las artes visuales, Jerez propone en “Interferencias en los medios” desmontar los discursos que los medios de comunicación producen y su poder para adecuar la realidad a sus propósitos.

Son dos muestras de carácter retrospectivo. En el caso de Carolee Schneemann (Pensilvania, EE.UU, 1939) se radiografía toda su producción y en el caso de Concha Jerez (Las Palmas de Gran Canaria, 1941) se centra sólo en una pequeña parte de su extenso trabajo.

Ambas comparten una misma generación, la de los sesenta, pero pertenecen a contextos culturales y posiciones estéticas diferentes. La norteamericana, muy conocida por sus tesis feministas en EE.UU –aunque esta retrospectiva está más ligada el pacifismo–, y Concha Jerez, un nombre imprescindible en la corriente conceptual española.

Estas diferencias y similitudes exponen una mirada lúcida sobre la producción artística de las décadas de los sesenta y setenta, un periodo de transformación en los lenguajes artísticos. Y son básicas para entender el arte contemporáneo del pasado siglo. Ambas se esforzaron por romper los patrones establecidos como guía de las nuevas generaciones de artistas. “Las dos fueron pioneras en la reivindicación de la figura de la mujer y en su obra atienden a los medios y mantienen un compromiso con sucesos y hechos históricos” destaca el director del Musac, Manuel Olveira.

“Obras de historia”, la primera individual en España dedicada a Carolee Schneemann, ahonda en su compromiso con el registro de la historia en el momento en el que sucede. Permanecerá hasta el 7 de diciembre de 2014. Está comisariada por Annabelle Ténèze.

“Interferencias en los medios” es un proyecto específico de Concha Jerez para el Musac, comisariado por Alicia Murría y centrado en una parte de su extensa producción, relacionada con la prensa y los medios de comunicación. La muestra se podrá visitar hasta el 6 de enero de 2015.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 Feminismo, pacifismo y activismo político

“Obras de historia” reúne treinta obras en distintos soportes: yuxtapone performances filmadas y collages con proyecciones o instalaciones, acompañadas de una selección de dibujos y fotografías. Y aunque no está organizada de forma cronológica, se puede apreciar su compromiso: todas las piezas inciden en la reacción de la artista ante acontecimientos históricos de los que fue testigo. Una forma nueva y especial de abordar el género tradicional de pintura de historia.

Muy relacionada con el body art, la performance y el vídeo, Carolee Schneemann fue una de las primeras artistas que defendieron el arte realizado por mujeres. Y aunque siempre se ha considerado pintora, también fue de las primeras en echar mano del vídeo, el cine, el happening y la performance.

En su obra explora la naturaleza política del cuerpo y el lugar que ocupa la mujer en la sociedad, generando nuevos discursos sobre el cuerpo, la sexualidad y los géneros. La artista se reapropia del cuerpo de la mujer, que había estado a disposición de la mirada masculina. La participación del público en sus obras nunca dejó indiferente.

También es esencial en su obra el registro y la reacción del momento en el que ocurren los hechos que formarán parte de la historia. Desde obras como su performance “Meat Joy” (1964) y otras obras de la década de 1960 que reflejan su oposición a la guerra de Vietnam, hasta su postura ante los conflictos en Líbano durante la década de 1980 y, más recientemente, sus reacciones ante los ataques terroristas del 11-S en 2001 con obras como “Terminal Velocity”.

Para sus trabajos utiliza archivos de los medios de comunicación que luego recompone como collage de forma crítica, lo que le permite mostrar otra cara de la información.

Su postura como pacifista y activista política se forjó en 1965, con su película-collage “Viet Flakes”, en la que se reapropiaba de imágenes recientes de la guerra de Vietnam sobre un ”collage sonoro” compuesto por James Tenney, en el que se mezclaba pop, música clásica y música vietnamita.

El lenguaje, el sonido y la palabra

Pionera del arte conceptual en España, Concha Jerez forma parte de la primera generación de artistas que se adscribe a esta tendencia, al unísono con el movimiento Fluxus y el grupo español ZAJ.  Cuenta con una producción muy dilatada, no sólo por el tiempo transcurrido -recorre cuatro décadas desde los años setenta- sino también por su activa práctica artística. Son innumerables las obras que ha realizado, tantas como los registros formales y técnicos que ha utilizado a lo largo de su trayectoria: el lenguaje, la palabra y el sonido confluyen en toda su producción. Otros registros que utiliza son la imagen en movimiento, el texto impreso y el trazo, el silencio, la acción y la performance, la imagen fotográfica, la instalación, el objeto o las obras intermedia.

También ha realizado trabajos para la red y obras radiofónicas, estos dos últimos medios en colaboración con el artista, teórico y compositor José Iges, con quien ha desarrollado diversos proyectos internacionales.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Concha Jerez no aspira a trazar una crónica del presente ni a documentarla, sino a poner de relieve su complejidad a través de la duda. En los temas de calado social recurre a mecanismos conceptuales a través de ideas como paisaje y laberinto, medida y límite, tiempo real y tiempo de la experiencia, azar o interferencia. El concepto de interferencia juega un papel destacado en su lenguaje, bien con la utilización de insertos en la imagen, fija o en movimiento, o mediante una escritura de aspecto automático que oculta o resignifica la información mediante “textos ilegibles autocensurados”, o la utilización de lo que la artista denomina “palabras ambiguas”.

Aunque utiliza la tecnología, no rechaza materiales simples cargados de simbolismo, una actitud ética frente al consumismo: recicla objetos cotidianos, recurre a materiales “pobres”, a productos reutilizados o procedentes de las tiendas de “todo a 1 euro”, utiliza fotocopias y acetatos, cristales rotos, espejos, pegatinas, juguetes baratos, y hace convivir las últimas tecnologías con aquellas otras que han quedado en desuso.

Para el Musac Concha Jerez ha elegido 21 obras fechadas entre 1974 y 2014, entre ellas instalaciones y otras piezas. Además ha preparado dos intervenciones para el espacio del Museo: “A la búsqueda del oasis de Ítaca (En memoria de +98 inmigrantes muertos)”, que puede verse en uno de los patios exteriores del museo y “Paisaje electrónico” que se despliega en diferentes puntos con la inserción de breves textos.

La muestra gira sobre tres ejes: el expositivo, basado en la Intervención del lugar tomado éste como soporte, el performativo, en el que mediante acciones presenciales efímeras se introduce al espectador en diversos conceptos de tiempo, y el docente, que establece un diálogo a través de la creación y el conocimiento.

Las obras expuestas abordan la historia, la memoria y el olvido (“Desarticulación de un partido político…”, “Jardín de ausentes”, “Que nos roban la memoria”), los mecanismos de censura y autocensura (“Paisaje de memoria”), el papel del arte y la función de la crítica (“Propuesta sobre la significación del estilo…”), el silenciamiento sistemático de la aportación de las mujeres a lo largo de la historia y todavía hoy (“Caja de cotidianidad”), la sociedad de consumo (“Paisaje de Interferencias”), la cultura del espectáculo, el impacto de la publicidad, las diversas formas de control que el poder político y económico ejerce sobre los individuos, la vigilancia y el sofisticado control que se practica en las sociedades desarrolladas (“Paisaje electrónico”), o los estrechos márgenes de libertad que permiten los sistemas democráticos.

El proyecto incluye tres performances en público ligadas al tema que se desarrolla en la exposición los días 28 de septiembre, 19 de octubre, y 9 de noviembre. Se completa con el taller “El lugar como soporte de intervenciones artísticas”, dirigido a artistas y estudiantes de Bellas Artes, durante los meses de septiembre, octubre y noviembre con tres sesiones presenciales de dos días de trabajo cada una.

Programa de actividades durante el fin de semana inaugural

  • Sábado 19 julio
    17:00 – 21: 00 h. Apertura de las exposiciones
    18:00 h. Visita guiada por la muestra Concha Jerez. Interferencias en los medios con la artista y la comisaria, Alicia Murría
    20:00 h. Performance intermedia No hables con la boca abierta, de Concha Jerez y José Iges.
  • Domingo 20 julio
    12:00 h. Visita guiada por la muestra Obras de historia con la comisara Annabelle Ténèze
    18:00 h. Visita guiada a las exposiciones

         Actividades y entrada gratuitas sábado 18 y domingo 19 de enero

 

Acerca de Camino Sayago

Periodista leonesa

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: