“Caminan las nubes descalzas”, un esperado poemario de Jorge Pascual ilustrado por Amancio

Portada de "Caminan las nubes descalzas".

Portada de “Caminan las nubes descalzas”.

El viernes 15 de enero, a las 20.30 horas en el Gran Café de León, tendrá lugar la presentación del nuevo poemario de Jorge Pascual, “Caminan las nubes descalzas” (Eolas ediciones), ilustrado por el escultor Amancio González. El poeta y el artista estarán acompañados por José Luis Puerto, autor del prólogo, y en la segunda parte Jorge Pascual recitará en compañía de dos amigos músicos con los que colabora asiduamente, la violonchelista Mónica Jorquera y el guitarrista Gonzalo Ordás.

Por ELOÍSA OTERO

Jorge Pascual.

Jorge Pascual.

“Durante toda la vida he estado fabricando este libro… No sé cómo agradecer de manera muy sentida a todos los que me han apoyado. Espero que os llegue al tuétano, esto es lo que al menos he pretendido en cada casa de cada palabra. No sé decir más”, advierte Jorge Pascual ilusionado con este nuevo trabajo cocinado con mimo, en el que ha volcado parte de su existencia.

En los últimos años, entre las libretas que pueblan su mochila se le han ido amontonando los versos, en hojas sueltas muchas veces, dobladas y arrugadas, llenas de tachaduras, junto a los dos o tres libros que, cada tanto, se le van desencuadernando a fuerza de uso y ratos de lectura. De ahí ha salido este poemario, porque Jorge Pascual, alias Jorge Carbalho Branco, es un poeta verdadero, un poeta oral, un rapsoda peripatético, apasionado y sorprendente, amante del teatro y de la improvisación, también de la interacción entre muy distintas artes, a la búsqueda siempre de nuevas formas de expresión. Pero también es un poeta que escribe a mano, con bolígrafo y papel. Y de su mochila, como si fuera una chistera de mago, saca los textos que luego recita, y memoriza, y cambia, e improvisa.

Le gusta colaborar con músicos, teatreros y artistas amigos en proyectos muy distintos. Por ejemplo, con el músico Nilo Gallego y el cineasta Chus Domínguez realizó hace unos meses la performance “Polizones y Augurium”, en el Centro de Arte Tabacalera de San Sebastián —ciudad en la que Jorge reside actualmente, sin haber abandonado del todo León, y en la que se ha apuntado a un curso de clown—. Con el artista plástico Pablo García (Pablo Je Je) se encerró recientemente durante 24 horas seguidas en el Bar Belmondo para realizar una acción-improvisación poético-pictórica. Siempre que puede se apunta a las sesiones de free jazz e improvisación del colectivo “Jaula 13” en el Café Ristán —con Ildefonso Rodríguez, a quien denomina su “profesor de ruidismo”, a la cabeza—… Sin olvidar sus recitales con el guitarrista Gonzalo Ordás o con otros amigos músicos, como la violonchelista Mónica Jorquera.

Además, en los últimos tiempos ha preparado con los artistas circenses de La Pequeña Victoria Cen —Víctor Martínez, Elena Cennerelli y Pablo Parra— un trabajo muy especial en el que se combinan circo, teatro, poesía, danza y música, titulado “Gigante”, que despierta entusiasmos. (Aquí se puede ver un pequeño “teaser” que no tiene nada que ver con el montaje en sí, pero que fue grabado durante el proceso de creación del espectáculo:)

(Y aquí, un clip de “Gigante”, realizado por Ismael Aveleira:)

Sobre “Caminan las nubes descalzas…”

Hace unos meses que la editorial casi secreta Manual de Ultramarinos rescató “Morir de viento”, su primer poemario, casi tres lustros después de agotarse la primera edición realizada por Leteo en 2001. Y ahora llega, por fin, “Caminan las nubes descalzas”, su segundo y esperado libro, cien páginas en las que un total de 39 poemas se van alternado con las ilustraciones realizadas por Amancio González.

Escribe José Luis Puerto en el prólogo: “Es como si Jorge Pascual percibiera que la poesía consiste en vivir soñando. Como si al poeta le fuera la vida en la realización de ese sueño; un sueño que, para convertirse en belleza y en verdad, ha de cifrarse a través de sílabas que nos hechicen. Y eso busca el poeta, eso busca Jorge Pascual: hechizar las sílabas, encantar las palabras a través de un canto que parte de lo vivido, de lo soñado, de lo contemplado”.

Y añade Puerto: “Teje el poeta a lo largo de sus versos una peculiar cosmogonía, que es rumor de existencia y que está articulada en torno a tres ejes esenciales: lo celeste, el amor y los seres próximos. Para encantar la palabra con su canto y que este nos aleje de la trivialidad en que existimos, el poeta ensaya una suerte de cosmogonía y nos sitúa en una perspectiva celeste, que tiene como correlato simbólico el mundo del sueño, que transita también por todos sus versos”.

Dos páginas del libro, con un poema de Jorge Pascual y un dibujo de Amancio.

Dos páginas del libro, con un poema de Jorge Pascual y un dibujo de Amancio.

Poema de Jorge Pascual.

Poema de Jorge Pascual.

Poema de Jorge Pascual.

Poema de Jorge Pascual.

Y aquí se puede ver un pequeño reportaje sobre Amancio González Andrés esculpiendo una pieza en La Casa de las Diligencias de Toluca (México), emitido en un noticiero mexicano en marzo de 2014:

Acerca de Eloísa Otero

Periodista y escritora leonesa.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: