Andrea Soto en el salón de Pi

El pasado miércoles 2 de marzo por la noche Acéfalo Narciso Teatro presentó en el local de Producciones Infames (Pi), en León, un pequeño espectáculo para aforo reducido: “Acto íntimo. Un monólogo de Andrea Soto”. Aquí está la crónica:

Por ANTONIO GONZÁLEZ CHAMORRO
[Texto y fotografías]

Elegante, con una especie de kimono y un palo de moño recogiendo su melena negra, con las formas delicadas de una geisha(*), nos recibía Andrea y nos iba acompañando a la sala de abajo uno a uno. Allí trece cubos rojos creaban un círculo en los que nos íbamos sentando a medida que bajábamos. Hasta que se completó el círculo, la espera y como cada uno reaccionaba a ella presagiaban una propuesta interesante. En la pared, una Nancy colgaba boca abajo con los pies atrapados en una ratonera. Y al lado una foto de una chica operada y maquillada para parecerse a Nancy. Ningún ornamento más.

Andrea con voz profunda, aterciopelada y segura, sin ninguna exageración y en un registro muy sincero, fue desgranando en varios rounds esta pelea de boxeo. Más que pelea una lucha contra la construcción social, cultural y religiosa del género femenino. Cada round marcado por el sonido de un cuenco tibetano.

El primer protagonismo era para la muñeca Nancy. Más bien para el protagonismo que su imagen ha tenido en las niñas y mujeres: la larga melena rubia y lisa, sus proporciones corporales imposibles, sus rasgos. Nos daba a entender Andrea como la sociedad marca y diseña estereotipos, nos impone un traje que a veces queremos rasgar, pues no es para ti. Nos mostraba la foto de esa chica de carne y hueso que modificaba su cuerpo hasta ser igual que Nancy. Ese universo rosa.

La protagonista de este monólogo, esta niña ya molesta con su melena negra y rizada y no rubia y lisa como Nancy, recuerda como la rapaban la cabeza porque tenía piojos y se parecía entonces a un chico. Enfadada, cortó la melena de Nancy y nunca más jugó con las muñecas. Comenzaba su rebeldía frente a la imposición.

En el siguiente round la niña se hacía adulta. El pelo era de nuevo el hilo conductor, esta vez alrededor del sexo. El rol de sumisa, de esclava. El abuso y la violencia del hombre. La mujer como un vil objeto, como una muñeca. El pelo manchado de semen.

Las luces a cada round iban cambiando, acompañando los tempos de los textos. Unos textos afinadamente escritos por Andrea en colaboración con Manuel AO. Unas luces que iban del blanco inocente del inicio a la íntima luz de la vela, para transformarse en un rojo infernal y regresar casi a la oscuridad. Las mismas tonalidades y ritmos que en los textos.

Aparentemente derrotada, en la escena final ella opta por la libertad. En silencio, lentamente, va cortando Andrea su propio pelo y, junto al pelo rubio de Nancy, realiza una hoguera sanadora que quema los límites, las barreras y los estereotipos que a lo femenino le imponen una sociedad y religión patriarcales. Ese acto convertía en única la propuesta de Andrea, el monólogo teatral se convertía en performance. Siempre con esa tensión entre lo privado y lo público. Entre la esencia de cada una y lo que el sistema quiere de ti. Andrea quemaba su pelo en directo y el olor impregna aún mis memorias.

Nota: (*) geisha, artista tradicional japonesa que entretenía las fiestas y reuniones, Durante su niñez, las geisha a veces trabajaban como criadas o asistentes de las más experimentadas, y luego como minarai, aprendices de geisha (maiko) durante su primer mes de entrenamiento, donde solo se dedicaría a observar y adaptarse.

Andrea Soto en el salón de Pi. © Fotografías: Antonio G. Chamorro.

Andrea Soto en el salón de Pi. © Fotografías: Antonio G. Chamorro.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: