“Le Pasquín Poético” 2016 / Miriam Vega: “No es fácil someter al cuerpo al acto de performar”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La fotógrafa y performer leonesa Miriam Vega mostrará el martes 7 de junio el resultado de #Incómodasíntesisdeunapostura, una acción-performance en la que lleva trabajando varias semanas a través de redes sociales como Facebook, y de la que ella misma desconoce cómo será su final. Se trata de un proyecto de poesía performativa desarrollado en el marco de Le Pasquin Poético 2016 que, organizado en León por la Concejalía de Cultura, este año ha invitado a artistas de distintas disciplinas a participar con diferentes propuestas.  La acción de Miriam Vega tendrá lugar en el Palacio del Conde Luna, a las 20.30 horas, con entrada libre.

Por ELOÍSA OTERO

Miriam Vega (León, 1980) utiliza la fotografía, el vídeo y la acción textual para investigar cómo se comportan las estructuras corporales frágiles a partir de tejidos y cuerpos discursivos. Hace poco más de un año se pudo contemplar en el Centro Leonés de Arte (CLA) su exposición El cuerpo expuesto”, trabajada a través de materiales autobiográficos, y en los últimos tiempos ha participado en distintos congresos con trabajos como “El cuerpo descifrado” (Universidad Autónoma Metropolitana-Unidad Xochimilco de México) o “La ley sobre la piel: retóricas entre cuerpo y derecho” (Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Barcelona).

En su último proyecto, la performance titulada #Incómodasíntesisdeunapostura, la artista leonesa se ha propuesto investigar, desde una postura experimental, qué nexos hay en común entre el cuerpo y el texto colectivo a través de la presencia y el uso de las redes sociales, dentro de un contexto poético con un posicionamiento crítico.

Para ello, durante el último mes, Miriam Vega ha lanzado en la red siete cuestiones aparentemente incómodas con forma de posts—”la individualidad”, “obsolescencia programada”, “trabajo precario/precariedad”, “la cultura leonesa”, “el silencio necesario tras la apertura”, “el tiempo como medida ambigua” y “ficciones y realidades del cuerpo”— para que, a través de este hashtag (#Incómodasíntesisdeunapostura), todas las personas que quisieran pudieran reflexionar y poetizar sobre ellas. La artista, partiendo de un “cuerpo individual”, ha intentado también llegar a una acción de alguna manera colectiva, o colaborativa, en la que ha cobrado importancia el acto de escribir, de teclear y de poetizar utilizando los nuevos códigos y lenguajes de las redes sociales.

“Me interesa el uso del posts y el hashtag como fuga y expansión de conocimientos, como agrupación de datos, como manera de fomentar el aprendizaje desde nuestras posibilidades autodidactas”, señala Miriam Vega, quien en esta ocasión explora también cómo el uso de estos códigos se puede trasladar a la práctica artística. “Lo posthumano y lo digital han interpelado al cuerpo. El texto se encuentra antes que el propio cuerpo”, sostiene la artista. Precisamente desde ese punto de partida es desde donde ha promovido esta acción común que, si bien comenzó en un espacio virtual, dilatándose en el tiempo, concluirá el día 7 de junio en un espacio físico concreto (el Palacio del Conde Luna, en León), “con un posicionamiento físico” donde su propio cuerpo y el cuerpo colectivo pasarán a ser la parte fundamental de la performance.

Sobre estos temas versa la entrevista que hemos realizado a través del correo electrónico:

#Incómodasíntesisdeuna postura

#Incómodasíntesisdeuna postura

P: —Llevas unos años investigando “cómo se comportan las estructuras corporales frágiles a partir de tejidos y cuerpos discursivos” desde el terreno de las “biopolíticas”. ¿Podrías explicar un poco mejor esto?

R: —Una olvida muchas veces que el concepto tiene que ser explicado, se me olvida (o no) que el lenguaje es diferente según el campo por el que se circula y que varía según el marco en el que habitamos.

Vamos a partir de el texto como un juego de palabras que da significado a lo que se quieres decir y hacer. Cuando se trabaja con un posicionamiento crítico y con conceptos filosóficos, dentro de la práctica artística, la barrera –saltable o no saltable– parte siempre del la gran disputa: el lenguaje, su uso y su interpretación. El lenguaje porque no manejamos siempre los mismos códigos, su uso porque a través de él la pieza coge cuerpo y justifica el propósito que contiene, y su interpretación porque me lleva a pensar que cada vez valoramos menos el acto de interpretar y de cuestionarnos cualquier acontecimiento. Con todo esto, podría decir que así se teje esta performance, dónde el texto es la materia prima para llegar a un posicionamiento donde se trabaje en un cuerpo a cuerpo.

Esta performance comenzó a gestarse en diciembre de 2015 a propósito de Le pasquín poético 2016. La pieza se compone a través de la plasticidad de la imagen vivible y observada, y que va inseparable de su texto. Lo que se pretende es depositar en otrxs lo que muchas veces negamos, tanto como sujeto creador como sujeto que participar de la pieza.

Me interesaba posicionar el texto porque es lo que impera dentro de un ‘pasquín poético’ y por darle una vuelta a lo que consideramos ‘pasquín¡. Mi intención partía de crear un texto imperativo y común y que a la vez pudiera funcionar como respuesta a ciertas cuestiones y donde a través de la palabra colectiva se observara cuánto hay de eco, de mensaje común y de discurso semejante.

¿Y por qué un uso político? ¿Por qué apropiarnos de una palabra con tanto peso en un trabajo que, en un primer instante, no pareciera llevar insertada ningún dispositivo diferenciador al uso? ¿Pero esto es hacer política?

Para explicar esto tendríamos que identificar primero el acto político a través de pequeños/grandes gestos. Hablar con el/la otrx, poder gestionar libremente la propia vida, poder decir, saber decirlo y que cause un efecto, tener un posicionamiento ante las estructuras político sociales y médico económicas o, lo que es lo mismo, cuestionarse el sistema que nos nutre y que nos sostiene (a unxs mejor que otrxs): Eso es hacer política.

Biopolítica no es otra cosa que vida y política, es un concepto que desarrolló Michel Foucault y que en estos tiempos que corren va posicionándose en múltiples vertientes. Hacer política es hablar de los que nos fractura, es hablar del cuerpo. Por eso estas filosofías funcionan tan bien, porque hay un discurso común a la vez que necesario.

Podría hablar de Deleuze y Guattari, de Derrida, de Butler, de Spinoza… porque estos pensamientos me sirven como conectores para este tipo de propuestas y porque hace que nos cuestionemos formas de sujetar el mundo y saber qué lugar ocupamos en él.

Me posicioné dentro de las estructuras frágiles del cuerpo cuando entendí que mi trabajo tenía que partir de la vulnerabilidad, de la verdad y de que toda verdad es mutable. Mutable como contenido vivo que se va modificando con el tiempo y que va adquiriendo diferentes formas de verdad –según la repetición y el uso que le vamos dando–. Mutable pero no por ello dejando de ser verdad. Visibilizar una verdad nos deja dentro de un contexto de vulnerabilidad, y es ahí donde me interesa trabajar. En lo que se percibe pero que no se llega a ver con claridad, en la piel intermedia que une el adentro y el afuera.

La performance tiene en cuenta el cuerpo en estado hermético y su relación con el resto, lo que guardamos, lo que intuimos y lo que no podríamos ver desde otros posicionamientos.

#Incómodasíntesisdeunapostura / Tema 1: "La individualidad".

#Incómodasíntesisdeunapostura / Tema 1: “La individualidad”.

—Por qué #incomoda? ¿Utilizas esta palabra en el sentido de “incomodar” o en sentido de estar, sentirse “incómodo/a”? ¿De dónde surge la idea de llevar a cabo esta performance?

—#incómodasístesisdeunapostura nace a través del acto de fotografiar, de una manera subjetiva, cuestiones que me hacían sentir incómoda mientras mi cuerpo se posaba de diferentes maneras sobre una cómoda que hacía unos meses había insertado en mi hábitat. De ahí el juego de in-cómoda. En mi caso la dificultad comienza en la oratoria, por eso este trabajo se formula leído –y no hablado– y se sujeta en los otrxs mayormente.

‘Síntesis de una postura’ alude al acto de que “toda incomodidad es disoluble” si aprendemos a elaborar una buenas síntesis, una buena respuesta. Algo así como “aprender a defender el criterio que se expone para que la incomodidad no recaiga en el cuerpo de quien la sostiene” y que a su vez también valga para interpretar las complicaciones que aparecen en estos procesos y cómo son acogidas por el resto.

Cuando hablo de incomodar o de sentirse incómodo lo digo desde el lado de sentirse expuestx, vulnerable. #Incómoda no se sujeta con códigos violentos, para eso ya está el sistema que lo sabe hacer muy bien. Hablo de #incomodar desde códigos poéticos, desde verdades mutables.

#Incómodasíntesisdeunapostura / Tema 2: "Obsolescencia programada".

#Incómodasíntesisdeunapostura / Tema 2: “Obsolescencia programada”.

—En esta acción-performance, #Incómodasíntesisdeunapostura, experimentas con la creación colectiva a partir de las redes sociales, buscando interactuar de forma reflexiva y creativa con amigos y seguidores. ¿Cómo está funcionando el experimento en este proyecto?

—Intento que mi lugar en la performance ocupe diferentes huecos y filtros para poder observar qué es lo que pasa y comprender mejor el mundo. Parto de utilizar mi propia subjetividad porque es lo que mejor conozco, lo más cercano, el material que más a mano tengo y porque es una manera eficaz de recoger datos y conclusiones.

No es fácil someter al cuerpo al acto de performar. Cuando haces performances el cuerpo es el primer filtro de la pieza, necesitas estar aislado y en colectividad al mismo tiempo, en el mismo proceso. Performar es como enseñar el mecanismo de un reloj, no interesa saber qué hora da, lo que interesa es saber cómo es por dentro, como funciona.

En este tipo de trabajo todo aporte tiene que pasar por el propio cuerpo, para ser observado, analizado y colocado en su lugar; para cambiarlo de sitio, para no caer en el juicio, para saber soltarlo. En lo que más empeño pongo es en no perder la escucha, aprender a escuchar la pieza como si fuera una canción, con toda su composición musical sin caer en el ¿qué quiere decir?. No caer en la adjetivación, en intentar o en anteponer el significante cuando la pieza se ejecuta. Poner la atención en sentirla y dejar que salga por ella misma.

Centrándome en #incómoda cierto es que ha sido una pieza muy curiosa, por su longevidad en la preparación, por performar durante un mes a través de redes y por el desconocimiento de cómo será su final. Habitar mayoritariamente Facebook de esta manera me ha dado mucho material para seguir trabajando, para seguir creyendo en mi discurso y en mi manera de trabajar. Performar desde un espacio no físico era algo que necesitaba experimentar ya que performance es igual a cuerpo, pero el texto siempre se posiciona antes que el cuerpo (porque es el que le da lugar, el que lo califica de legal, ilegal, migrante, enfermo, con capacidad económica, titulación… ), pero la performance necesita del cuerpo, por lo que en todo este mar de dudas me preguntaba… ¿dónde coloco el cuerpo cuando aparentemente solo tengo texto para componer esta performance? Ha sido realmente curioso.

#Incómodasíntesisdeunapostura / Tema 3: "Trabajo precario / Precariedad".

#Incómodasíntesisdeunapostura / Tema 3: “Trabajo precario / Precariedad”.

—¿La “poética” de esta acción tiene un “feedback” también poético? ¿Qué buscas en la “escritura colectiva”?

Ésta es otra de las cuestiones que ha salido a flote en este trabajo. Cuestionarme/cuestionarnos qué entendemos por poética y que poética no es lo mismo que poema; que la escritura colectiva es un acto poético.

La “poética” es una manera de hacer, de ser y de decir. Me atrevería a decir tras esta experimentación que la poética es el factor que observa la intensidad y la cantidad de verdad (mutable) que acompaña a cualquier acción —y esto nada tiene que ver con el poema o con la rima que muchas veces impostura a este tipo de textos.

No me interesa el poema como tal y eso de alguna manera lo han percibido los que han aportado sus textos. Eso es “feedback”, interpretar la subjetividad del otro.

Lo que me interesa es el texto como tal, la intensidad con la que se formula y la verdad con la que se escribe. Observar sus límites, saber hasta dónde llega el cuerpo en su capacidad de texto y hasta dónde se prolonga el cuerpo en su faceta/ acto de contar. Hay textos muy plásticos y que funcionan realmente bien.

#Incómodasíntesisdeunapostura / Tema 4: "La cultura leonesa".

#Incómodasíntesisdeunapostura / Tema 4: “La cultura leonesa”.

—De las siete cuestiones o temas que has planteado en las redes… ¿cuál ha recibido más o mejores respuestas, poemas, reflexiones?

—”La individualidad” se ha llevado la palma.

Interpreto que ha sido por la mezcla de ser la primera propuesta y porque el tema era tan individual que era el menos incómodo. Podríamos decir que ha sido “una retórica de la individualidad”.

A medida que mis experiencias en esas semanas me iban impulsando a proponer otros temas, el observador también iba cogiendo su propia manera de acercarse a la performance, una manera armónica y llena de anécdotas.

#Incómodasíntesisdeunapostura / Tema 5: "Silencio necesario tras la apertura".

#Incómodasíntesisdeunapostura / Tema 5: “Silencio necesario tras la apertura”.

—Indagas también en el uso del hashtag (#) como código y fórmula de escritura viral… ¿De verdad estamos desarrollando nuevas formas de comunicación y nuevos lenguajes, a través de internet, con códigos que hay que aprender o que se van adueñando de nosotros? ¿Se puede atisbar hacia dónde nos pueden conducir estas nuevas fórmulas comunicativas?

—No podemos seguir afirmando que el humano es humano, porque ya es posthumano. El cuerpo es cuerpo cyborg porque requiere de una tecnología para acceder a la vida y esto nos afecta positiva y negativamente dentro de cualquier contexto… político, educativo, cómo habitamos y pensamos el mundo… etc.

El pensamiento es soberano, internet está al alcance de gran parte de la población. El androide ya es una prolongación de nuestra mano, pensamos en forma de pots y con caracteres ilimitados cuando queremos comunicarnos con el resto. Hay una extimidad, lo íntimo se hace éxtimo, se publica. Nos descubrimos haciendo el gesto de ampliar en una foto analógica, queremos pasar página haciendo un solo uso de la yema del dedo… Todo cambia de una manera veloz, nunca fue tan rápido y no sabemos cómo se gestiona esta parte de la vida.

La comunicación es evolutiva y el lenguaje no es más que gesto y repetición acompañada de interpretación. Repetimos gestos mientras nuestros códigos mutan y nuestro sistema neurológico se modifica y esto es un gran choque para nuestras psiques. Por esto también me interesa el hecho de explorar y de familiarizarnos con el hashtag como contenedor de datos, para cuestionarnos en grupo nuestros nuevos lenguajes y ver qué tipos de arte y de expresión se pueden llegar a crear con estas palabras hibridas, vivas y expansivas.

¿Hacía donde…? Todo dependerá del uso que sepamos darle a la interface; considero que estamos en un punto de inflexión, dónde todo puede salir muy bien pero a la vez puede generar un gran caos. No tengo un posicionamiento definido, creo que esta divergencia de mundos paralelos hay que aprender a manejarla como todo lo desconocido, para saber dónde está el equilibrio dentro de todo su uso.

#Incómodasíntesisdeunapostura / Tema 6: "Tiempo, medida ambigua".

#Incómodasíntesisdeunapostura / Tema 6: “Tiempo, medida ambigua”.

—Esta acción propone también un viaje desde lo digital-virtual hacia lo físico… ¿Se sentirán cómodos quienes acudan a tu performance del 7 de junio en el Palacio del Conde Luna o les vas a poner en aprietos?

—Si te respondiera a esta pregunta, tendría que hablar del final de esta pieza. Puedo decir que incomodar no es sinónimo de violencia, la incomodidad también nace cuando nos damos cuentas de cuestiones. Reconocernos, reconocer al otro, es un acto que incomoda pero no por ello tiene que ser negativo, solo que deja de ser “cómodo”.

#Incómodasíntesisdeunapostura / Tema 7: "Ficciones y realidades del cuerpo".

#Incómodasíntesisdeunapostura / Tema 7: “Ficciones y realidades del cuerpo”.

—¿Saldrá un “cadáver exquisito” de todo esto? ¿Un cadáver incómodamente exquisito?

Será “cadáver exquisito” porque es una pieza que mantiene los códigos de este juego que proviene de la época del surrealismo [1], porque se mantiene el código de la escritura como eje principal y porque aquellos que han participado lo han hecho como juego y han aportado su parte sin conocer otras partes, y porque se ha hecho uso del azar.

Será “cadáver exquisito” porque se construye con dos palabras, dos estructuras frágiles y efímeras (cadáver y exquisito) pero que cuando las pronunciamos juntas nos llevan a ese juego donde entre todxs se crean y se creaban historias realmente absurdas, realmente interesantes y que algo tenían y tienen en común.

[1] Chenieux-Gendron, Jacqueline (1989). El surrealismo. México: Fondo de Cultura Económica.

Acerca de Eloísa Otero

Periodista y escritora leonesa.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: