El circo de los pobres

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La compañía vallisoletana Mercucho Producciones puso en escena ya hace algún tiempo un montaje sobre la comprometida situación en la que malviven muchos pobres sin que le importe excesivamente al resto de la sociedad. “El pequeño circo de la pobreza” es una crítica a los depredadores y también a todos los ciudadanos, para que reflexionemos sobre la injusticia de las desigualdades sociales.

Por ISAAC MACHO

La crisis ha traído más pobres a la tierra, como si hubiera pocos… En realidad, indigentes, mendigos, míseros, desgraciados, pobres de solemnidad ha habido a lo largo de toda la historia de la humanidad y nadie nos asegura que eso vaya a cambiar. Más bien al contrario.

Por una calle cualquiera desfila una cuadrilla de almas en pena para hacerse notar ante los individuos que van y vienen, con prisa, con miles de preocupaciones propias que no les dejan hueco para pensar en los asuntos de los demás.

Al grupo se van uniendo otros miembros de la misma peña. Desarrapados que llevan consigo todas sus pertenencias, en esencia, una simple maleta que, al fin y al cabo, es toda su casa, a cuestas. “Lo poco que aún no se les ha arrebatado”, recoge la sinopsis de la obra, pero todo puede suceder.

Uno de los protagonistas de este movimiento social porta un globo terráqueo, pero no pensemos que es un mapamundi para organizar un viaje de 15 días para los mayores de 60 años. No, es el enorme peso del olvido.

Otros hombres y mujeres que piensan y sufren lo mismo, el desamparo, se incorporan al corro. Todos ellos forman parte del espectáculo “El pequeño circo de la pobreza”, de la compañía Mercucho Producciones, un montaje cargado de actualidad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“Nuestro trabajo surge de la necesidad de hacer presentes a un gran número de seres humanos que lo han perdido todo y vagan atrapados en una espiral de miseria que erosiona su dignidad, ante la mirada apática de una sociedad egoísta y despreocupada”, señala Cruz García Casado, directora de la obra.

Estas personas desorientadas, perdidas, abren sus manos en busca de respuestas, corren sin rumbo, otean el horizonte, intentan recomponer su estrella rota, pero no recuperan ni los sueños. ¿No hay salida a su situación? “Quiero pensar que sí”, señala esperanzada Cruz Casado. “Quiero pensar que un día los seres humanos tomemos conciencia de nuestra propia estupidez y nos protejamos unos a otros de la barbarie y el egoísmo. Que entendamos que la caridad no puede derribar la pobreza, que tiene que ser la justicia la que cumpla ese cometido y la justicia debe ser universal, para todos”, reivindica.

Qué difícil es, incluso, sobrevivir cuando la desgracia económica te rodea como un enjambre de abejas y los poderes públicos dedican su tiempo a tejer redes de alta política, pero ignoran conscientemente situaciones de indignidad. Puede, como dice la autora y directora del texto, que “si tenemos suerte” ese día, si llega, “ojalá no sea tarde”.

Al finalizar una de las representaciones de “El pequeño circo de la pobreza”, una señora, se acercó y dejó esta reflexión: “lo veo todos los días en la tele, pero verlo en directo me ha sobrecogido”.

Ficha artística:

  • Intérpretes: Mada Alejo, Alfonso Peña, Virginia Urdiales y Félix Muñiz
  • Músicos: Dana Moraru Militaru y Mada Alejo
  • Dramaturgia: Cruz García Casado
  • Fotografía: Jimena Marcos
  • Operador de cámara: Álvaro San Miguel Seoane
  • Regidora: Chus Aguado
  • Dirección: Cruz García Casado

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: