Mary Wilson: “La Resistencia Sonora es una gran obra colectiva, donde cada artista es una pieza fundamental”

Mary Wilson. Autoretrato

Por CAMINO SAYAGO

La fotógrafa leonesa Cristina Gómez Martínez, Mary Wilson, ha hecho un alto en el Centro Leonés de Arte (CLA) con la exposición itinerante “La Resistencia Sonora” bajo el brazo. Una sugerente galería de retratos por la que desfilan una treintena de músicos, iconos de la escena alternativa española. Algunos han servido para la promoción de los libros de Ediciones Chelsea, y otros ven la luz por primera vez. Ahora se exhiben a todo color, en consonancia con el influjo pop y retro que la fotógrafa imprime a su obra. El 25 de mayo recalarán en su nuevo destino: la Biblioteca Eugenio Trías, en Madrid.

“La Resistencia Sonora” desembarca en León un año después de su presentación en la Sala Zaida de la Fundación Caja Rural de Granada, concebida como actividad complementaria de la Feria del Libro. En esta ocasión el Centro Leonés de Arte (CLA) apuesta por esta misma colección de fotografías de Mary Wilson, más alguna nueva, que en su día también sirvieron para ilustrar los libros de Ediciones Chelsea. Entre los protagonistas: músicos como Xoel López, Fernando Pardo, Pat Escoin, Adolfo Díaz, Jaime G. Soriano, Isa Fernández, Jorge Martí, y el propio Alex Cooper, nombres claves para adentrarse en la historia de la “Resistencia Sonora” de estas tres últimas décadas.

Diferentes visiones que contrastan y se complementan como las piezas de un rompecabezas y refuerzan la idea, tal como asegura Mary Wilson, de que “la  música es una obra colectiva”.

– El título de la exposición transmite energía. ¿La música es un buen hilo conductor para seguir adelante?

– La música es buena para cualquier cosa. Sea cual sea nuestro estado de ánimo, siempre hay una canción que pueda acompañarlo. Por supuesto, también la música y cualquier disciplina artística son un buen hilo conductor y un acicate para continuar. Tanto el título como la colección de imágenes transmiten fuerza y optimismo, como debe ser toda resistencia para lograr alcanzar sus objetivos.

La Resistencia Sonora tuvo una primera fase el pasado año en Granada, con motivo de la Feria del Libro. Mostrabas una serie de  retratos sobre músicos de la escena independiente española  que se articulaba como un gran puzle. ¿Cómo ésta concebida esta nueva muestra?

– La Resistencia Sonora está concebida sobre la idea de que la escena musical alternativa española es una gran obra colectiva donde cada artista es una pieza fundamental, sin la que no se comprendería el conjunto. El montaje original se compone de composiciones rectangulares de unos ocho metros de longitud  donde cada fotografía encaja con las demás formando ese puzzle. Cada autor aporta su visión, personalidad, estilo… que contrasta con el de los demás autores, pero que a la vez lo complementa, haciendo visible la concepción de la música como obra coral que se nutre de las aportaciones de todos. Sin embargo, cada espacio expositivo tiene sus características y necesidades, y la muestra puede adaptarse y funcionar en diferentes composiciones, siempre sin perder esa idea de conjunto, combinando las diferentes imágenes según convenga. Cada retrato puede funcionar de modo autónomo, pero es junto a los demás, ocupando su lugar, donde cobra todo su significado.

– Son una treintena de piezas, de diferentes artistas.

– Efectivamente se trata de 36 retratos de artistas, tres imágenes por músico, en las que he tratado de seleccionar las que más definen la personalidad y estilo de cada uno de ellos.

-¿Cómo y dónde les has fotografiado?, ¿Te ha resultado alguna vez complicado?

– Todas las imágenes han sido tomadas con motivo de la publicación de los libros de la colección Mis Documentos, para ilustrar las portadas de los mismos y para las labores de comunicación de la editorial.

Madrid, La Coruña, León, Valencia, Estepona, Castellón, Barcelona… Hemos recorrido miles de kilómetros para este proyecto y ha sido un trabajo muy intenso y muy enriquecedor, desde la búsqueda de las localizaciones hasta el revelado digital de las imágenes. Algunas de las fotos están tomadas en entornos urbanos, lo que entronca con la idea de la música como parte de la cultura popular; otras veces en los lugares que son especiales para los autores o aquellos que forman parte de su universo personal, aportando sus influencias y lo que les define; en otras ocasiones, hemos localizado las sesiones en museos, centros culturales… intentando mostrar por un lado las sinergias que existen entre las distintas manifestaciones artísticas y, por otro, el carácter cultural de la música alternativa.

– ¿Alguna de las fotografías ha sido portada de los libros de Chelsea Ediciones?, ¿Incorporas alguna  nueva?

– En realidad, ninguna de las fotografías que integran La Resistencia Sonora ha sido portada de ningún título de la colección “Mis Documentos.” Algunas se han utilizado en la promoción de los libros, pero otras no habían visto la luz todavía. En cualquier caso, suponen un complemento que añade significado a esas portadas y al contenido de los libros.

– En tu trabajo fotográfico te has decantado desde un principio por el retrato. Es un género que precisa de una gran complicidad entre fotógrafo y retratado. ¿Cómo te acercas a su intimidad y que buscas?

– Dentro de la fotografía, el retrato es la disciplina que más me interesa y en la que me encuentro más cómoda y más prolífica. Una naturaleza muerta, un bodegón… pueden admitir mucho del fotógrafo en ellos, pero no interactúan con él. En el retrato, existe una comunicación que me fascina: por un lado, lo que el fotógrafo quiere decir; por otro lo que el retratado quiere transmitir; y por último, lo que ambos juntos “crean”. Intento que las imágenes sean naturales, espontáneas, sinceras… en la medida de lo posible, pero también que tengan fuerza y reflejen algo más que la apariencia externa de los “modelos”.

– La fotografía en blanco y negro es una opción muy utilizada que parece otorga una gran protagonismo al retratado…

– Me encanta la fotografía en blanco y negro, muchas veces recurro a ella en otros trabajos, pero me fascina el color y cómo incide en el conjunto de la composición. Hay imágenes que son creadas para ser vistas en blanco y negro, pero en este caso, por la idea misma de la Resistencia Sonora, por ese optimismo y ese estilo pop, me pedían color. Es cierto que el blanco y negro permite centrar más la mirada en el sujeto, liberarse de otros elementos que puedan distraer la mirada de lo importante, que es el autor, pero en este caso, para mí, era fundamental integrar a los autores en el entorno, tal cual es, porque así veo yo la música que ellos componen, a todo color.

– Siempre es difícil elegir una instantánea entre todo este caleidoscopio… ¿Hay algunas especiales para ti?

– Creo que para un fotógrafo, como imagino que para todo artista, sus creaciones son especiales porque hay mucho de él en ellas. Podría resultar tópico pero cada una de las imágenes tiene algo que la hace única y que le da un significado especial respecto de las otras. Hemos vivido un montón de anécdotas alrededor de cada sesión y no podría elegir entre ellas. Sería un poco como preguntar ¿a quién quieres más, a papá o a mamá?

Xoel López (Deluxe / Xoel López) autor de “El asaltante de estaciones

– A través del retrato propones un viaje por la música independiente española. ¿Es un reconocimiento a los grandes nombres, a veces sumergidos en pequeños sellos?

– La colección Mis Documentos nació un poco con la vocación de “segunda oportunidad,” de recopilar textos y fotografías de la trayectoria de grandes músicos de nuestro país que han decidido dedicarse a la música porque es su pasión, pero que podrían dedicarse a muchas otras cosas para las que están dotados con un gran talento, y que desgraciadamente en muchos casos han pasado desapercibidos para el gran público o no han tenido la repercusión que hubieran merecido. La Resistencia Sonora trabaja en la misma línea: dando presencia a todos esos autores que han compuesto la banda sonora de nuestra vida y que son clave en la historia musical española, e invitando al público a que encajen esas piezas en su selección musical personal.

– La estética pop y vintage es tu sello de identidad. En esta ocasión, además, es parte del sustrato de este viaje sonoro… ¿Coincidencia?

– Mi manera de concebir la fotografía recibe influencias de los fotógrafos de mediados del siglo XX, tanto en composición como en estética, es la época que me marcó desde el punto de vista de la imagen porque introdujo muchos cambios, nuevas perspectivas, nuevos materiales… Creo que existe de alguna manera un cierto paralelismo en relación a la trayectoria y obra de los autores de la colección y sus influencias, así que creo que por eso nos hemos entendido tan bien unos y otros.

– Por último, la exposición nació con vocación viajera. ¿Cuál es su próximo destino?

– Nada más terminar la Feria del Libro de León, nos la llevamos a Madrid, donde estará a partir del 25 de mayo en la Biblioteca Eugenio Trías, Casa de Fieras del Retiro.

:: LA EXPOSICIÓN

La Resistencia Sonora pretende ser un recorrido icónico que refleje las atractivas personalidades de cada artista y la energía de la propuesta como movimiento colectivo. Asimismo, incide en el poder literario de cada uno de ellos, no sólo a través de sus composiciones musicales, que encierran un innegable lirismo, sino también por medio de todas sus contribuciones ajenas a esa disciplina, que dotan de más contenido si cabe su trabajo como artistas y aportan al acervo cultural un grano de arena más.

Con un montaje espectacular, se basa en la idea de la escena alternativa como puzle en el que las diferentes piezas son los artistas retratados, todos ellos imprescindibles para entender la historia de La Resistencia Sonora de estos últimos años. Consta de tres fotografías de cada músico – autor; un total de 36 imágenes de diferentes tamaños que encajan unas con otras hasta formar un panel de más de dos metros de alto, en el que también se pueden leer las tres palabras clave de la propuesta: “LA”, “RESISTENCIA” y “SONORA”.

:: Sobre Mary Wilson

Mary Wilson es el nombre artístico de Cristina Gómez Martínez (León, 1980). Licenciada en Derecho en la Universidad de León (1998-2003), fue Concejal de Juventud, Fiestas y Plan Municipal sobre Drogas de 2004 a 2007. Desde 2009, trabaja en la Universidad de León, actividad que compatibiliza con la fotografía, tanto a nivel personal como profesional.

Recientemente ha recibido el Primer premio en el  VIII Certamen Internacional de Fotografía ASISA, en el apartado “Sonrisas”.

Mary Wilson. Fotografía: C. Sayago

Acerca de Camino Sayago

Periodista leonesa

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: