El CLA recupera la obra pictórica del artista e intelectual leonés Luis Saénz de la Calzada

Luis Saénz de la Calzada.

Por CAMINO SAYAGO

Desde el 23 de noviembre y hasta el 20 de enero el Centro Leonés de Arte CLA acogerá la retrospectiva ‘Calzada. El Humanismo Renaciente’, dedicada a este creador leonés de gran relevancia nacional. Está integrada por 152 piezas– pintura, dibujos y serigrafía- y gran parte de ella la forman los fondos correspondientes a la donación que realizó la familia de Luis Sáenz de la Calzada (1912 – 1994) a la Diputación de León en 2016. La inauguración tendrá lugar este viernes 23 de noviembre a las 20:00 horas.

En total la exposición reúne 76 obras, 62 pinturas, 13 dibujos y 1 serigrafía. De los fondos correspondientes a la donación de la familia -75 obras entre pinturas y dibujos, y un mural- se han seleccionado 31 obras, algunas de las cuales formaron parte de una gran retrospectiva que se realizó en Madrid en las salas del Cuartel del Conde Duque. Además se suman varios cuadernos, pequeños manuscritos con varios dibujos y apuntes, hasta un total de 75. Otras 45 obras corresponden a obras cedidas temporalmente por coleccionistas privados y familiares del artista.

La muestra, comisariada por Adolfo Álvarez Barthe y Luis García Martínez, recorre aunque no de forma cronológica diferentes etapas de la pintura de Luis Saénz de la Calzada y se inscribe en el programa que lleva a cabo el Departamento de Arte y Exposiciones del ILC para recuperar a los artistas leoneses más destacados del ámbito de la pintura, que en este caso condensa, además, una larga trayectoria y una gran proyección nacional e internacional.

Luis Saénz de la Calzada fue una persona atípica en el ambiente creativo e intelectual del León de la postguerra. Fue actor, pintor, médico, profesor universitario, biólogo y escritor. Un humanista. Estudió en la Residencia de Estudiantes de Madrid entre 1929 y 1936 y se identificó con los valores de la Institución Libre de Enseñanza. Mantuvo una estrecha relación con importantes figuras del momento, entre ellas Federico García Lorca, con el que trabajó como actor en la Barraca y el escultor Alberto Sánchez, fundador de la Escuela de Vallecas; también otros muchos artistas, como el pintor Benjamín Palencia. “El motivo de la muestra es hacer público el reconocimiento y agradecimiento de la Diputación de León por la importante y significativa donación de obra s del artista (que no se encontraba representado en la colección adecuadamente) que la familia de Luis Sáenz de la Calzada realizó a los fondos de la colección de Arte Contemporáneo de la Diputación de León”, explica Luis García, responsable del Departamento de Arte y Exposiciones del ILC.

La producción pictórica de Saénz de la Calzada se sitúa en el territorio de la recuperación y construcción de la forma. “A partir de la disolución de las formas planteadas por el cubismo, su pintura adopta dos enfoques muy característicos de la época, una vertiente que procede del mundo italiano clásico revisado, con derivas hacia la pintura metafísica de Georges de Chirico y por otro el territorio del neosurrealismo Picassiano y específicamente de Alberto Sánchez, si bien es cierto que la carga simbólica, crítica e incluso la tensión expresionista surge con intensidad en muchas de sus obras de forma subyacente o explícita”.

Un ensayo biográfico

Además de la producción de esta exposición en el CLA, la institución provincial colabora en una publicación con la editorial Eolas, que recoge la investigación que sobre el intelectual ha realizado el artista plástico Adolfo Álvarez Barthe. Un libro que lleva por título ‘Luis Saénz de la Calzada, un ensayo biográfico’. “Este libro es el resultado de años de trabajo, de investigar documentación muy diversa sobre su figura. Supone también un complemento de la exposición, una inmersión en su biografía que me ha llevado a plantearme su relación con la vanguardia, tanto nacional como internacional, así como con la Institución Libre de Enseñanza y la Residencia de Estudiantes”, asegura su autor.

El libro se presentará en Madrid el próximo 10 de diciembre, en la mítica Residencia de Estudiantes. En esta ocasión Barthe estará acompañado por Ana María Arias de Cossío, Catedrática emérita de Historia del Arte de la Universidad Complutense de Madrid. En León, la presentación tendrá lugar el 13 de diciembre en la Fundación Sierra Pambley y contará con Koré Escobar, responsable del Departamento de Registro del MUSAC.

Luis Saénz de la Calzada y Federico García Lorca en La Barraca.

Reproducimos a continuación el texto del comisario de la muestra Adolfo Álvarez Barthe.

Calzada. El Humanismo Renaciente

En la persona de LUIS SÁENZ de la CALZADA (1912-1994) se cifra una provincia de León influida por la Institución Libre de Enseñanza que, para los más avisados y memoriosos, ya sólo se celebra en algunos nombres del callejero leonés. Y, sin embargo, gracias a los principios institucionistas León participó en un proyecto de reforma pedagógica que desarrolló poderosos vínculos con la capital de España. Calzada frecuentó la madrileña Residencia de Estudiantes; formó parte, dirigido por Federico García Lorca, del elenco de actores de La Barraca; se sumó a las vanguardias que, durante los años veinte y treinta, se ensayaron en Madrid; sobrevivió, enmascarado en el Teatro Nacional, a la Guerra Civil y a una dura posguerra; durante el franquismo se convirtió en un poeta secreto; practicó la odontología y el magisterio universitario en León, ciudad en la que ejerció sus muchas vocaciones mientras preparaba el camino de la transición democrática. La exhibición de su obra pictórica plantea algunos problemas. En primer lugar, no es fácil determinar un itinerario cronológico, pues Calzada no databa sus obras, salvo aquellas que hacían de la fecha de ejecución la clave de la pieza. Tampoco disponemos de registros suficientes y solventes para establecer la diacronía de su trabajo. Así que hemos optado por una solución sincrónica, reagrupando lienzos, tablas y papeles alrededor de los temas que, durante su dilatada experiencia artística, no dejó de tratar: arlequines y ángeles como seres mediadores, animales que reflejen mitos y nos instruyan sobre la evolución convergente, ojos heterotópicos, seres durmientes, lo mistérico en la mujer, la máscara y el teatro, lo enigmático del círculo, los autorretratos como emblemas y la pervivencia del legado artístico de sus amigos fallecidos.

Otro problema añadido es la multiplicidad de formatos, técnicas y soportes utilizados. La solución que ofrecemos, para el montaje de la exposición, consiste en aceptar resignadamente tal variedad y mostrarla con la deliberada intención de abundar en las muchas vocaciones de Calzada. Algunos dibujos parecen ilustraciones de tratados científicos, mientras que no pocos cuadros le deben tanto a las primeras vanguardias y a su experiencia teatral como a las nuevas teorías científicas. Al fin y al cabo, Calzada sintió como misión, al igual que todos los sabios, la celebrada unión alquímica de los contrarios: la de estilos artísticos que se excluían, la de épocas de España que se negaban la una a la otra y la de una ciencia que se apartaba de las humanidades.

Acerca de Camino Sayago

Periodista leonesa

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: