Dos poemas de Robert Desnos

Robert Desnos.

En TAM TAM PRESS continuamos con la sección antológica “LOS POEMAS COLGADOS”*, con textos de poetas muertos escogidos por Ildefonso Rodríguez Eloísa Otero. El trigésimo autor que llega a esta sección es el poeta surrealista francés Robert Desnos, cuya breve vida (1900-1945), con su trágico final, parece condensar una gran parte de la aventura intelectual de la primera mitad del siglo XX.

Nacido en París con el cambio de siglo XIX al XX, Robert Desnos publicó sus primeros versos surrealistas a los 18 años. Como poeta desarrolló un talento especial para la escritura automática y el sueño hipnótico, pero también ejerció como periodista y crítico de cine, destacó como un innovador locutor de radio y, durante los años 20 y 30, compartió amistad con Picasso, Hemingway, Artaud, John Dos Passos y otros muchos artistas y creadores.

Durante la Segunda Guerra Mundial fue un miembro activo de la Resistencia francesa contra el nazismo, hasta que en febrero de 1944 fue arrestado por la Gestapo en su domicilio parisino. Comenzó entonces un atroz peregrinaje a través de prisiones y campos de concentración desde Francia hasta Checoslovaquia, donde murió de tifus y agotamiento el 8 de junio de 1945 en el campo de Terezin, poco después de ser liberado por las fuerzas aliadas.

Robert Desnos posando para el fotógrafo Man Ray (1928).

:: Dos poemas de Robert Desnos

LA VOZ

Una voz, una voz que viene desde tan lejos
Que no hace tintinear las orejas,
Una voz, como un tambor, velada
Llega, con todo, claramente, hasta nosotros.
Aunque parezca salir de una tumba
No habla más que del verano y de la primavera
Llena de alegría el cuerpo
Enciende en los labios la sonrisa.
La oigo. Sólo es una voz humana
Que atraviesa los golpes de la vida y las batallas
El colapso del trueno y el murmullo de los cotilleos.

¿Y vosotros?, ¿no la oís?
Dice “La pena será corta”
Dice “La primavera está cerca”.

¿No la oís?

[Versión del francés: Ildefonso Rodríguez]

Última fotografía de Robert Desnos, en el campo de Terezin, donde murió.

El poeta chileno Raúl Zurita, en las palabras que ofreció al recibir el Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda, el 14 de julio de 2016, se refirió a la trágica historia de Robert Desnos y recordó su último poema(1) —ocho versos manuscritos dedicados a su esposa Youki—, encontrado en el bolsillo de su camisón, el día que murió:

“(…) Si el poeta Robert Desnos, uno de los fundadores del surrealismo, cruzó los campos de exterminio, ejecutando, en las condiciones más infernales que se puedan concebir, el acto absolutamente delicado de corregir un poema de amor, ¿cómo pueden comprenderse las gasificaciones masivas, los hornos crematorios, Auschwitz? Un estudiante adicto al surrealismo, que había entrado con los partisanos checos, Josef Stuma, reconoció a Desnos entre los moribundos y recogió el poema. No contenía ninguna referencia a los campos ni a las circunstancias en que fue escrito. Era solo un poema de amor; pero precisamente porque era solo eso, un poema de amor en medio el infierno, constituye la denuncia más feroz que alguien haya hecho del horror del genocidio (…)”:

“Tanto soñé contigo, / caminé tanto, hablé tanto, / tanto amé tu sombra, / que ya nada me queda de ti. / Sólo me queda ser la sombra entre las sombras / ser cien veces más sombra que la sombra / ser la sombra que retornará y retornará siempre / en tu vida llena de sol”.

(1) El conocido como Último poema de Robert Desnos no fue exactamente escrito, sin embargo, en la íntima resistencia del campo de concentración o en la certeza de la muerte temprana e inevitable. Robert Desnos lo llevaba fraguando cerca de veinte años. Los ocho versos de su último poema a Youki ya los había incluido, prácticamente iguales, en el poemario titulado A la misteriosa, que escribió en 1926, cuando era un jovencísimo poeta de vanguardia, y estaban dedicados a una cantante del music-hall parisino llamada Yvonne George (fallecida en 1930), bastante antes de que Youki apareciera en su vida y se convirtiera en su gran amor.

Este es el poema que contiene los versos que dos décadas después el preso Desnos resumiría en un pequeño papel:

[Del libro: ‘A LA MISTERIOSA’]

HE SOÑADO TANTO CONTIGO

He soñado tanto contigo que pierdes tu realidad.

¿Aún es tiempo de alcanzar ese cuerpo vivo y de besar en esa boca el nacimiento de la voz amada?

He soñado tanto contigo que mis brazos acostumbrados, de tanto estrechar tu sombra, a cruzarse sobre mi pecho, no se adaptarían al contorno de tu cuerpo, quizás.

Y ante la apariencia real de lo que me obsesiona y me gobierna desde hace días y años, me convertiría sin duda en una sombra.

Oh balanzas sentimentales.

He soñado tanto contigo que ya no es tiempo sin duda de despertar. Duermo de pie, el cuerpo expuesto a todas las apariencias de la vida y del amor y tú, la única que hoy cuenta para mí, has de saber que me sería más difícil tocar tu frente y tus labios que los primeros labios y la primera frente que llegaran.

He soñado tanto contigo, caminado tanto, hablado tanto, me he acostado tantas veces con tu fantasma que ya no me queda más quizá, y sin embargo, que ser fantasma entre los fantasmas, y cien veces más sombra que la sombra que se pasea y se paseará alegremente por el reloj de sol de tu vida.

[Traducción: Juan Abeleira y Ada Salas]

Placa dedicada a Robert Desnos en el 19 Rue Mazarine, la casa donde vivió en París.

Obra de Robert Desnos traducida al castellano:

A la misteriosa. Las tinieblas. Ed. Hiperión. Bilingüe. Traducción, introducción y notas de Juan Abeleira y Ada Salas.
La libertad o el amor. Editorial Cabaret Voltaire. Traducción de Lydia Vázquez Jiménez y Juan Manuel Ibeas Altamira.
El Destripador. Editorial Errata Naturae, 2008.

— — —

“LOS POEMAS COLGADOS”

NOTA de Eloísa Otero e Ildefonso Rodríguez: Esta sección quiere ser una Miniantología (que puede alargarse hasta donde nos den las fuerzas y las ganas). Un doble criterio nos guiará: El primero, serán poemas que los autores no podrían colgar por sí mismos, por ser ya de aquellos que Joyce sin más llamó fantasmas (“… alguien que se ha desvanecido hasta ser impalpable, por muerte, por ausencia, por cambio de costumbres”). O por decirlo con Quevedo, en nuestra Miniantología viviremos “en conversación con los difuntos”. Y segundo: nuestros propios gustos, que ojalá sepan recoger el hermoso Babel de la poesía, la Gran Republicana.

Acerca de Eloísa Otero

Periodista y escritora leonesa.

  1. precioso estudio palabra de Tzarista

  2. Desde hace casi veinte años, cuando salieron sus obras completas, llevo estudiando la vida y traduciendo la producción literaria de Tristan Tzara . Tengo terminados sus ensayos sobre arte (El poder de las imágenes)y los de literatura (Las esclusas de la poesía) inéditos en castellano pero que considero tan importantes como los famosos manifiestos dadaistas. En ellos con dos de las herramientas analíticas más importantes, la dialéctica hegeliana y el siconálisis perfeccionado por Jung disecciona sabia y bellísimamente la evolución del arte desde la prehistoria y de la poesía francesa desde el romanticismo) hasta la aparición del dadaismo. También tengo terminada su obra teatral Pañuelo de nubes, la imprescindible Cereales y Salvado y bastantes libros de poesía, todo ello repito inédito y desconocido por la cultura en castellano.
    Así mismo he traducido varios libros de la obra poética de Paul Éluard gran parte inédita en castellano, y las cinco obras en frances de Huidobro.
    Algo se ha publicado en aullidolit.com , odisea cultural y angelcarmelo.wordpress.com
    Podría enviar si lo consideran oportuno un par de ensayos y los índices de ambas recopilaciones de los ensayos de Tzara, y alguna traducción de sus poemas, de los de Paul Eluard o de Huidobro.
    Si les interesa ruego se pongan en contacto conmigo en esta dirección de correo

    angelcarmelo1956@gmail.com

    Un cordial saludo

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: