Cristina Calleja: “El teatro de provincias es más vivo que el de Madrid”

Cristina Calleja, premio de la Unión de Actores a la mejor interpretación femenina 2013. Foto: Isaac Macho.

Cristina Calleja, premio de la Unión de Actores a la mejor interpretación femenina 2013. Foto: Isaac Macho.

Entrevista a CRISTINA CALLEJA, premio de la Unión de Actores de Castilla y León a la mejor interpretación femenina por ‘El juicio de Dayton’.

• “En estos momentos cada sector se está poniendo la camiseta con sus reivindicaciones y la gente de la cultura no lo estamos haciendo”

•  “A los actores de Valladolid nos ha costado entrar en el teatro Zorrilla y todavía es difícil actuar allí”

• “Ahora no se paga caché, vas a taquilla, hay que buscar otras alternativas”

• “He llorado porque no tenía más trabajo y no siempre llegaba a final de mes”

• “Es muy importante la suerte, hay actores muy buenos que quizá no han llegado donde hubieran debido por falta de suerte”

Por MAGDALENA ALEJO

Cristina Calleja Bolado acaba de recibir el premio de la Unión de Actores y Bailarines de Castilla y León a la mejor interpretación femenina 2013 por la obra El juicio de Dayton, con la compañía Azar Teatro. Versátil y pasional, esta intérprete, como prefiere ser calificada, no añora su paso por Madrid y anima a sus compañeros a salir a la calle con las “mareas” de sanidad, educación o los parados para cambiar el rumbo de los tiempos que corren.

¿Qué ha significado el premio? El año pasado ya estuviste nominada por esta misma obra…

 —Sobre todo, el cariño de la gente, no solo de los cercanos sino de los compañeros de profesión. Me parece que es un premio que abarca más que el trabajo en El juicio de Dayton. Creo que tiene la intención de reconocer la trayectoria profesional. Somos actores que llevamos muchos años trabajando, luchando desde Valladolid. No ha sido nada fácil. Y que la entrega fuera en el teatro Zorrilla, ese teatro por el que yo he pasado frío, haciendo “Chapliana” en la calle para que no lo tiraran, con lo que nos ha costado entrar a los actores de Valladolid en ese teatro… De hecho, no está siendo sencillo que las compañías de aquí actuemos en él, es poco habitual ver el teatro lleno de compañeros, de productores como en la gala de la Unión de Actores… Fue muy emocionante.

Estos reconocimientos públicos, ¿pueden ser un revulsivo para la profesión?

—Los premios de la Unión de Actores son una manera de que los actores se hagan ver, no solo cuando actúan. A veces cuesta que los programadores vayan a vernos, yo no me puedo quejar porque no es mi caso, pero en general no es muy frecuente que se acerquen a vernos y esta gala sirve para visibilizarnos, unirnos entorno a la celebración del Día Mundial del Teatro.

¿Crees que falta unión entre los profesionales del sector?

—Sí, de hecho en la mañana del 27 de marzo hubo una mesa redonda y yo saqué esta cuestión. En estos momentos cada sector se está poniendo la camiseta con sus reivindicaciones y la gente de la cultura no lo estamos haciendo, no estamos luchando por que quiten el 21 % de IVA que nos está matando.

¿A qué se debe?

—Hay un poco de miedo y de vergüenza. Los actores somos valientes a  la hora de subir a un escenario y contar historias pero cuando se trata de hablar de nosotros la cosa cambia.

Hay una marea de la educación, una marea de la justicia, de la sanidad, pero… ¿dónde está  la marea de la cultura?

Estamos divididos. Si perteneces a una plataforma parece que no puedes estar en otra… es importante estar unidos ahora, aunque dé miedo.

Cristina Calleja. Fotografía: Isaac Macho.

Cristina Calleja. Fotografía: Isaac Macho.

Una de las cosas que os une a Raúl Escudero y a ti es que las dos obras por las que fuisteis premiados, ‘20-N’ y ‘El Juicio de Dayton’, están basadas en hechos reales y tienen una gran carga de crítica social. ¿Es una forma de llevar a escenas estas realidades y criticarlas?

Sí, el teatro es el reflejo de la sociedad en la que vive. La gente quiere este tipo de problemática, el público que va a ver el espectáculo es gente que va buscando respuestas. Muchas personas nos dicen: esto que estáis contando está pasando ahora mismo, con otro nombre pero está de plena actualidad. Y, claro, hay que recordar que El juicio de Dayton se ambienta en los años 20 del pasado siglo y pone en conflicto la vertiente evolucionista de Darwin frente al creacionismo de la religión. El hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra, siempre nos hemos enamorado o matado de la misma forma, en nombre de unos o de otros. Los profesionales de las artes escénicas tenemos que dar esos pequeños toques de atención, tenemos que hacerlo como creadores. El teatro es un reflejo, un termómetro de la sociedad.

¿Es positivo mostrar la obra en un espacio alternativo al escenario del teatro? En el caso del Teatro Calderón de Valladolid lo hacíais en la foyer galería, y me imagino que el resultado ha sido interesante para el público, para ti como actriz, para la compañía poder experimentar en otros espacios…

Sí, y es necesario en estos momentos. Ahora no se paga caché, vas a taquilla, hay que buscar otras alternativas. En esa ocasión, el gerente del Calderón, José María Viteri, apoyó la iniciativa de Azar. Hay espacios sagrados, intocables y se consiguió mostrar en esta otra zona. Das a conocer el teatro ofreciendo otros espacios, integras al público en la obra, tienes el espectador muy cerca, haces partícipes a los espectadores en un espacio nuevo.

Es una forma de innovar, algo que en Europa se lleva haciendo mucho tiempo, ¿aquí somos más tradicionales?

—Aquí ha habido épocas muy buenas, y a veces nos acomodamos. Los problemas agudizan el ingenio y permiten que uses recursos que de otra manera no hubieras utilizado. Si no es necesario, seguramente, se innova menos. Es interesante buscar otras herramientas, otras formas.

¿Cómo son los personajes que interpretas en el montaje?

—Fue un reto porque la idea de Javier Esteban, el director, fue que los actores doblasen personajes. Por un lado Rachel, hija del reverendo, novia del acusado, y a favor del evolucionismo. Y el otro personaje, Mary Jesse, está a favor del creacionismo. Una mujer muy beata, que  en algún punto de la obra roza la locura en la defensa de la religión. Es una propuesta arriesgada porque los cambios en escena son muy rápidos, te quitas una chaqueta, un sombrero y ya te ves transformada en otro personaje.

Fue un gusto trabajar estos dos registros después de dos años dedicada prácticamente al circo. Tener la oportunidad de crear dos personajes tan distintos te sientes una actriz  creadora.

—’El juicio de Dayton’ ha obtenido muchas alabanzas y también estáis nominados a los premios Max.

—Para mí lo mejor de todo es que no hemos parado de tener trabajo. El teatro solo está vivo si se representa.

Cristina Calleja. Fotografía: Isaac Macho.

Cristina Calleja. Fotografía: Isaac Macho.

Si hacemos un repaso a tu trayectoria como artista, llegamos a la conclusión de que es muy versátil: actriz, bailarina, trapecista, tocas el violín, estudiaste Magisterio en Educación Física.

—A mí me gusta la palabra “intérprete” para definir lo que hago. Interpreto cuando soy actriz, pero también cuando hago aéreos o bailo. Creo que cuantas más herramientas tengas en tu mano para contar una historia, mejor. Pero a todos los niveles, también mentalmente. Cuanto más te informes, leas, tengas vivencias, mayor riqueza artística.

De ese modo, ¿has conseguido no encasillarte?

Sí, eso es diferente ahora. Durante una época también estuve encasillada. Trabajaba en La Ventanita y parece que solo podía estar ahí. Para mí, la compañía es mi segunda familia pero yo he llorado porque no tenía más trabajo que ese y no siempre llegaba a final de mes. He currado en mil cosas, y no llamaban, y pensé… no, el mundo existe, está ahí fuera, seguiré formándome. Siempre tuve la ilusión del circo. Estuve en Carampa y Charivari, en Madrid, y luego en la Escuela de Circo de Moscú. Quería probar, algo que quería hacer desde que de niña mi madre me llevaba al circo, y a partir del circo me empezó a salir trabajo como actriz.

Corsario, Azar, Rayuela, Ballet Contemporáneo de Burgos… ¿diferentes formas de trabajar, de dirigir?

—Sí, cargar la mochila de cosas, de experiencias. Te enriquece trabajar con otro director, otros compañeros.

¿Qué te queda pendiente?

—Si tuviera dos horas más al día haría más cosas. Soy un culo inquieto y siempre estoy haciendo y liándome. Tengo muchos retos, me encanta la música, ahora estoy con el violín que es muy complicado, me llama la atención el piano… Tengo una edad donde el cuerpo no responde igual, cada cosa tiene su momento y necesito más tiempo para calentar, no estiras igual. Es muy importante la suerte, hay actores muy buenos que quizá no han llegado donde hubieran debido por falta de suerte.

¿Los profesionales de la región estáis reconocidos en vuestra propia casa?

—Somos muchos, y muy buenos… yo he decidido quedarme aquí a trabajar. Si hubiera querido estar con el Circo del Sol me hubiera ido a Canadá. Sales fuera de España a actuar y te piden fotos, autógrafos… pero aquí mucha gente de circo ha tenido que irse porque no ha habido forma de trabajar. Yo he conseguido hacer circo, y eso es muy difícil.  Estoy convencida de que tenemos profesionales y compañías muy buenas en la región, además contamos con la savia de las nuevas generaciones que salen de la ESACyl. Muchos optan por probar en Madrid o el extranjero.

¿Madrid es la meta?

—Tampoco allí hay más trabajo. O montas algo, y solo se ve allí, o… ¿Quién tiene más funciones?, ¿ellos que han representado unos meses en Madrid o nosotros que nos hemos recorrido toda España con un espectáculo? El teatro de provincias es más vivo que el de Madrid. Aunque, puede haber otros matices, en general, es así.

Noticias relacionadas:

  1. Pingback: “La Cultura enseña que la diferencia es esencial para los seres humanos” | Tam-Tam Press

  2. Pingback: Cristina Calleja y Raúl Escudero, doble premio a los mejores actores | Tam-Tam Press

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: