Un rayo de esperanza en Somalia, el país de las tinieblas (I)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El fotógrafo leonés JM López inicia una nueva serie especial para TAM TAM PRESS desde Somalia, a donde se ha desplazado recientemente para retratar las dificultades que vive el país africano.

Por JM LÓPEZ/AFP
(Texto & Fotografías)

Esperanza es la palabra más escuchada en las calles de Mogadiscio por primera vez en 23 años de guerra. Desde que se retirasen los islamistas de Al-Shabaab (filial de Al-Qaeda en Somalia) en agosto de 2011 y las fuerzas de la Unión Africana tomaran el control, la ciudad ha experimentado un crecimiento lento pero constante. Nuevos negocios han abierto sus puertas y las inversiones comienzan a llegar gracias a la estabilidad política que, pese a ser frágil, proporciona el marco legal necesario para que el país empiece a funcionar.

Los piratas se han reconvertido en pescadores, reduciéndose el número de ataques a otros barcos de 243 en 2011 a sólo 9 en 2013. Gracias a esto, tanto la lonja de pescado como el puerto han podido recuperar su actividad y cada vez son más los buques que llegan hasta aquí para descargar sus mercancías.

Las mujeres vuelven a asistir a la escuela, antes prohibida para ellas, practican deporte, pueden ir a la playa siempre que quieran y ahora también forman parte del Ejercito Somalí.

Una sensación de prosperidad que acaba a pocos kilómetros de la capital, donde los combates continúan. Allí Al-Shabaab todavía controla gran parte del territorio y es donde preparan los atentados suicidas que golpean Mogadiscio con cierta frecuencia, el último hace apenas una semana dejo 5 cadáveres sobre el asfalto en el checkpoint de acceso al aeropuerto. Una guerra asimétrica que no termina nunca y que ya ha costado la vida a más de un millón de personas.

Pese a las dificultades que los somalíes tienen que afrontar cada día, la gente ha recuperado la ilusión, miles de desplazados internos sobreviven en campamentos a las afueras de la ciudad, la desnutrición alcanza a gran parte de la población y la destrucción es visible por todas partes, pero aunque la mayor parte de las calles están sin asfaltar el primer semáforo de Mogadiscio ha empezado a funcionar.

  1. Pero que pedazo fotógrafo es JM.

  2. Pingback: El oficio más peligroso de Somalia (II) | Tam-Tam Press

  3. Pingback: La batalla contra el hambre está perdida (III) | Tam-Tam Press

  4. Pingback: Los desahuciados de Mogadiscio (IV) | Tam-Tam Press

  5. Pingback: Vuelve el fútbol, vuelve el espectáculo (V) | Tam-Tam Press

  6. Pingback: Sin novedad en el frente (VI) | Tam-Tam Press

  7. Pingback: La tradición puede más que el sentido común (VIII) | Tam-Tam Press

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: