Concha Jerez: “Tengo dos ejes de trabajo, la instalación y la reflexión sobre el lugar”

La artista canaria Concha Jerez. © Fotografía: Eloísa Otero.

La artista canaria Concha Jerez. © Fotografía: Eloísa Otero.

 Por CAMINO SAYAGO

Reconocida en el mundo del arte, con obra en la colección del Museo Reina Sofía y la Medalla al Mérito de las Bellas Artes, concedida por el Ministerio de Cultura en 2010, Concha Jerez (Las Palmas de Gran Canaria, 1941), es parte de la historia del arte español. “Interferencia en los medios”, la muestra que alberga el Musac, exhibe solo una de las líneas de trabajo de la artista canaria, pero refleja su interés por utilizar diversos medios de creación a la vez, entre ellos la radio y la televisión, para dar forma a su obra. De hecho se mueve con agrado desarrollando todas estas facetas a la vez. En su discurso, que sigue partiendo del concepto, subyace el feminismo, la crítica social, también utiliza el lenguaje como materia prima y la tecnología como herramienta y trabaja en y a partir del lugar. Su obra parece sencilla pero es difícil, por momentos oscura, llena de guiños filosóficos e incluso metafísicos, con los que intenta involucrar al público. La música es otra de las vertientes de su producción, ligada desde 1989 al compositor José Iges, su pareja artística en numerosos proyectos.

Emprendió la licenciatura de Ciencias Políticas y la carrera de piano en el Real Conservatorio de Música de Madrid. Pero su rumbo era otro: acabó compaginando la producción artística con la docencia. “Yo había empezado con la música a los seis años, la carrera de piano, y quería dedicarme a la música”. Así concluía esta corta conversación con Concha Jerez, una de las artistas pioneras del arte conceptual en España y también una de las primeras en explorar el arte electrónico. La creadora canaria habla de su exposición en el Musac, en la que muestra sólo un pequeño fragmento de su trabajo, veintiuna obras, realizadas a lo largo de cuatro décadas, entre 1974 y 2014. Un recorrido que se centra en los medios de comunicación y en su poder para configurar la realidad y que, sobre todo, invita al espectador a ejercer una interpretación crítica.

—¿”Interferencias en los medios” tiene cierto carácter retrospectivo?

—Acometer una exposición retrospectiva sería una locura y además no se podría profundizar en el discurso que he trabajado. Esta muestra es solo una de las líneas de trabajo, la intervención en los medios, pero hay otras que quiero realizar, porque ya tengo una cierta edad, este año cumplo 73 años y veo que la fecha de caducidad se acerca; y eso que mi madre tiene 96 años y está bien, es decir, hay que hacer las cosas cuando uno está bien.

El próximo año haré una exposición, prácticamente retrospectiva del trabajo común con José Iges, que se centra en el tema de los medios/mutaciones. Tenemos una idea desde hace tiempo que es la del artista como mutante mediático: en función de los medios vas cambiando tu forma de hacer y tu forma de comportarte. Trabajas con Internet y tienes que meterte en un mundo diferente. Llevamos tiempo preparando y filtrando todo mi trabajo de acción.

En mi trabajo de acción hay dos partes. Por un lado acciones que llevan a la realización de obras, que son acciones privadas, por ejemplo en la mesa necrológica el trabajo de búsqueda desde el periódico, una acción sistemática que no está dentro del ámbito performativo. Pero después hay ese otro lado de la silla como actitud performativa: eso es lo que queremos recoger, estamos empezando a trabajar en ello Margarita Murría (comisaria) y yo. Y después hay otra que sería una visión ideal, en la que ya he empezado a trabajar. Pero como el lugar es más complejo, y no quiero aún hablar de ello, sería una mirada trasversal ya de mi obra en general, partiendo de mi archivo que es enorme y que va de todos los proyectos… hay muchas cosas. Por ejemplo, podría volver a intervenciones in situ porque ese es uno de los ejes. Tengo dos ejes de trabajo, la instalación y la reflexión sobre el lugar, lo que ha pasado no sólo en el edificio sino en la ciudad. Hay muchas obras en el entorno y estoy haciendo ese trabajo de instalación, tomando el lugar como soporte, como parte. Eso requiere, claro, ¿cómo lo voy a hacer?, ¿cómo se puede hacer? Sólo con una mirada y con un archivo completo que recoja ese caminar y a través de ejemplos concretos en el trabajo que se ha realizado y luego de eso, (risas) me puedo morir.

—Mezclas obra reciente con trabajos anteriores, ¿cómo los has sido la elección?

—No, no lo he elegido porque el problema que es que tengo muchísima obra, durante muchos años de mi profesión he decidido vender mi obra desde el 75 al 87 para desarrollar el concepto de obra in situ y una serie de cosas que no quería que me condicionara ni el mercado ni nada. ¿Qué me ha permitido? Tenía una cosa positiva que podía elegir… y me permitía tener la propiedad de mi obra, pero la parte negativa es que no he estado mucho tiempo en el cotarro. Mucha gente de mi generación si ha vendido su obra… pero y claro a la hora de elegir un tema… Mira, para esta exposición había elegido dos obras que no he podido contar con ellas, una está en la colección del Reina Sofía y la otra pertenece a un coleccionista privado, José María Lafuente, un coleccionista de Santander. Justo cuando inaugurábamos en León se inauguraba una exposición en Santander y, claro, la necesitaba. ¿Qué pasa? Que como tenía otras, entonces la elección de todas las obras ha sido decisión del discurso y también del espacio. Porque claro, “La caja de cotidianeidad” no la puedo colocar en cualquier sitio, tiene que ser en un lugar determinado. El espacio era interesante y la elección la hemos hecho Alicia Murría y yo.

— Has expuesto en casi toda Castilla y León pero en León nunca ¿no?

—Bueno sí, en muchos sitios, en casi toda Castilla y León, en León no, no. En Valladolid sí, ya en una época muy temprana en el 87, luego en Lugo y después en ese mismo año hice una intervención enorme en toda la fachada del Teatro Calderón de Valladolid, para la octava edición de la Muestra Internacional de Teatro. Eso me abrió las puertas, a través de mi primera galerista de Alemania, para que me invitaran a hacer otra intervención en la fachada del Museo Wiesbaden, porque recordaba, un poco como estructura, una historia que para mí fue importantísima porque eran mujeres claves del siglo XX, empezando por las constructivistas rusas…. Me dieron la oportunidad de hacer esa intervención en toda la fachada del museo, con todo el equipo y con artistas, con todo tipo de documentos, bueno, primeras figuras de todo el mundo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

—Desde los años setenta que empezaste los cambios han sido tremendos… y me imagino que los medios eran menos transparentes, pero, ahora, ¿resulta más fácil buscar, escudriñar en esa información?

—Ahora si quieres tener más información tienes que hacer cribas porque también hay cosas que… no es tan transparente como parece, pero sí, bueno, tienes muchas fuentes de información, mucho más que en otros momentos. Lo que pasa es que siempre el gran problema es que hay, desde que yo empecé, muchos grupos de noticias que se obtienen de agencias internacionales y eso varía totalmente, porque ahí hay un colonialismo bestial y hay además una manipulación terrible. Por ejemplo, cito una cosa que se me viene a la memoria. Cuando la guerra del Golfo todo el puente de San Francisco se llenó con una manifestación en contra de la guerra y no salió en ningún sólo medio de Estados Unidos, y, claro, al no salir en Estados Unidos las agencias no dijeron nada. Yo me enteré por un amigo. Claro no era la época en la que la gente hace fotos y las envía por Internet y puedes tener otra visión. Siempre hay que tener en cuenta a las noticias básicas que vienen de agencia, pero verdaderamente lo que hay es tremendo.

—Pero claro hay que tener en cuenta la manipulación desde los propios medios de comunicación, creando realidades artificiales. Interferencias surge como un canal para contemporizar un poco la realidad aparente y la que subyace…

—Simplemente para que el espectador le dé que pensar y no se crea a priori lo que le viene, es decir que actúe como una unidad de interferencia. La idea de que la persona cuando se coloque delante de la televisión que no se lo crea… en principio a lo mejor es creíble, pero por lo menos que lo cuestione, lo crea o no lo crea, está en su derecho, al menos que esté atento, alerta.

—Hay muchos conceptos claves en tu obra, la idea de tiempo, de silencio, de sonido, de azar. El paisaje es un tema recurrente en tu trabajo, una idea prioritaria para conjugar todos los elementos. Paisaje de ambigüedad, paisaje electrónico, paisaje de memoria, paisaje sonoro, paisaje de infinitos metros cúbicos de personas desaparecidas …

—Sí, el espacio real, aunque cada uno vemos la realidad de una forma. El espacio vital que configuramos como visión de todo incluso tu conocimiento de muchas cosas a través de ese paisaje elemental. Espacio virtual, lo que estás viendo es irreal pero estás viendo una cosa y esto es una tontería pero no es una tontería, tu lo ves así pero puede tener otro discurso, el paisaje electrónico el paisaje que se te refleja. El paisaje sonoro que viene de la radio, que es el medio que recorre más distancias y más lugares porque hay lugares donde no llega la televisión.

—Con los paisajes sonoros has trabajado mucho, como es el proyecto “La Ciudad de Agua”, una composición que elaboraste en 1994 junto a José Iges. Doce postales sonoras de la Alhambra y el Generalife de Granada… pero ahora, ¿en qué estás trabajando?

En esa exposición de Granada. Acabamos de hacer lo que antes te mencionaba, que es una obra para la web del patronato de la Alhambra, en el que puedes entrar por medio de tu correo electrónico. Entras ahí en cada una de las postales, porque, recuerda, que el subtítulo es doce postales sonoras sobre la Alhambra, cuando entras automáticamente el sonido salta, igual que el que tienes en tu disco, pero que representan un número, y entonces aparecen fotografías y lugares que no están visibles en la Alhambra, pero lo más, digamos, estereotipado, la más conocido, a veces son fragmentos de un artesonado, unos pájaros que están volando, en fin… y también hay vídeos. Pero después, abajo del todo tiene email, entonces tú puedes elegir la postal que quieras y enviársela a quien quieras, está bien. Si nosotros trabajamos con una tercera persona nos da esas posibilidades a través de la investigación.

—Y enlaza con el concepto del tiempo…

Va ligado al concepto del tiempo. Y he trabajado mucho con el tiempo, precisamente en los años ochenta y en los noventa y es algo fundamental porque la idea del tiempo te permite no sólo en la acción de algo que queda ahí, que puedes fijar, sino que te permite trabajar la obra, es un recorrido que haces o bien privadamente o públicamente y todo ese discurso se enriquece, con todo ese caminar. Además pasa una cosa, esto que estamos viviendo ahora es un tiempo único porque ya no vuelve atrás, y eso me interesa muchísimo. Es una idea con la que he trabajado en muchas instalaciones en las que el espectador está viviendo ese momento, que es único.

—La pieza que más te gusta es “La caja de la cotidianeidad”…

—Sí, la de la mujer, la caja verde, la caja de la cotidianeidad. Además me ha encantado poder tener la oportunidad de mostrarla y con ello modificar el discurso que tenía anteriormente.

—En tu discurso la mujer es una pieza esencial, ocupa un papel significativo en tu trabajo…

—No siempre. Yo me di cuenta que en mi formación siempre había recurrido a hombres, ha sido así, cuando estudiaba Ciencias Políticas. Aquí hay algunas obras que venían de seguro como preocupación de la mujer, pero hay muchos temas en general, el tiempo, la división, el paisaje…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Jerez & Iges

La muestra cuenta con un espacio documental en el que, junto a publicaciones y materiales videográficos de las diversas prácticas realizadas por Concha Jerez, se puede acceder al Archivo EXPANDED RADIO de José Iges y Concha Jerez. Un ordenador permitirá la navegación del público por materiales de audio, vídeo, textos en castellano e inglés, así como documentos, esquemas, partituras e imágenes. Ese archivo se centra en las obras radiofónicas firmadas conjuntamente por Concha Jerez y José Iges, así como en las instalaciones, performances, conciertos y vídeos relacionadas o surgidos como extensión de ellas en un período que va desde 1990 hasta 2014. El diseño de esas páginas ha sido realizado por los autores con la colaboración del compositor, percusionista y técnico informático, Pedro López.

Mas información en: Carolee Schneemann y Concha Jerez, pioneeras en la rivindicación de la mujer

• CALENDARIO DE ACTIVIDADES DEL PROYECTO

PROGRAMA DE PERFORMANCES DE CONCHA JEREZ

  • SEPTIEMBRE
    Domingo 28 de septiembre, 13.30 h. Salas 4 y 5
    Cuatro visitas guiadas de 4’33”. Versión MUSAC (2011-2014). Duración: 18 min 12 seg.
  • OCTUBRE
    Domingo 19 de octubre, 13.30 h. Sala 4
    Intervalo único autocensurado. Versión MUSAC (2011-2014). Duración aprox. 20min.
  • NOVIEMBRE
    Domingo 9 de noviembre. 13.30 h. Salón de Actos
    De gesto privado al signo público. Versión MUSAC (1999-2014). Duración aprox.20 min.

TALLER

Viernes y sábado 26-27 de septiembre, 17-18 de octubre, 7-8 de noviembre, 2014
El lugar como soporte de Intervenciones”

  • Dirigido a: estudiantes de BBAA y artistas.
    Aforo: limitado a 15 personas, selección por carta de motivación y CV.
    Precio: 30 euros
    Inscripción: Del 1 al 15 de septiembre en http://www.musac.es
  • El día 17 de septiembre se hará pública la lista de personas seleccionadas en la web del museo.

CONVERSACIÓN

“Recorriendo los paisajes de Concha Jerez”
Viernes 26 de septiembre, 20:00 h. Salón de actos del Musac.

Acerca de Camino Sayago

Periodista leonesa

  1. Pingback: Concha Jerez regresa al Musac con dos performances | Tam-Tam Press

  2. Pingback: Concha Jerez recibe el Premio Nacional de Artes Plásticas por toda su trayectoria | Tam-Tam Press

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: