Poesía Salvaxe

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Reproducimos la crónica de la Ronda de poesía salvaxe publicada originalmente en Bebiendo Versos, el blog de Magalí Labarta, firmada por uno de los promotores de la revista de poesía FAKE:

Por CARLOS PÉREZ-ALFARO
Desde Bebiendo Versos

La cita anotada en el pósit dice viernes 13 noviembre, 8 tarde, bar El Cardo. Ronda de poesía salvaxe.

Salvaje. Recuerdo películas de infancia, cuando la cultura de los colonos apodaba salvajes a los nativos de los continentes que los nuestros devastaron para enajenar sus materias primas. Hoy sufrimos la bajamar de aquellos lodos.

En la lengua del poder, salvaje es incivilizado. En la del contrapoder es resistencia.

Poesía no domesticada, de resistencia, dice el maestro de ceremonias, el poeta Víctor M. Díez, en su presentación de la ronda (que dedica al ausente Fran Trapiello) y del libro antológico Escolma Salvaxe. La Semana de Poesía Salvaje partió de una charla entre Guillermo Ferrández, Karlotti Valle y Marcos Lorenzo, hace ocho años, mientras bebían en un oscuro rincón de una taberna del puerto de Ferrol, La Rosa del Pirata. Ron, ron, ron, la botella de ron, confirman Al Vidal y Elicio Barrio con voz ronca.

Poemas salvajes para ser dichos na rua, con toda la brutalidad del decir, atruena Guillermo. Como en la protohistoria de la humanidad, lo salvaje se actúa a la intemperie y se sueña al abrigo de las cuevas. Callejuelas y tabernas.

Y ruge el poeta: …y tiento cuanto amo / y aunque sea ceniza / lo levanto hacia el cielo / y lo proclamo / ceniza / aunque sea ceniza /  todo lo que me han dado / todo lo que tengo / a modo de esperanza.

Con voz tenue, Karlotti relata cómo fue que la poesía salvaje anidó en las calles de Ferrol, porque la poesía es de las palabras y las palabras son de todos. Así, hablada, penetró en el sentir de la gente de las fruterías, pescaderías y mercados, de las plazas y calles que recorrían, hasta convertirse en cita de tintes familiares. Y evoca a Fran, el amigo: todos los que escribimos un poema damos un testimonio que también quiere ser un testamento.

Le siguen Eloísa Otero, Jorge Pascual, Concha Lucas, el mismo Víctor M. Díez y más tarde, con la guitarra, Manolo Bacalhau. Acompañados en todo momento por Al Vidal a la guitarra y Elicio Barrio al acordeón. Antes de abandonar El Cardo repasamos la exposición de fotografías de Pepe Posse. Y ahí, por la mirada, como antes por la escucha, se nos inocula el virus del deseo de viajar. Ron, ron, ron, la botella de ron.

Navegamos luego viento en popa, a buena marcha, hacia la tasca El Cuervo, pero cuando llegamos a puerto otros piratas se nos han adelantado y apenas cabemos. La marea salvaje ha experimentado un crecimiento inesperado: lo que decían de Ferrol se ha contagiado a León. Lo señala Víctor: traerlos es la mejor manera de contar la semana salvaje. Así, todo el rato, todo el día, toda la semana.

A malas penas escuchamos a Karlotti hablar del otro que no es uno mismo, oportuno en este tiempo excluyente de tantos otros… Y de la vida y la muerte: la vida no se aplaza jamás / y ni siquiera la muerte / que en mis ojos no cabe. Secundado por el trueno de Guillermo: estoy borracho de vida / estoy borracho de vida y no de muerte. Ron, ron, ron, la botella de ron. Al Vidal y Eli Quartier. Cada minuto que pasa se enrola más piratería.

Salimos de El Cuervo y viramos a estribor, en dirección al Ateneo Varillas, pero una galerna de taninos de color cereza nos envuelve y erramos el rumbo. Fondeamos en puertos que no estaban en los mapas de navegación y cuando por fin atracamos en Varillas, un espacio acogedor y amable, los cincuenta bucaneros de El Cardo somos ya más de cien salvajes alborotados. Al salir perdemos de nuevo la derrota y encallamos en los bajos del Barrio Húmedo. Ahí acaba nuestra aventura: desertamos de la medianoche en Santo Martino.

Aunque nos retiramos, en fin, contagiados por la locura salvaxe de los ferrolanos.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: