Silvia Abad Montoliú: “La poesía es un accidente, se escribe por el impulso en sí mismo”

La poeta Silvia Abad Montoliú, retratada para la exposición "Invocando a Lempicka", de Julia D. Velázquez. © Fotografía: Cortesía de Julia D. Velázquez.

La poeta Silvia Abad Montoliú, retratada para la exposición “Invocando a Lempicka”, de Julia D. Velázquez. © Fotografía: Cortesía de Julia D. Velázquez.

 Por CAMINO SAYAGO

Con “La noche que dejó de ser un animal” Silvia Abad Montoliú enarbola su primer poemario, cargado de emociones encontradas, que a medida que evolucionan cobran nuevo sentido. Son emociones y como tales no se pueden encasillar. TAM TAM PRESS en alianza con Producciones Infames y el sello editorial Mr. Griffin aprovecha la puesta de largo de esta joven poeta para abrir una nueva vía que permita reconocer el trabajo de las nuevas generaciones, que reclaman un espacio propio. El libro se presenta este martes 24 de mayo a las 20:15 horas en la sede de la asociación UAW/MF.

—Cuentas con una trayectoria muy breve. Solo has publicado poemas sueltos en antologías y publicaciones. “La noche que dejó de ser un animal” es tu primer poemario. ¿Cómo te sientes ahora que ya acaba de salir de imprenta? ¿Te asusta mostrar al lector tu escritura?

—Al principio asusta, pero con el tiempo es como si lo hubiese escrito un otro, que es un poco lo que pasa cuando escribes. Para mí esto está siendo un momento muy importante, crucial; estoy muy ilusionada y agradecida, por todas las personas que me han apoyado y que confían en mí y en lo que hago, eso es lo más bonito de todo esto.

—Son once poemas que irradian  amor, tristeza, oscuridad… Es como si los gorriones, una figura que utilizas repetidamente, presagien con su vuelo un sentimiento de pérdida. Como contraste, los girasoles parecen recibir la nostalgia como imagen de luz. ¿Qué hay ahí?

Sabe más el poema de mí que yo del poema. Cuando me preguntan qué significa “el hijo”, qué significan los girasoles, siempre respondo lo mismo: muchas cosas, porque yo ahí veo gorriones y girasoles, poco más. Cuando lo releo puedo hacerme una idea de por qué he utilizado ciertas cosas, qué podrían significar para mí, pero no se puede explicar, no puedo explicar un poema, y no creo que vaya a poder hacerlo nunca, es como intentar explicar una emoción, es una cosa muy abstracta. Crees que sabes por qué lo has escrito, de hecho sabes con qué intención lo has utilizado, pero cada vez que lo relees encuentras una cosa que no habías visto y con el tiempo empieza a significar otras cosas o te das cuenta de que podría significar mil cosas distintas, de que lo que querías contar en ese poema lo has contado sin darte cuenta en otro y viceversa. Es un poco freudiano todo esto.

—En once poemas nos dejas tu voz interior. Una voz que nos habla de lo cercano, de tu entorno íntimo con cierta solemnidad y dureza. ¿La vida se proyecta o simplemente es un guiño al paso del tiempo? 

—Son un poco la misma cosa, ¿no? Me parecen la misma cosa, quiero decir. Creo que lo realmente importante es el crecimiento que se da a medida que el tiempo pasa.

El prólogo del  libro lo ha realizado el poeta gallego Gonzalo Hermo, Premio Nacional de Literatura, y el epílogo el leonés Víctor M. Díez. Les has impactado…

La impactada soy yo. Para mí Víctor y Gonzalo son muy grandes, tanto a nivel artístico como personal, así que me emociona mucho que estén en el libro porque son dos de las personas que más admiro.

Hermo dice que la poesía puede ser un  juego pero también un espacio para la verdad. ¿Qué lugar ocupa la evocación de lo real en tus poemas?

No creo que en un poema se pueda decir algo que no sea real; anhelar una realidad distinta también es una realidad, todo lo que se dice en un poema es absolutamente real para el que lo escribe.

Eres muy joven y llama la atención la rotundidad de algunas de tus frases. Un ejemplo: “La memoria es el puño cerrado frente al ojo”. Es el final del primer poema. Además de los recuerdos ¿qué más teje el hilo de este debut en solitario? 

Supongo que uno siempre está descubriendo cosas, pero a mi edad digo yo que será algo más continuo; todo es una sorpresa, así que supongo que en lo que escribo hay mucho de esa sorpresa y de la decepción que viene con ella a veces. Eso y que dramatizo mucho las cosas.

_¿Qué te impulsó a escribir poesía y qué es para ti la poesía? 

—Para mí la poesía es lo mejor y lo peor que le puede pasar a uno, alguien que mira un accidente. La poesía es un accidente. Creo que se escribe por el impulso en sí mismo y no porque haya algo que lo impulse: necesitas comunicarte pero a la vez estás intentando protegerte de algo, evitar la comunicación. Los impulsos son un poco eso.

—¿Dónde buscas referentes y cuáles son tus influencias más directas?

—Creo que cualquier cosa que uno lee, ve, escucha, experimenta es una influencia; es decir: hay muchísimos artistas a los que admiro, muchos artistas que me gustaría ser, y ha habido personas que me han enseñado más que otras, pero seguro que estoy influenciada por personas y cosas que nunca pensé que me podrían influir, igual ni las recuerdo.

—¿Cómo ves la representación  de las mujeres en la poesía española actual? ¿Qué nombres destacarías? 

—De las mujeres en la poesía española actual opino lo contrario de lo que opina Chus Visor de las mujeres en la poesía española actual.

Sello de Silvia Abad Montoliú para el espectáculo poético-teatral "Cartas acrobáticas".

Sello de Silvia Abad Montoliú para el espectáculo poético-teatral “Cartas acrobáticas”.

—Además de escribir, participas en distintos proyectos artísticos en la ciudad, como Teatro El Mayal o el Laboratorio Poético, entre otros. Háblanos de ellos.

—Me sentiré siempre un poco en deuda con ambos, porque pocas cosas me habían realizado tanto hasta ahora; aparte de todo lo que me han aportado a nivel artístico, creativo y experiencial, que ha sido muchísimo, y todas las personas que he conocido, lo bien que lo hemos pasado, lo que me han enseñado y aportado a nivel personal, todo eso, también han sido el lugar donde más he aprendido sobre compañerismo, apoyo y pertenencia. Los considero a ambos una muy buena decisión, dos casas donde volver.

—También estudias Educación Social en la Universidad de León. ¿Cómo ves y cómo vives el mundo universitario? 

—La Universidad ofrece recursos que son muy útiles si se saben utilizar: tienes acceso a cosas que son difíciles de encontrar en otra parte, siempre hay cursos, charlas y actividades culturales, pero creo que cae en la misma problemática que todo el Sistema Educativo en general y que por eso sólo una minoría de los estudiantes acceden a ellos.

—La banda “Ex Máquina”, integrada por Daniel James Spencer y Guillermo Alonso, ha realizado una adaptación musical de tus poemas para la presentación del libro. ¿A qué suena?

No son adaptaciones de ningún poema, son un poema.

1-silvia-la-noche

Silvia Abad Montoliú.

Reproducimos a continuación el poema que abre La noche que dejó de ser un animal”, primer poemario de  Silvia Abad Montoliú:

:: [Tu boca me mira, reflejo a oscuras]

Tu boca me mira, reflejo a oscuras,
me escupe a la frente la imagen;
maúlla, y del labio entreabierto
emergen mis manos de piedra.

Tomo el nombre y lo interpongo,
impido el estallido de gorriones,
la absoluta desnudez de lo indecible.

La memoria es el puño cerrado
frente al ojo.

— — —

Nota: * Esta publicación ha sido producida de forma conjunta por TAM TAM PRESS (a cada socio/a se le regalará un ejemplar) y Producciones Infames con el sello editorial Mr. Griffin. Los socios y socias de TAM TAM PRESS pueden recoger su ejemplar en la galería leonesa Ármaga (C/Alfonso V, nº 6. León).

Además, el libro se puede adquirir al precio de 6 euros en las librerías de León: Valderas, Artemis, Alejandría, Universitaria y Galatea, y también a través de la página web del editor Mr. Griffin.

— — —
Información relacionada:

Acerca de Camino Sayago

Periodista leonesa

  1. Pingback: Poesía opaca (1) / “Miséricorde !” | Tam-Tam Press

  2. Pingback: Poesía opaca (2) / “Mission” | Tam-Tam Press

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: