Belén Ordóñez compone su ópera prima literaria con un libro de relatos

Belén Ordoñez. Fotografía: Carlos Pérez.

Por CAMINO SAYAGO

La pianista leonesa Belén Ordóñez se estrena en el universo literario con ‘Relatos entre notas’, título que completa con un muy apropiado ‘Para músicos y otras especies’. Publicado por Eolas Ediciones, en él combina música y literatura, y también a partes iguales, ficción y realidad a través de cuarenta relatos que estrechan lazos entre la partitura y la palabra escrita. Los títulos de siete de ellos se corresponden con otros tantos de piezas musicales propias. El prólogo es de Alfonso García, el texto de contraportada de Avelino Fierro. La fotografía de la cubierta es de Carmen Coque y la de la solapa de Carlos Pérez.

En estos cuarenta relatos Belén Ordoñez se ha propuesto narrar casi en forma de cuento su relación con la música. Lleva más de tres décadas inmersa en cuerpo y alma en la docencia, como Profesora del Conservatorio de Música de León, en su calidad de titulada superior en Piano y Música de Cámara, y en el mundo de la interpretación. Así que no es extraño que el título aluda a las notas del teclado, a esas notas que normalmente se toman con un bolígrafo en el trajín del día a día. “En un principio se iba a titular Relatos en blanco y negro, que también eran muy sugerente, en referencia a las teclas blancas y a las teclas negras de un piano, también al modo mayor que puede ser el color blanco y el modo menor el negro, por la alegría y la tristeza, y también porque algunos relatos son muy alegres, otros muy tristes”, explica.

Descubrió el placer de la escritura no hace mucho y asegura que ha encontrado un espacio de libertad en el que se siente muy bien. Todo comenzó hace unos años, cuando grabó los temas para piano, ‘El Álbum de la Juventud’ y los ‘Cantos de la esperanza’, de Ángel Barja, unas piezas cortas muy exquisitas que le sugerían imágenes, como, por ejemplo, ‘Canción de Mayo’, o ‘Ausencia’. “No sé si fue una necesidad o que me apeteció simplemente por divertirme, me apeteció escribir algún relato de cada una de esas piezas y jugando jugando empecé poquito a poco a escribir cositas cortas; y lo que me hizo tomarlo un poco más como un espacio de libertad en el que disfruto, fue el que Aurelio Loureiro, director de la revista Epicúreo, me ofreció escribir en su revista y entonces le mando un relato al mes, relacionado siempre con la música. Y cuando llevaba ocho o diez dije, uy, esto me está gustando mucho y entonces ya cogí la vertiente, firmando unos para la revista y otros los empecé a escribirlos ya para poder publicarlos”.

En este espacio de libertad en el que todo cabe, Belén Ordoñez se permite licencias imposibles como volar o tener siete dedos en cada mano. “Vuelo, y me veo en el cielo con una batuta dirigiendo la sinfonía del nuevo mundo de Dvorak Y en otro relato toco el piano con siete dedos en cada mano, en alusión a Rachmaninof que tenía unas manos muy grandes y se toca mejor que con las mías, que son muy pequeñas”.  Y también se adentra en la tristeza, como en ‘El caparazón del ahogo’. “Hay muchos relatos que surgen del desarrollo de los sentidos, que es ahí donde más hincapié  hago con todo lo que me rodea, y es disfrutar de la comida, disfrutar de la vista, de los oídos, de…ahí está todo, las artes plásticas, la literatura, la buena comida, en fin nacemos con esa riqueza que es gratis, y hay que desarrollarla”.

Imagen de cubierta: Carmen Coque. ‘Adagio’, 2020 (Intervención fotográfica sobre la obra de Belén Ordóñez ‘Escombros’ , 2018).

Vivencias y sensaciones

Todos los relatos tiene connotaciones musicales y muchos de ellos tienen los finales abiertos, para que sea el propio lector quién decida cómo cerrarlos. De los 40 relatos que componen el libro siete se corresponden con siete composiciones suyas: ‘Escombros’, ‘Desolación’, ‘Por ti doblan las campanas’, ‘Memorias’, ‘Lamentos’, ‘En la laguna Estigia’ y ‘Reiteración’.  “En estos relatos no soy yo la protagonista, en algunos de ellos quizás sí, pero lo pongo en boca de otros, pero son vivencias que yo he tenido. Por ejemplo, una vez cuando estaba estudiando la Passionata de Beethoven, una sonata muy difícil que era la obra obligada para la titulación superior, estaba en casa, puse la partitura delante, vi tanto peligro que despertó el instinto como de ponerme el cinturón de seguridad del coche. Esas bobadas, pijadas, que me han pasado a mí, las he plasmado”.

‘El Quijote’ de Cervantes, ‘El viejo y el Mar’ de Hemingway, ‘La Metamorfosis’ de Kafka, son algunas de las variopintas referencias de su universo como lectora en el que incluye la poesía de Gloria Fuertes y la filosofía vital de Mafalda. Pero su escritura, insiste está ligada a la experiencia, a sus vivencias y sensaciones “cuando estás estudiando y todo está programado, todo es para un examen, todo es para una oposición y de repente dejas todo eso, y es cuando empiezan las grandes dudas para las grandes respuestas. Grandes dudas que no sabes hacia dónde ir, porque está todo hecho. Yo, por ejemplo, como pianista, cuando terminé me dije dónde voy yo tocando los nocturnos de Chopin, como todo dios o dónde voy y tocando todos los scherzos o las baladas. Entonces empecé a encontrar un camino diferente cuando me interesé en la obra de Khachaturiam y después, con el paso del tiempo, me di cuenta que con el arte el fin es el mismo. Da igual lo que estés haciendo, el fin es el mismo que es poner un poco los pelos de punta, desarrollar los sentidos, y da igual que sea música, pintura, literatura, da igual. No sé porque cada uno esta tan inmerso en una cosa, el músico solo en la música, el escritor solo en la escritura, no es eso lo que aprendí de los pintores que están cerca de mí y que pintan escuchando música, con lo cual controlan de música, a veces, más que los músicos, que como hacemos música no nos da tiempo a escuchar, porque la estamos haciendo”.

La presentación del libro tendrá lugar el 13 de febrero en el Auditorio de León a las 19:30 horas. En el acto participarán Alfonso García encargado del prólogo y el escritor Avelino Fierro, y probablemente la lectura de alguno de los relatos correrá cargo de una profesional del mundo de la interpretación.

1 Comment

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .