Laura Fraile: “La poesía ha conseguido entrar en los bares, en las plazas… y en los domicilios”

Laura Fraile. © Fotografía: Leo Juan.

Laura Fraile. © Fotografía: Leo Juan.

Periodista independiente (actualmente ejerce en el diario digital vallisoletano últimoCero y como colaboradora de TAM TAM PRESS), activista social y joven poeta y escritora, Laura Fraile acaba de publicar su primer libro, Mujeres que tararean canciones inventadas, de la mano de editorial Zoográfico que dirige Rodrigo Córdoba,. El próximo domingo 22 de marzo lo presentará en el bar Belmondo, en León, en una sesión vermouth que comenzará a las 13.30 horas y en la que estará acompañada por el editor y los poetas Víctor M. Díez y Silvia D. Chica (quien también acaba de publicar libro en el mismo sello).

Por ELOÍSA OTERO

“La poesía, por fortuna, no sólo está en los libros. Basta salir a la calle para encontrarla entre los muros de los edificios, en un avión de papel que erró su destino o en la servilleta de un bar que se resistió a ser usada para lo esperado…”. Son palabras de Laura Fraile, tomadas de una de sus crónicas.

—Aprender a mirar, a escuchar, a estar atenta… ¿lo poético habita en cada esquina?

—Sin lugar a dudas. Basta con apartar la mirada de las pantallas de los móviles para toparse con la sorpresa, que suele venir del lugar más inesperado. Para eso también hay que estar dispuesto a dejarse sorprender y ver más allá de las apariencias.

—¿Dónde te encuentras tú con tu propia poesía?

—En las cafeterías, en las aceras, en un viaje en autobús, en una conversación entre dos desconocidos…

—¿Escribir supone una manera distinta de ver el mundo?

—En mi caso, dejarme tentar por otra manera de ver el mundo me ayuda a encontrar materia sobre la que escribir.

—¿Cómo surge la idea de Mujeres que tararean canciones inventadas?

—Los textos que aparecen en el libro son de hace dos o tres años, aunque el más reciente fue escrito hace un mes. Según los iba escribiendo empecé a compartirlos en las redes sociales. Rodrigo Córdoba, editor de Zoográfico, los había leído. Un día me mandó un mensaje en el que me preguntaba si tenía editor. Ahí empezó todo.

—¿Dónde apuntas las ideas y cómo trabajas luego los poemas?

—Para mí no son tanto poemas, sino observaciones que ofrecen un mosaico de impresiones cotidianas. Algunos de los textos fueron escritos por primera vez en el primer papel que tenía a mano (una servilleta, el reverso de un flyer…). Otros han sido escritos directamente a ordenador. No hay trabajo posterior. Son el resultado de un desahogo, de la necesidad de “liberarme” de todos los estímulos acumulados. Mi única intención ha sido dejar constancia de todo lo que, por un motivo u otro, ha llamado mi atención durante un periodo corto de tiempo que en la mayoría de los casos no supera los 10 o 20 minutos.

—¿Quiénes son tus poetas de referencia —por un lado— y con que poetas o escritores te sientes a gusto?

—Estoy más acostumbrada a leer novela y ensayo que poesía. Me gusta mucho la manera de describir la realidad de George Perec o el sentido del humor de Lorrie Moore y David Foster Wallace, pero leo de todo.

—¿Te parece que asistimos ahora mismo a una especie de “boom” poético en algunas ciudades? Si es así ¿a qué lo atribuyes?

—En el caso de Valladolid hay un grupo llamado `Susurros a pleno pulmón´ que, sin lugar a dudas, es una referencia a la hora de acercar la poesía a otro tipo de lugares y de público. Parte de este reconocimiento también hay que atribuírselo a Enrique Señorans, responsable de la librería ‘A pie de página’, quien incansablemente organiza cada semana lecturas en su librería que han permitido acercar hasta esta ciudad a muchas de las mejores voces de la poesía actual. La poesía ha dejado de estar vinculada a minorías y ha conseguido entrar en los bares y en las plazas, pero también en los domicilios, tal y como demostraron las chicas del colectivo Elefante Rosa Poesía en el último tupper poetry que organizaron en el barrio de la Rondilla.

—¿Para qué sirve y por dónde pasa la poesía?

—Sirve para prestar atención a todo aquello que nos pasa desapercibido, para poner en valor lo que queda engullido por la rutina, para atrapar lo que está condenado al olvido.

—¿Qué proyectos te traes actualmente entre manos?

—Después de la presentación que haremos en León vendrán nuevas presentaciones en Madrid y Barcelona. Me gustaría probar con nuevos formatos en los que se mezclen otros lenguajes.

—Ejercer el periodismo en las condiciones actuales (precariedad, falta de perspectivas, etc) ¿es de alguna forma una actitud “poética”?

—Es un acto de resistencia que viene acompañado de muchos altibajos, pero no hay nada como creer en lo que haces para aguantar.

Laura Fraile. © Fotografía:  Jorge Lázaro.

Laura Fraile. © Fotografía: Jorge Lázaro.

Más información:

Acerca de Eloísa Otero

Periodista y escritora leonesa.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: