Una escultura de Amancio González preside ya el Aula Magna de Filosofía y Letras (ULE)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una simbólica escultura realizada por el escultor Amancio González Andrés, preside desde el pasado jueves 19 de abril de 2018 el Aula Magna de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de León (ULE), para disfrute de cuantos entren en ese espacio. La obra, hecha en madera, evoca la figura de la diosa griega Palas Atenea, símbolo del Conocimiento, flanqueada por dos guardianes de la cultura con un libro cada uno.

La obra fue presentada durante un acto en el que estuvo presente el escultor leonés, acompañado de familiares y amigos, así como del decano de la Facultad, Juan Matas Caballero y algunos profesores.

A continuación tuvo lugar un debate sobre la escultura pública en el que participaron Eloísa Otero, periodista; Luis Grau Lobo, director del Museo de León; César Ordóñez, director del Área de Actividades Culturales de la ULE, y Roberto Castrillo, profesor de Historia del Arte y secretario de la Facultad, quien explicó que el equipo decanal propuso a Amancio González “el realizar una obra que fuera símbolo de nuestro centro –se puede decir que le ofrecimos una pared y él dispuso su creación–, una obra donde lo clásico y lo moderno se conectan de forma armónica”. (A lo que Amancio respondió: “En una pared no hay otra posibilidad que jugar con el relieve”).

Castrillo señaló que a través de esta escultura “que presidirá en el futuro un espacio emblemático en nuestra facultad como es el Aula Magna, tratamos de dotar de valor público los estudios de Humanidades, más aún en unos tiempos tan convulsos como los actuales. Así, esta escultura supone un hecho a contrarriente en esta época de crisis, en la que los recortes tienen en la cultura su primera víctima”.

La obra realizada en madera brasileña evoca la figura de la diosa Palas Atenea, símbolo del Conocimiento, esculpida en un marco circular que simula –según explicó Amancio González– “el contorno de las monedas usadas, gastadas por el uso de la gente, el cual ha dejado un círculo expresivo, símbolo del paso del tiempo”.

Y arropando a la diosa griega se puede ver a “dos guardianes de la cultura con un libro, también símbolo del conocimiento, ya que esos guardianes acompañarán a la diosa de la sabiduría en el paso del tiempo”, señaló el escultor de Villahibiera. “Hacía varios años que no trabajaba la madera, sin embargo me pareció muy apropiado emplear un material tan cálido como este para emular un símbolo humanístico”.

“Esta obra será alma del tiempo y espada del olvido”, apuntó el decano, Juan Matas.

Durante el debate sobre la escultura pública se plantearon muchas preguntas sobre la implicación de las instituciones en el apoyo de los artistas contemporáneos, preguntas como estas: ¿Hay interés por parte de las instituciones por la adquisión de obra pública? ¿Quién decide qué obras artísticas se colocan en los espacios públicos? ¿Por qué no se convocan concursos públicos a los que se puedan presentar los artistas en igualdad de condiciones? ¿Por qué nunca se tiene información de estas cosas: adjudicación de esculturas públicas, presupuesto, etc? ¿Por qué tantas veces se opta por colocar estatuas en lugar de esculturas?… entre otras.

Información complementaria: 

Acerca de Eloísa Otero

Periodista y escritora leonesa.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: