‘FABERO INSTALA 1.0’

Vírgenes Paganas. ‘Pavana de Estampas’. Fotografía: Camino Sayago

El Instituto Leonés de Cultura y el Ayuntamiento de Fabero se han propuesto reconvertir el Pozo Julia en un gran escenario para el arte contemporáneo con la muestra ‘Fabero Instala 1.0’. Un proyecto complejo que aúna la creación artística con los espacios industriales mineros, y que pretende revalorizar la significación histórica y cultural de esta vieja mina. Reproducimos a continuación el texto del director del Departamento de Arte y Exposiciones del ILC, Luis García en el que explica con detalle el recorrido de esta exposición.

Por LUIS GARCÍA

El Departamento de Arte y Exposiciones del Instituto Leonés de Cultura, viene realizando una intensa actividad expositiva por diferentes localidades de la provincia de León durante todo el año, cumpliendo con uno de sus objetivos fundamentales: aproximar al público en general los diferentes fenómenos creativos. El proyecto que presentamos FABERO INSTALA 1.0 se enmarca en el ámbito de la colaboración con otras instituciones locales, en esta ocasión con el Ayuntamiento de Fabero.

Para presentar el proyecto expositivo se han utilizado las instalaciones emblemáticas mineras del Pozo Julia, transformadas en un centro visitable y expositivo, declaradas BIC en 2019e integradas en la Ruta Europea del Patrimonio Industrial en el 2020. El Pozo Julia formaba parte de Antracitas de Fabero una de las empresas carboneras más emblemáticas de esta cuenca. Se fundó en 1920 por Diego Pérez y contó con diversos centros de explotación, como fueron los pozos Viejo y Julia y los grupos Valdeguiza, Valdesalguedo, Barreras o Jarrinas, entre otros. Antracitas mantuvo la actividad minera hasta 1997, fecha en que la empresa pasó a ser propiedad de Victorino Alonso, quien la integró en UMINSA con la denominación de Sector Fabero. La extracción de carbón en la zona, principalmente a cielo abierto, finalizaría en el año 2002, cediéndose en esas fechas las instalaciones del pozo Julia al Ayuntamiento de Fabero, con la intención de crearse en ellas un parque temático minero.

En el proyecto artístico FABEROINSTALA 1.0 participan un total de 16 creadores/as multidisciplinares que intervienen con instalaciones individuales y colectivas en cuatro espacios diferentes y singulares del Pozo Julia: espacio exterior, sala de compresores, sala de máquinas y en una sala de los vestuarios. El poeta visual Gustavo Vega interviene en el exterior con una construcción poética. El fotógrafo, diseñador y artista plástico Pablo García plantea una instalación fotográfica en una sala de los vestuarios. El colectivo Vírgenes Paganas presenta la instalación fotográfica y escultórica titulada PAVANA DE ESTAMPAS en la sala de compresores; el colectivo está integrado por Carlos Luxor músico y artista plástico, Fran de Gonari diseñador de vestuarios escénicos y artista plástico, Carmen Coque fotógrafa y marcGreenBasse fotógrafo; se cuenta con la colaboración especial para este proyecto de Ángel Iznaola, tenor y tañedor de viola da gamba. En la sala de máquinas se interviene con una instalación multidisciplinar con piezas de escultura, vídeo, pintura y diseño, en la que intervienen: Alexandra Santocildes creadora plástica y videocreadora; José Antonio Santocildes artista plástico; Jonás Pérez escultor autodidacta fallecido en 2017; Reme Remedios artista plástica y galerista; Nino Cabero diseñador gráfico y artista plástico; Amancio González escultor; José María Marbán fotógrafo; UnMundo Féliz, colectivo activista de diseñadores gráficos integrado por Sonia Díaz y Gabriel Martínez.

El proyecto parte de la idea dereutilización de la gran mayoría de las piezas que intervienen en la propuesta expositiva, exceptuando las creadas específicamente por el colectivo UnMundo Féliz integrado por Sonia Díaz y Gabriel Martínez, que suponen una cita concreta al pozo Julia y su cierre, así como las fotografías del colectivo VírgenesPaganas, diseñadas inicialmente para un proyecto del monasterio de Sandoval y reconvertidas conceptualmente para la temática de la mina y este espacio de la sala de compresores. La mitad de las piezas incorporadas proceden de los fondos de la colección de arte contemporáneo del ILC, con este hecho, hemos querido incidir o hacer hincapié en la idea de reutilización, poniendo en valor la capacidad polisémica que generalmente incorporan obras en sí mismas, poniendo en valor nuevos enfoques y perspectivas, al modificar o cambiar el contexto o espacio en el que se ubican las mismas facilitando nuevas lecturas.

Esta idea de reutilización, enlaza perfectamente con el sentido de transformación o cambio de funcionalidad que en estos momentos se propone desde el Ayuntamiento de Fabero en las instalaciones del Pozo Julia. Instalaciones obsoletas y sin funcionalidad para el objeto que fueron creadas, pero sabiamente reconvertidas y modificadas en otra realidad diferente, sin perder su esencialidad minera, pero ampliando su sentido vital y funcional como espacio interpretativo y de memoria. Este sentido polisémico y funcional es el que nos ha facilitado, por medio de piezas preexistentes, generar un discurso pleno, integrador centrado en temáticas estructurales y básicas de la minería en las instalaciones del pozo. Así se crea un discurso en el que la creación artística dialoga con los espacios mineros generando una nueva visión rica y dinámica de nuevos enfoques y planteamientos a partir de pares esenciales de confrontación, tensión y diálogo. Así se propone confrontar lo orgánico y vital frente a lo inorgánico y cristalográfico en referencia directa al carbón; el resurgir de la vida frente a la muerte desgarradora; la mitología del minero bueno frente al minero humano con sus virtudes y defectos; las consecuencias sociales de la revolución industrial frente a la mitología religiosa del mundo minero. Realidades enfrentadas que forman un todo esencial y profundizan en un mejor conocimiento del mundo minero.

Gustavo Vega

Instalaciones

En la explanada exterior, recibiendo al espectador en su acceso a las instalaciones del Pozo Julia, interviene Gustavo Vega con una construcción poética, de siete toneladas de mármol blanco, que lleva por título ‘Abismo Petrificado ¡’, un título que en sí mismo podría reflejar un cierto paralelismo con la situación actual de gran parte de las cuencas mineras. Gustavo Vega es un reconocido poeta visual de proyección internacional. Es un estudioso e investigador de la poesía visual a la cual dedicó su tesis doctoral y en la actualidad cuenta con algo más de treinta publicaciones en más de dieciocho idiomas.

Esta obra se plantea como una instalación, al incorporarse a la construcción poética un lecho de rocas de carbón, construyéndose una metáfora sugerente y evocadora que incorpora los contrarios como eje fundamental. Este eje de los contrarios será clave en todo el desarrollo teórico del proyecto instalativo del Pozo Julia. En este caso la confrontación o diálogo entre dos realidades que tienen en común ser rocas pero que se diferencian entre sí, el mármol es una roca de origen metamórfica, compacta y cristalográfica y por lo tanto inerte y sin vida, pero la roca del carbón es sedimentaria y su origen es de tipo orgánico, procedente de componentes con vida, como plantas y árboles. De esta forma se construye una confrontación de gran intensidad metafórica entre el blanco del mármol y el negro del carbón, entre lo inerte sin vida y lo orgánico con vida. El carbón que dio vida a estas comarcas del Bierzo.

En una sala de los vestuarios se ubica una instalación fotográfica de Pablo García, en este caso se reutilizan piezas de la serie ‘Desideratum’ creada en 2010 y parte de ella presentada en el DA2 de Salamanca, proyecto que en la actualidad se mantiene activo, con varias intervenciones públicas en Omaña y Santa Lucia de Gordón. Pablo utiliza la apropiación de imágenes de diferentes ámbitos y las transforma y modifica por medio de tratamientos informáticos, generando un mundo de personajes irreales, inexistente, singulares y especiales (exceptuando el caso de Canga un ex minero de Ciñera) muy próximos a los diferentes territorios de la marginalidad social y que funcionan como prototipos o arquetipos de ella. Un mundo surreal con cierta carga mágica (por el halo de luz que envuelve sus cabezas en referencia alo espiritual, incluso religioso) que nos recuerda en cierto sentido ese amplio, diverso y complejo mundo de los desheredados sociales. Una fotografía con un tratamiento intensamente barroco y descriptivo que recuerda las pinturas del gran maestro Rembrandt. Lo real y lo falso se unen para recrear una nueva realidad. Las imágenes flotan en el espacio distribuidas a diferentes alturas entre las cuerdas de colgar. Estas impactantes imágenes parecen rememorar los personajes, figuras y espíritus de aquellos trabajadores mineros que tantas veces se cambiaron en estas instalaciones.

En este caso se pretende contraponer, en este espacio singular donde el hombre se desnuda y queda al descubierto, la mitología generalizada socialmente del minero como hombre bueno, corporativo y defensor de los derechos con la realidad del hombre humano que incorpora en su personalidad aspectos positivos pero también negativos, que comete errores y a veces fracasa en la vida o se autodestruye, y que en realidad esa imagen de hombre o minero, está más próxima a la esencia del ser humano.

Pablo García

En la sala de los compresores interviene el colectivo Vírgenes Paganas que presenta una instalación escenográfica con título’ Pavana de Estampas, clara referencia a la aportación musical. El colectivo está integrado por Carlos Luxor, músico y artista plástico; Fran de Gonari, diseñador de vestuarios escénicos y artista plástico; Carmen Coque, fotógrafa; y marcGreenBasse, también fotógrafo; en la propuesta se cuenta con la colaboración especial de Ángel Iznaola, tenor y tañedor de viola da gamba.

El montaje articula un conjunto de quince imágenes, un montaje escultórico y banda sonora de música religiosa antigua, recopilada e interpretada por Ángel Iznaola.

Las imágenes reflejan una actualización de las antiguas estampas de santos y arte de la iconografía católica gótica y barroca. Estas estampas muestran su particular concepto de los “santos”. Sus santos son los del siglo XXI, y que sean creyentes o no, están en la búsqueda de una espiritualidad religiosa o no. Estos nuevos santos siempre se procurarán regir con ética y “hacer el bien”. Serán razonables y sensibles, empáticos y resilientes; actitudes y cualidades que en los caóticos momentos que nos toca vivir son imprescindibles. Pavana de quince imágenes de santos/as que son retratos fotográficos de dieciséis modelos, relacionados con la vida artística y cultural de León. El montaje escultórico la ‘Virgen Pagana l: La Nueva Santa Bárbara, Patrona de los Olvidados’, es un homenaje a la perseverancia de las gentes, a la esperanza, al valor de la memoria y a la reivindicación de los olvidados en el sector de la minería y sus familias en Fabero y en El Bierzo, por un sistema económico y político que debería apoyar y ayudar a la reinvención de las personas, especialmente cuando pierden su medio de ganarse la vida.

Vírgenes Paganas

En esta sala se contraponen dos conceptos fundamentales, la represión tremenda de una sociedad trabajadora por el sistema de producción capitalista puro y duro, representado simbólicamente por los compresores como elementos esenciales de la revolución industrial, pero también minera, que se confronta con los elementos fotográficos instalativos, que simbolizan y representan el mundo ético, moral y cultural que sirve para formar, educar y liberar al hombre de sus ataduras.

El cuarto espacio corresponde a las estructuras industriales básicas que facilitan que las jaulas puedan subir y bajar por el interior del pozo de la mina. Aquí intervienen en la instalación nueve artistas: Alexandra Santocildes, creadora plástica y videocreadora; José Antonio Santocildes, artista plástico; Jonás Pérez, escultor fallecido en 2017; Reme Remedios, artista plástica y galerista; Nino Cabero, diseñador gráfico y artista plástico; Amancio González, escultor; José María Marbán, fotógrafo; Un Mundo Féliz (colectivo activista de diseñadores gráficos de proyección internacional, integrado por Sonia Díaz y Gabriel Martínez).

En este espacio se confronta la vida frente a la muerte, el minero cuando accedía a la jaula y bajaba a la mina, no sabía realmente si podría volver a salir, encontrando en algunas ocasiones la muerte, pero al mismo tiempo esa misma jaula era la que le trasladaba al exterior cada día, convirtiéndose este sencillo acto en un reencuentro con la vida. Una sala que perfectamente podría significar la confrontación entre vida y muerte, tema que se transcribe desde la vertiente creativa en la instalación.

En la sala, según se accede por la puerta, nos encontramos de frente con una gran figura de talla en madera de un hombre desnudo inmerso en una lectura, representando la parte intelectual y sensible del minero, obra de Amancio González. Al fondo, colgada en la pared, una cama, el lecho íntimo del amor, y una mesita con un libro, ambas obras pertenecientes a José Antonio Santocildes. El libro sirve como nexo entre los diferentes elementos, comunicando el lecho marital con la figura de madera, que se relaciona al mismo tiempo con el vídeo de Alexandra Santocildes, donde ella misma se convierte en protagonista, desnuda y embarazada susurrando una nana a su hija, la misma que le cantaba su abuelo. Surge así el origen de la vida, que se refuerza con unas enormes margaritas que surgen de los muros, con energía intensa y primaveral. Justo al darnos la vuelta para salir, nos encontramos con la representación simbólica de la muerte mediante diferentes vanitas, planteadas y tratadas desde los más diversos enfoques y planteamientos. Jonás Pérez, escultor fallecido en 2017, nos sugiere la muerte en la mina por medio de la colocación de seis vanitas talladas en piedra sobre un lecho de carbón. José María Marbán, aporta un gran mural correspondiente al osario de Wamba, espacio mágico que simbolizaría la memoria de la muerte a través del tiempo y de múltiples generaciones, en referencia a que somos la referencia actualizada de nuestros ancestros y muertos.

Nino Cabero, vincula su obra al mundo mesoamericano y al oriental, así surge la serpiente en relación a las vanitas como elemento de cambio, mutación, transcendencia y de tránsito. Reme Remedios aporta una magnífica pieza de collage con el tema de la muerte  en relación a esos elementos desechados de otras obras, elementos ya muertos e inútiles, que le sirven para generar una nueva realidad en relación a la muerte, incorporando un componente participativo desde la perspectiva del público y amigos, que le mandaban aquellos elementos que querían deshacerse de ellos o enterrar, centrándose la obra en la perdida en general, no solo en la persona fallecida, también aquellas otras cosas cotidianas sencillas que se nos escapan, mueren o deseamos que desaparezcan.

 

El colectivo de diseñadores internacionales gráficos UnMundo Féliz (Sonia Díaz y Gabriel Martínez) se centra específicamente en el mundo del Pozo Julia y plantea una calavera que llora y muestra un corazón, se complementa con una frase que hace referencia a la importancia del carbón en la vida del pozo y de los mineros de la zona: “POZO JULIA, Cuando a un cuerpo le quitas el corazón, se muere, y el carbón es nuestro combustible. A. Martínez”.

Un proyecto complejo que articula la creación artística con los espacios industriales mineros, generando una genuina y especial simbiosis, que pretende poner en valor y proyectar al exterior la significación histórica y cultural de este complejo industrial.

UnMundo Feliz

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .