La exposición “Mujeres en conflicto”, del fotorreportero leonés JM López, viaja al Museo de Arte Africano de Valladolid

El cartel.

La exposición “Mujeres en conflicto” del fotorreportero leonés JM López, que durante todo el mes de febrero se pudo ver en el Museo de León, se podrá contemplar desde el 6 de marzo al 26 de abril en el Museo de Arte Africano ubicado en la Universidad Valladolid (en el Palacio de Santa Cruz). La inauguración oficial tendrá lugar el 6 de marzo a las 11 de la mañana.

La muestra se completa con un ciclo de conferencias en el que participarán dos grandes periodistas especializadas en conflictos armados, como Teresa Aranguren Amézola Olga Rodríguez, que ya protagonizaron dos enriquecedores encuentros con el público en León, y a las que en esta ocasión se suma la periodista y librera afincada en Urueña Tamara Crespo, también cargada de experiencia.

Organizada por la Fundación Jesús Pereda en colaboración con la Junta de Castilla y León y Caja Rural, esta exposición tiene vocación itinerante y, durante los próximos dos años, viajará por el resto de provincias de la Comunidad. 

Por ELOÍSA OTERO

¿Dónde estará JM López ahora mismo? Probablemente siga en Siria, a donde regresó hará dos semanas o algo más, por octava vez, y eso después de haber estado casi diez meses secuestrado por los islamistas junto con sus colegas Antonio Pampliega y Ángel Sastre. El pasado 21 de febrero de 2019, hace apenas once días, López le enviaba a nuestro compañero Sergio Jorge un reportaje desde As Susah (Siria), sobre el éxodo de los miles de mujeres y niños que están huyendo del califato islámico a través de un corredor abierto por las Fuerzas Democráticas Sirias, una alianza militar de milicias kurdas, árabes y cristianas, entre otros, que con ayuda de una coalición internacional liderada por Estados Unidos, pretende acabar con el último foco de resistencia yihadista que queda en esa zona del país.

En un escueto mensaje, ese día, López explicaba que estaba en Siria cubriendo la caída del Estado Islámico y que enviaba un reportaje con fotos para TAM TAM PRESS, pidiendo que lo sacáramos “ya mismo” porque esa zona del país iba a ser liberada pronto.

Si, probablemente López siga estando ahora mismo en Siria, cubriendo la ofensiva final contra el ISIS que se ha reanudado con toda crudeza este primer fin de semana de marzo. Y allí, probablemente, no haya muchos más fotorreporteros capaces de jugarse la vida para contarnos lo qué está pasando. Pero no sólo por eso merece la pena ir a ver esta exposición. Merece la pena también porque las fotografías son absolutamente magníficas, y porque lo que cuentan llega al corazón, cursa memoria y es periodismo, buen periodismo, de ese que ya parece en peligro de extinción.

:: “Mujeres en conflicto”

El hilo argumental de esta muestra es la figura de las mujeres en los conflictos armados. Con las 16 fotografías que ha seleccionado para la exposición, el fotorreportero leonés JM López quiere ilustrar cómo “el sufrimiento que las guerras provocan en la población civil alcanza por igual a todos los habitantes sin distinción de sexo o edad”. Su mirada se centra, no obstante, en las mujeres, en las “madres que han perdido a sus hijos o, lo que es peor, que continúan desaparecidos, madres de familia que han visto sus hogares destruidos, quemados y saqueados, jóvenes que padecen estrés post traumático y que difícilmente van a recuperar la salud mental, poblaciones discriminadas por ser indígenas y condenadas a la pobreza y a la exclusión social, adolescentes vendidas como esclavas sexuales y víctimas de la violación como arma de guerra, chicas obligadas a vestir siguiendo los códigos dictados por la religión o mujeres que decidieron tomar partido como combatientes por alguno de los bandos”.

En total son 16 imágenes, cada una tomada en un rincón distinto del planeta, como apunta el reportero: “en países que continúan en guerra o que todavía están sufriendo las consecuencias que estas provocan, ya que, en muchas ocasiones, los conflictos bélicos no terminan cuando cesan los enfrentamientos o con la firma de un tratado de paz, sino que, desgraciadamente, se extienden en el tiempo durante muchos años más, afectando a la población civil y especialmente a las mujeres”.

El recorrido se inicia en Agfanistán, y continúa por Azerbaiyán, Siria — donde JM López estuvo casi diez meses secuestrado, entre 2015 y 2016, junto a sus compañeros Antonio Pampliega y Ángel Sastre—, Guatemala, Somalia, Irak, Ucrania, Palestina, Sudán del Sur, Irán, España, Chipre, Venezuela, Kosovo, Argentina e Irlanda del Norte. Cada fotografía aparece acompañada de un pie de foto, seguido de un breve texto explicativo del conflicto al que hace referencia, escrito por JM López, así como un gráfico para situar cada país en el mapa.

La foto más reciente, que es la que ilustra el cartel de la exposición, fue tomada el 7 de mayo de 2018 en Irak. En ella, una muchacha, llamada Sharihan, de 19 años, llora apoyada sobre el retrato de su madre, asesinada por el Estado Islámico, en una habitación de su casa en Sinune. La foto más antigua fue tomada mucho más cerca, en León, España, en 1999, y muestra a Isabel Cardeñosa, conocida como “La Pasionaria de León”, posando con la bandera republicana en las montañas donde luchó durante la Guerra Civil.

JM López. © Fotografía: José Ramón Vega.

:: Sobre JM López

JM López es un fotógrafo independiente especializado en documentar conflictos e injusticias en el mundo. “Con ello me gustaría pensar que mi trabajo puede ayudar a mejorar las vidas de las personas que fotografío, aunque desgraciadamente no siempre es así”.

Durante once años trabajó en el diario La Crónica de León y, posteriormente, como freelance ha viajado alrededor del mundo produciendo sus propias historias. Afganistán, Irak, Palestina, Irán, Kosovo, Haití, Guatemala, Nagorno-Karaba, Venezuela y Congo fueron algunos de sus primeros destinos. Después cubrió las guerras de Siria, Irak, Sudán del Sur, Somalia y Ucrania para varias agencias de noticias, principalmente para la Agence France-Press (AFP), pero también para European Pressphoto Agency (EPA), Associated Press (AP) y Sipa USA.

Y es que, en los últimos años, este fotógrafo inquieto y altísimo con aspecto desgarbado de ‘ramone’, tímido y de pocas palabras, aficionado al cine y a la lectura, no ha parado de coger aviones con rumbo a los lugares más peligrosos del planeta. Si no fuera por reporteros como él, jamás sabríamos lo que ocurre en las zonas más oscuras.

“Empecé a trabajar de esta forma porque quería estar donde suceden los grandes acontecimientos, ser testigo de los cambios que se producen en el mundo, y aprender algo más sobre la condición humana. Considero que por medio del fotoperiodismo puedo expresar mi propia creatividad y, al mismo tiempo, contar a los demás lo que sucede alrededor nuestro”.

Sus fotografías han sido publicadas en medios nacionales e internacionales, como The New York Times, The Guardian, The Telegraph, The Times, Le Monde, Libération, Der Siegel, Stern, L’Espresso, La Repubblica, El País, El Mundo y La Vanguardia, entre otros. También en TAM TAM PRESS, plataforma digital a la que durante los últimos años ha enviado de forma generosa sus reportajes desde distintos lugares del mundo (uno de los últimos: “Vivir y morir en el río Guaire”, centrado en los “mineros” que buscan oro y metales preciosos en las cloacas de Caracas, Venezuela).

JM López ha recibido numerosos premios, como el Fujifilm Euro Press Photo Awards en 2003, el UNICEF Photo of the Year Award y el ANI Pix Palace en 2011, o el International Photography Awards en 2013. En 2015 resultó finalista de los premios Prix Bayeaux-Calvados para corresponsales de guerra, y en 2017 recibió el Days Japan International Photojournalism Awards.

Cada uno de los lugares en los que ha trabajado le ha dejado huella, en especial Siria, a donde ha ido ocho veces, la última, en febrero de 2019 (hace apenas unas semanas, tres años después de ser secuestrado por los islamistas y de sufrir casi diez meses de calvario), para cubrir la inminente caída del Estado Islámico, un tema sobre el que muy poco se está informando y del que muy pocos pueden informar.

Mujeres con sus hijos llegan al campo de desplazados huyendo de los combates en Baghuz, último bastión del Estado Islámico en Siria. © Foto: JM López. 21 Feb 2019.

:: Tres grandes mujeres periodistas y tres conferencias

El ciclo de conferencias “Mujeres en conflicto” se celebrará en Valladolid los miércoles 20 y 27 de marzo y 3 de abril, y en él participarán, al igual que en León, dos grandes periodistas especializadas en el mundo árabe y en zonas en conflicto armado, como la veterana Teresa Aranguren Amézola y la leonesa de origen Olga Rodríguez.

A ellas se suma en esta ocasión la periodista y librera Tamara Crespo, quien hace unos años decidió abandonar el periodismo de combate para afincarse en la localidad vallisoletana de Urueña, donde fundó con el fotorreportero Fidel Raso la librería  Primera Página —especializada en periodismo, fotografía y viajes—, hablará sobre “Reporteras en conflicto: la deuda con las pioneras y experiencias personales”.

 

Acerca de Eloísa Otero

Periodista y escritora leonesa.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: