Archivo de Categorías: “DESESPERANDO A GODOT”

Unidad del dolor

Por VÍCTOR M. DÍEZ.— Que un hospital público como el de León decida cerrar la unidad del dolor en verano “es tortura” y supone “abocar a esos enfermos y sus familias y amigos a uno de los espectáculos más denigrantes que se pueda imaginar: morir retorciéndose, desear morir”.

Unidad del dolor

Por VÍCTOR M. DÍEZ.— Que un hospital público como el de León decida cerrar la unidad del dolor en verano “es tortura” y supone “abocar a esos enfermos y sus familias y amigos a uno de los espectáculos más denigrantes que se pueda imaginar: morir retorciéndose, desear morir”.

Pareidolias

Por VÍCTOR M. DÍEZ.— Uno tiende a pensar que las cosas acaban resultando, muy a menudo, lo que parecen. ¿Y si Erdogan fuese un tirano, la tetera un homenaje al execrable y Europa la antesala de una guerra mundial/fin del mundo?…

Pareidolias

Por VÍCTOR M. DÍEZ.— Uno tiende a pensar que las cosas acaban resultando, muy a menudo, lo que parecen. ¿Y si Erdogan fuese un tirano, la tetera un homenaje al execrable y Europa la antesala de una guerra mundial/fin del mundo?…

La paradoja del Landismo

Por VÍCTOR M. DÍEZ.— “Sí, aceptamos Landismo como concepto sociológico: de allí venimos, allí estuvimos y hacia allí caminamos, visto lo visto. (…) Pero ni nos tragamos el gran cine que era aquél, (…) ni somos ciegos a la vigencia de la etiqueta”.

La paradoja del Landismo

Por VÍCTOR M. DÍEZ.— “Sí, aceptamos Landismo como concepto sociológico: de allí venimos, allí estuvimos y hacia allí caminamos, visto lo visto. (…) Pero ni nos tragamos el gran cine que era aquél, (…) ni somos ciegos a la vigencia de la etiqueta”.

La Zaranda, actúa o revienta

Por VÍCTOR M. DÍEZ.— “(…) Semprún era lo que les faltaba a los vinagrentos de Jerez. Ese actor personaje al que puedes zarandear y no caerá ni una moneda redonda, quizás una fotografía de su prima la fresca. Toda la vida ensayando para ser así. (…)” / Un texto a propósito de la representación de ‘El régimen del pienso’, de la compañía La Zaranda, en el Auditorio de León.

La Zaranda, actúa o revienta

Por VÍCTOR M. DÍEZ.— “(…) Semprún era lo que les faltaba a los vinagrentos de Jerez. Ese actor personaje al que puedes zarandear y no caerá ni una moneda redonda, quizás una fotografía de su prima la fresca. Toda la vida ensayando para ser así. (…)” / Un texto a propósito de la representación de ‘El régimen del pienso’, de la compañía La Zaranda, en el Auditorio de León.

“¡Ciao!” (A Luis Laforga)

Por VÍCTOR M. DÍEZ.— “La película de hoy empieza con un solo de trompeta que suena a final. (…) Réquiem por Luis Laforga, el compañero que retrató nuestra época. Le conocí antes de conocerle, desde aquella foto mítica en que él mismo fotografiaba un tranvía de Lisboa…”

“¡Ciao!” (A Luis Laforga)

Por VÍCTOR M. DÍEZ.— “La película de hoy empieza con un solo de trompeta que suena a final. (…) Réquiem por Luis Laforga, el compañero que retrató nuestra época. Le conocí antes de conocerle, desde aquella foto mítica en que él mismo fotografiaba un tranvía de Lisboa…”

Se busca esclavo

Por VÍCTOR M. DÍEZ.— “Alojamiento y manutención por trabajo”. “Un sueldo en el futuro”, no me diga más. Podríamos pensar: se veía venir, esto era. Casi lo podríamos decir: lo van consiguiendo. Prende lo que sembraron y lo que crece apesta…

Se busca esclavo

Por VÍCTOR M. DÍEZ.— “Alojamiento y manutención por trabajo”. “Un sueldo en el futuro”, no me diga más. Podríamos pensar: se veía venir, esto era. Casi lo podríamos decir: lo van consiguiendo. Prende lo que sembraron y lo que crece apesta…

Adiós, Europa

Por VÍCTOR M. DÍEZ.— “Primero fueron los egipcios, después los griegos y ahora… Roma. Como en un libro infantil de nueva historia antigua, vemos las viñetas a todo color, los cromos de un Mediterráneo humeante. Otra vez el fin del mundo, en el origen –presunto centro– de la civilización. Mare nostrum, negro charco…”

Adiós, Europa

Por VÍCTOR M. DÍEZ.— “Primero fueron los egipcios, después los griegos y ahora… Roma. Como en un libro infantil de nueva historia antigua, vemos las viñetas a todo color, los cromos de un Mediterráneo humeante. Otra vez el fin del mundo, en el origen –presunto centro– de la civilización. Mare nostrum, negro charco…”

AGCO (Feria del harto contemporáneo)

Por VÍCTOR M. DÍEZ.— Un recorrido por la feria de nuestras vidas que concluye en el stand de la Galería Crisma Rota, donde un pequeño tumulto hace a Norman Foster resbalar con un canapé y cargarse una escultura de sí mismo a tamaño natural. Con ironía, como en el último espectáculo de Albert Pla.

AGCO (Feria del harto contemporáneo)

Por VÍCTOR M. DÍEZ.— Un recorrido por la feria de nuestras vidas que concluye en el stand de la Galería Crisma Rota, donde un pequeño tumulto hace a Norman Foster resbalar con un canapé y cargarse una escultura de sí mismo a tamaño natural. Con ironía, como en el último espectáculo de Albert Pla.

Abriendo en canal (Tierra, casa, cuerpo, soledad…)

Por VÍCTOR M. DÍEZ.— “Soy de una tierra baldía, blanco y negro: leche y carbón, que sobrevive a su coma inducido. A quién se le escapa ya que el poder actual del país ejerce, sobre este córner de la meseta, una venganza simbólica contra la figura del anterior presidente. Muerte a la tierra de Zapatero…”. Así arranca este artículo, que se abre con una cita de Samuel Beckett

Abriendo en canal (Tierra, casa, cuerpo, soledad…)

Por VÍCTOR M. DÍEZ.— “Soy de una tierra baldía, blanco y negro: leche y carbón, que sobrevive a su coma inducido. A quién se le escapa ya que el poder actual del país ejerce, sobre este córner de la meseta, una venganza simbólica contra la figura del anterior presidente. Muerte a la tierra de Zapatero…”. Así arranca este artículo, que se abre con una cita de Samuel Beckett

Idos

Por VÍCTOR M. DÍEZ.— La desaparición de D. Luis, un músico del barrio, y la visión fugaz del fotógrafo JM López por una calle de León, recién llegado de Siria, da pie al autor para reflexionar sobre los que se van, y los que están idos. “Benditos locos que recorren el mundo arrastrando sus pies. Nuestra única patria son nuestros zapatos, moriremos con las botas puestas…”.

Idos

Por VÍCTOR M. DÍEZ.— La desaparición de D. Luis, un músico del barrio, y la visión fugaz del fotógrafo JM López por una calle de León, recién llegado de Siria, da pie al autor para reflexionar sobre los que se van, y los que están idos. “Benditos locos que recorren el mundo arrastrando sus pies. Nuestra única patria son nuestros zapatos, moriremos con las botas puestas…”.

Ante la Ley (o la mala hostia de Montes)

Por VÍCTOR M. DÍEZ.— Un juez ha absuelto a los paladines de la ultraderecha española que, allá por 2006, acusaban al doctor Luis Montes de ser un asesino, comparándolo con Sendero Luminoso, atribuyéndole 200 muertes y otras lindezas que menoscababan su honor, su dignidad y su intachable deontología profesional. (…) Es inevitable volver a pensar en el “conciso” relato de Kafka, titulado ‘Ante la ley’, para entenderlo todo de un plumazo.

Ante la Ley (o la mala hostia de Montes)

Por VÍCTOR M. DÍEZ.— Un juez ha absuelto a los paladines de la ultraderecha española que, allá por 2006, acusaban al doctor Luis Montes de ser un asesino, comparándolo con Sendero Luminoso, atribuyéndole 200 muertes y otras lindezas que menoscababan su honor, su dignidad y su intachable deontología profesional. (…) Es inevitable volver a pensar en el “conciso” relato de Kafka, titulado ‘Ante la ley’, para entenderlo todo de un plumazo.

Yo, gur(tel)

Por VÍCTOR M. DÍEZ.— “Oigo en la radio a un dietista explicando que, en los yogures, el comportamiento de los grupos de bacterias funciona como Chicago años 30: cuando se rompe el equilibrio comienza la guerra de bandos, se desata la violencia y reina el caos. (…) De Chicago a mi nevera y de la fecha de caducidad a los grandes partidos del país…”

Yo, gur(tel)

Por VÍCTOR M. DÍEZ.— “Oigo en la radio a un dietista explicando que, en los yogures, el comportamiento de los grupos de bacterias funciona como Chicago años 30: cuando se rompe el equilibrio comienza la guerra de bandos, se desata la violencia y reina el caos. (…) De Chicago a mi nevera y de la fecha de caducidad a los grandes partidos del país…”

Jujú Rey

Por VÍCTOR M. DÍEZ.— “La decadencia de nuestro rey en un país en que la gente se declaraba, no hace tanto, más juancarlista que monárquica, coincide con el momento crepuscular de la propia caja tonta”. Un artículo sobre la monarquía en el reino de la televisión española, es decir, sobre Juan Carlos y Sofía, “los reyes catódicos”.

Jujú Rey

Por VÍCTOR M. DÍEZ.— “La decadencia de nuestro rey en un país en que la gente se declaraba, no hace tanto, más juancarlista que monárquica, coincide con el momento crepuscular de la propia caja tonta”. Un artículo sobre la monarquía en el reino de la televisión española, es decir, sobre Juan Carlos y Sofía, “los reyes catódicos”.

Feliz año muerto

Por VÍCTOR M. DÍEZ.— “¡Qué feliz año, ni qué niño muerto! Esa voz parece oírse, flotando en el ambiente. Feliz 2020, si llegas; se intuye en el arrebol del viento de enero…”. Así arranca este artículo, mientras el autor desempolva las “Normas prácticas a tener en cuenta por todos los militantes del movimiento obrero” que le envió Toño Morala hará un año…

Feliz año muerto

Por VÍCTOR M. DÍEZ.— “¡Qué feliz año, ni qué niño muerto! Esa voz parece oírse, flotando en el ambiente. Feliz 2020, si llegas; se intuye en el arrebol del viento de enero…”. Así arranca este artículo, mientras el autor desempolva las “Normas prácticas a tener en cuenta por todos los militantes del movimiento obrero” que le envió Toño Morala hará un año…

El hambre y la tierra

Por VÍCTOR M. DÍEZ.— “Vuelve el NO-DO (by TVE), la escuela de “siempre”, la familia de toda la vida, la catequesis. La Seguridad Social se va pareciendo cada vez más a los payasos de la tele; se abre una puerta y sale el señor Chinarro y grita: ¿Cómo están usteeeeedes? Vuelve el partido único y el sindicato vertical…”

El hambre y la tierra

Por VÍCTOR M. DÍEZ.— “Vuelve el NO-DO (by TVE), la escuela de “siempre”, la familia de toda la vida, la catequesis. La Seguridad Social se va pareciendo cada vez más a los payasos de la tele; se abre una puerta y sale el señor Chinarro y grita: ¿Cómo están usteeeeedes? Vuelve el partido único y el sindicato vertical…”