Los nuevos libros al alimón de Ildefonso Rodríguez y Víctor M. Díez

Ildefonso Rodríguez y Víctor M. Díez durante un recital, hace unos días, en el bar Chelsea (León). © Fotografías: Santos M. Perandones.

Ildefonso Rodríguez y Víctor M. Díez durante un recital en el bar Chelsea (León). © Fotografías: Santos M. Perandones.

Por ELOÍSA OTERO

Los poetas leoneses Ildefonso Rodríguez y Víctor M. Díez tocan solos, tocan a dúo, tocan en grupo y forman parte del colectivo de músicos Sin Red —con Chefa Alonso y Cova Villegas—. Amigos y residentes en León, viajeros e improvisadores ambos (el primero con la música y la palabra, el segundo con la palabra y el sonido), estrenan libro de la mano del sello Amargord que dirige Juan Soros.

Ildefonso Rodríguez acaba de publicar Disolución del nocturno, mientras que el poemario de Víctor M. Díez se titula Escrito sonámbulo. Ambos libros se presentarán, al alimón y por partida doble, el próximo viernes 14 de junio en Madrid (sala multiusos de la ONCE, C/ Prim 3, 4ª planta, a las 19,30 horas), y el miércoles siguiente, 19 de junio, en León (Biblioteca Pública, C/ Santa Nonia, a las 20 horas). Los autores se presentarán mutuamente y la lectura terminará con una impro poético-musical.

El sábado 15 de junio, además, ofrecerán un concierto con el cuarteto Sin Red dentro del Encuentro Anual de Improvisadores que, organizado por Música Libre, se celebra durante todo el fin de semana en la Taberna Alabanda (C/Miguel Servet, 15) de Madrid (ver el cartel más abajo).

Sueños hermanados

El nuevo libro de Ildefonso Rodríguez, Disolución del nocturno, ha crecido “como crece una casa familiar a lo largo de los años, con añadidos, estancias nuevas”. En realidad está hermanado con otro libro, Son del sueño (publicado en 1998 en Ave del Paraíso), y, según su autor, “es una gran deriva, un enredo de lo que entonces visitaba mis noches”. Si aquél era un libro inclasificable y fronterizo, al margen de los géneros tradicionales —”una novela tejida de sueños que parece poesía”, escribió alguien—, éste promete también demostrar ser un libro con una firme vocación de autor.

¿De qué está hecho? El autor responde así en la página de la editorial: “La madeja de los sueños como una autobiografía, o el simple placer del retorno a los escenarios de otros tiempos (por mucho que Delfín Prats nos advierta: “no vuelvas a los lugares donde fuiste feliz”). Y adherencias de aquí y de allá, una charla en una reunión de psicoanalistas, anotaciones en el nocturnario, las pelis contadas en El signo del gorrión. Libro de injertos, híbrido, unas veces alzado casi como un poste totémico con muchas muescas, creciente en rostros, figuras, sucesos, polimorfo; otras veces degra­dado, silva de varia lección, un mixtifori, un folletín raro. Ha sufrido sucesivas apariencias (aunque desde el origen mismo desveló su nombre), el olvido, de nuevo la ilusión (por aquello que escribió Henri Michaux: “Tengo que ponerme a escribir para resaltar lo que progresivamente no es nada”). Ahora se acoge a esta última, abierta a la generosidad de otras lecturas”.

Y añade: “Como hace el propio sueño, la escritura recubre con pieles su objeto, lo enmascara, lo estratifica. El autor-lector de un texto semejante deberá conver­tirse en medio paleógrafo, sacar a la luz restos casi ya olvidados de una lengua que una vez tuvo su vida propia”.

Ildefonso Rodríguez es colaborador habitual de TAM TAM PRESS, donde mantiene la sección ‘Despierto y por la calle’, con ilustraciones de Julia D. Velázquez, que él mismo explica así: “Otros títulos podría tener este álbum de la ciudad: sombras chinescas, álbum del mirón… Alguien camina, va, viene (“Lo importante no es llegar, sino ir”, ha escrito R. L. Stevenson), como si entrase en un bazar inmenso, anota en los cuadernos instantáneas, pequeñas iluminaciones, retratos fugaces, mira y anota, durante años, de vez en cuando muestra algo de su recogida…”.

Escrito en el sueño

Víctor M. Díez publica, por su parte, Escrito sonámbulo, un poemario que llega después de Funeral celeste, en el que el poeta bailaba con los amigos muertos. Este nuevo libro tiene que ver con el sueño en busca de sentido, y así lo resume en la página de la editorial:

“Levantarse, andar y hablar son actividades cotidianas que se hacen extrañas en el sueño. Escrito sonámbulo, el octavo libro de poesía de Víctor M. Díez, conjura esta paradoja que es uno de los asientos de las poéticas más exigentes, desde Guillermo de Aquitania hasta Federico García Lorca. No se trata de la ensoñación simbolista sino de un trance que nos lleva a lo chamánico, a una escritura esteparia. Que parece escrita con “el deseo de ser piel roja” (Kafka). Que intenta “cambiar la vida” (Rimbaud) y así hace –en otro sentido– cosas con palabras. Lleva al límite las posibilidades de la sintaxis, al borde mismo del anacoluto, sin por ello abandonar al lector o la búsqueda, a veces angustiada, por la posibilidad de un sentido. Economía verbal que, sin embargo, está fir­memente anclada a los referentes. Al otro, al amor. Escrito en el sueño sin escapar a lo real y su aspereza. Al contrario, escrito sonámbulo para conjurar la nuda vida, que es lo que está en juego en cada una de sus palabras”.

También Víctor M. Díez es colaborador habitual de TAM TAM PRESS, donde mantiene la sección de opinión ‘Desesperando a Godot’, que se completa con otros artículos sobre la actualidad cultural. Además, matiene su blog Oído en tierra, donde va dando cuenta de sus proyectos y actividades.

 Presentaciones de los libros:

  • Viernes 14 de junio, a las 19:30 horas, en la Sala multiusos de la ONCE (C/ Prim 3, 4º planta). Madrid.
  • Miércoles 19 de junio, a las 20 horas, en la Biblioteca Pública (C/ Santa Nonia). León.

En concierto con Sin Red:

  • Sábado 15 de junio, a las 21 horas, en la Taberna Alabanda (C/Miguel Servet, 15) de Madrid.

1-alabanda

Acerca de Eloísa Otero

Periodista y escritora leonesa.

  1. El Pájaro

    Lo escrito en la vigilia se disuelve en lo oscuro (por jugar un poco con los títulos), interesante alimón de estos dos poetas. Feliz acontecimiento para las letras. Expectante ya mismo. Salud

  2. víctor

    gracias, pájaro oscuro
    nuestros ronquidos son tu trino (tinto)

  3. Pingback: Versos sonámbulos en Valladolid con Víctor M. Díez e Ildefonso Rodríguez | Tam-Tam Press

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: