Diálogo poético y artístico entre generaciones a partir de la histórica revista “Claraboya”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Bajo el título de “Claraboya, diálogo poético y artístico entre generaciones”, el Centro Leonés de Arte (CLA) inaugura el viernes 11 de septiembre, a las ocho de la tarde, una exposición sobre la histórica revista literaria fundada en los años 60 por los entonces jóvenes poetas Luis Mateo Díez, José Antonio Llamas, Ángel Fierro y Agustín Delgado.

Por ELOÍSA OTERO

La exposición reúne elementos documentales y artísticos sobre la aportación de Claraboya a la cultura leonesa y española, con especial hincapié en los vínculos entre la poesía y las artes plásticas propiciados por esta publicación. “Claraboya no fue la primera revista literaria que trabajó con ilustradores, pero sí la que lo empezó a hacer con mayor calidad y con más estética”, advierte Luis García, comisario de esta muestra y director del Departamento de Arte y Exposiciones del Instituto Leonés de Cultura (ILC).

Repartida en cuatro salas, la exposición se divide en tres secciones: una histórica-documental, otra sobre el ambiente de la época y una más sobre la influencia de esta publicación en la vinculación entre literatura y artes plásticas en León.

En la primera sala se muestran dibujos, documentos, pinturas, grabados, textos y fotografías sobre la historia de Claraboya, contextualizados en el momento histórico —años 60 del siglo XX— en el que vieron la luz los diecinueve números de la revista. El objetivo no solo es documentar aquella renovadora aventura poética que supuso un hito en la literatura española del franquismo, al igual que su antecesora Espadaña, sino que también busca acercar a los visitantes a la realidad social y cultural de aquella época en León y en España.

Documentos y libros sobre Claraboya. © Fotografía: E. Otero.

Documentos y libros sobre Claraboya. © Fotografía: E. Otero.

Así, por ejemplo, se puede ver un recorte de prensa en el que se recoge un discurso de Franco (“En España amanece”) junto al libro de José Antonio Llamas “No amanece”, entre otras curiosidades. También se han recuperado los documentos fundacionales de la revista y una buena muestra de libros y publicaciones relacionadas de una forma u otra con Claraboya.

Hay fotografías históricas, como el maravilloso retrato que le hizo Manuel Martín al poeta Agustín Delgado, ya fallecido, y se han reproducido a tamaño grande las portadas e ilustraciones que realizó Higinio del Valle para la revista. Aparecen también retratos de otros poetas “mayores” vinculados de una forma u otra a Claraboya, como Antonio Pereira, Gaspar Moisés Gómez, Victoriano Crémer, Antonio González de Lama y Antonio Gamoneda, realizados por los pintores Modesto Llamas Gil y Petra Hernández.

Documentos y libros sobre Claraboya. © Fotografía: E. Otero.

Documentos y libros sobre Claraboya. © Fotografía: E. Otero.

En la segunda sala se han reunido obras de veteranos artistas leoneses como Alejandro Vargas, Manuel Jular, Luis G. Zurdo y José Antonio Díez (pintor, ilustrador y ceramista, hermano del escritor Luis Mateo Díez), realizadas en los años 60, algunas de las cuales se muestran al público por primera vez —como dos cuadros impresionantes pintados por Vargas en 1964, representativos “de la sordidez de aquellos años”, en palabras de Luis García—. “Hemos intentado generar el ambiente de la época, ese León oscuro que no mira hacia el futuro, anquilosado, dormido, en el que la Iglesia tiene un peso muy importante”, apunta García. “Y hemos logrado reunir una serie de piezas pictóricamente fantásticas”.

Pieza de Jesús Palmero dedicada a Leopoldo María Panero, fotografíado a su vez (izd.) por José Ramón Vega. © Fotografía: E. Otero.

Pieza de Jesús Palmero dedicada a Leopoldo María Panero, fotografíado a su vez (izd.) por José Ramón Vega. © Fotografía: E. Otero.

En dos últimas salas confluyen obras de poetas y creadores leoneses de distintas generaciones, que simbolizan la vinculación íntima entre la plástica y la literatura a partir de aquella Claraboya que sin duda iluminó nuevos espacios de exploración e intercambio entre los creadores leoneses.

Los fotógrafos Manuel Martín, Amando Casado y José Ramón Vega, el poeta y fotógrafo Ramón Núñez, los escultores Castorina y Amancio González, los artistas Jesús Palmero e Higinio del Valle, los poetas y artistas Juan Carlos Mestre y Adolfo Alonso Ares, entre otros, confluyen en un diálogo poético y artístico entre generaciones. Sobresalen de forma especial entre ellas, por su fuerza plástica, la pieza que Palmero dedica al poeta Leopoldo María Panero, titulada “Conejito blanco, vuelve”, así como las dos grandes esculturas en madera de Amancio González que se han colocado en los pasillos, entre las salas.

Portada del libro.

Portada del libro.

El libro “Claraboya y sus amigos” —editado por Eolas Ediciones en 2014, con motivo del 50 aniversario del nacimiento de la revista— sirve como catálogo de esta exposición. Cincuenta y tres autores y más de una docena de artistas plásticos y fotógrafos han dejado su impronta en este hermoso volumen, intentando transmitir la importancia que la revista leonesa tuvo en su momento y la huella que les dejó a medida que se fueron encontrando con ella a lo largo de sus vidas. “En este libro hemos buscado mostrar lo que fue Claraboya y también su posterior conexión con las corrientes artísticas más actuales”, resume el editor Héctor Escobar, para quien lo que más llama la atención de esta exposición es “la implicación tan importante de Luis García, cuyo fantástico trabajo de recopilación de obras artísticas y documentos históricos es prácticamente una tesis sobre Claraboya“.

La exposición permanecerá abierta al público en el Centro Leonés de Arte (CLA) hasta mediados de octubre, y el horario de visitas es de martes a viernes de 18 a 21 horas, y sábados, domingos y festivos de 12 a 14 horas. Los lunes cierra.

: : Pequeña historia de la revista “Claraboya” (1963-1968)

Claraboya.En 1963 nació Claraboya, de la mano de cuatro poetas veinteañeros, cuatro “ácratas apacibles” en palabras de Agustín Delgado, uno de sus promotores junto a Luis Mateo Díez —que más tarde abandonaría la poesía por la narrativa—, Ángel Fierro, José Antonio Llamas y el pintor Higinio del Valle.

Bernardino M. Hernando, Eutimio Martino y Antonio González de Lama figuraron entre sus mentores —el primero como director de la revista en sus primeros números—, y entre sus colaboradores contaron con Antonio Gamoneda, Antonio Pereira, César Aller, Gaspar Moisés Gómez, el pintor Manuel Jular

Sus impulsores pretendían una revisión de posturas literarias y defendían una poesía “dialéctica”, en oposición a la “poesía veneciana” y a los planteamientos de la antología Nueve novísimos poetas españoles de Castellet (a los que tacharon de neodecadentes y neocapitalistas).

En aquellos años oscuros de la dictadura franquista Claraboya buscaba convertirse en el vehículo de una nueva generación literaria, y marcó un hito fundamental en la renovación poética de la década de los sesenta. Su cierre en 1968 por orden de Manuel Fraga, entonces ministro de Información y Turismo, supuso la publicación de un libro en la editorial El Bardo: Equipo Claraboya: Teoría y Poemas, en el que se recoge de forma valiente toda la historia de la publicación.

A lo largo de los 19 números que aparecieron entre octubre de 1963 y febrero de 1969 el lector va de sorpresa en sorpresa. Porque en Claraboya, como se ha ocupado de estudiar Juan José Lanz, habitó la vanguardia, una vanguardia comprometida y crítica, junto al realismo más directo y la poesía social. Gabriel Celaya, Pere Gimferrer, Manuel Vázquez Montalbán, José-Miguel Ullán, Diego Jesús Jiménez, José María Guelbenzu, Aleixandre, Gamoneda, Claudio Rodríguez, José Ángel Valente, Félix Grande, Francisco Ribes… son algunas de las firmas que se suceden por sus páginas, junto a traducciones de textos de poetas no hispanos incuestionables (como Nazim Hikmet, traducido por Gamoneda).

Entre los méritos de esta publicación destacan la ruptura consciente con la poesía precedente, de carácter social-intimista, su afán renovador desde un espíritu lúcido y crítico, la apertura hacia la poesía extranjera, hacia la poesía hispanoamericana y los poetas del 27, Cernuda sobre todo. También dedicó números especiales a los poetas gallegos y a los poetas cubanos pujantes en aquella época, así como un monográfico volcado hacia la beat generation (Ginsberg, Kerouac, Corso, Ferlinghetti…).

Como ha advertido el crítico Manuel Rico: “En el fondo, Claraboya fue el espejo de una etapa poética mucho más compleja de lo que ha establecido la historia oficial. Un tiempo joven bajo la dictadura. Un tiempo en el que, contra el miedo, Llamas, Mateo Díez, Fierro y Delgado crearon la casa de todas las rupturas y todas las iluminaciones. Poéticas, por supuesto”.

: : Poema “No amanece”, de José Antonio Llamas

No amanece.
Pasan los días y no amanece.
Pasan las nubes sobre el mar y no amanece.
Nos dijeron que el mundo caminaba hacia la luz,
que todo estaba en su sitio,
que detrás de la noche vendría el alba y detrás el amor.
Pero se alarga la noche y no amanece.
Trabajamos en la noche, nos odiamos, caminamos
con los brazos en alto, despertamos en la noche
y vemos sombras de otras sombras que también caminan.
Y no amanece.
Despertamos con los puños cerrados;
vamos bajando la voz cada vez más, cada vez más,
cada día trabajamos en la noche, tropezando
con los ciegos y los muertos,
respirando esta noche pegajosa
que nos ama como a bellos esclavos.
Y no amanece.
Pasan las horas y no viene el alba.
Pasan las nubes y no hay nadie, entre nosotros,
Que se rompa el corazón para que pase la noche.
No hay nadie que se indigne hasta cortar las raíces.
No hay nadie que reúna los gritos.
Nadie.

Información relacionada:

Cartel de la exposición sobre la revista Claraboya.

Cartel de la exposición sobre la revista Claraboya.

Acerca de Eloísa Otero

Periodista y escritora leonesa.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: